En Valonmano con V nos encantan las historias de la gente que es inconformista con nuestro mundo. Gente que decide dedicarse a los demás. Gente que eleva a lo más alto la nobleza de nuestro deporte como es el caso de Roberto y Rebeca. Hoy les presentamos el proyecto de este joven matrimonio: Balonmano Chad.

“La idea surgió en una cena de la Fundación Ramón Grosso. La Fundación lleva tiempo trabajando con la escuela San Francisco Javier, en la localidad de Toukra, con proyectos deportivos que al final son una excusa para llevar allí ayuda humanitario y recursos de los que no disponen”. El propio Roberto Álvarez cuenta como el inicio del proyecto se gestaba en una cena solidaria de la fundación que lleva el nombre del exfutbolista del Real Madrid y el mismo martes de la semana siguiente ya estaban reunidos con Ramón, quién dirige la fundación.



El proyecto de Balonmano Chad tiene unos objetivos muy claros, tal y como dice Roberto con sus propias palabras: “Queremos prestar ayuda llevando allí nuestro humilde deporte, aunque de robustos valores“. La situación del balonmano en Chad, el tercer país por la cola en el Índice de Desarrollo Humano, es muy precaria como en tantos otros aspectos de la vida allí, de hecho el 80% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. “Prácticamente no hay material, si se pincha el balón, los partidos se detienen hasta que se consigue uno nuevo que puede tardar muchas semanas en llegar“. Con tan poco material y tan precario es evidente que la práctica del balonmano en Toukra y todo Chad se hace muy difícil, pues también falta material básico cómo zapatillas.

Cuenta Roberto dos claros ejemplos de la precariedad del balonmano chadiano: “Hay mucha gente que juega con calzado que no es adecuado como botas de invierno, porque no tienen otro tipo de calzado. Todo esto dificulta muchísimo la práctica del deporte, hasta el punto que el Cura del colegio terminó siendo el mejor jugador de la liga pese a que nunca antes había jugado a balonmano”.

El proyecto de apenas dos meses de vida va creciendo poco a poco. Hace solo unos días Balonmano Chad cerraba un acuerdo con el presidente de la Federación Madrileña de Balonmano José Javier Hombrados para la cesión de material deportivo indispensable. Del mismo modo Roberto y Rebeca se están moviendo para poder conseguir poco a poco más recursos. Cualquiera puede aportar su granito de arena con una donación, participando en sorteos que organizan por redes sociales, grabando un vídeo de apoyo como ya han hecho muchos vestuarios… o dando a conocer la historia como podemos hacer nosotros, los medios de comunicación.



Más allá de la ayuda humanitaria que puedan aprovechar para llevar en sus viajes, como medicación o ropa, otras tareas están en la agenda de Balonmano Chad. Uno de sus motivos es también el de formar entrenadores locales para poder generar un ecosistema de balonmano más fuerte que el existente.

No todo es balonmano

La Fundación Ramón Grosso tiene otros proyectos deportivos en la misma escuela, como los equipos de judo y de gimnasia rítmica. El objetivo para todos estos proyectos es más que ambicioso: poderse dar a conocer en unos Juegos Olímpicos. No ir a competir, que es algo que queda a muchos años de distancia todavía, pero si ir a modo de exhibición para aprovechar el gran aparador mediático que son las Olimpiadas para dar a conocer la precaria situación que vive Chad ahora mismo.

Un matrimonio joven con enormes corazones, humanidad y balonmano. Como nos gustan estas historias. No porque creamos que sean bonitas, precisamente al contrario, porque nos recuerdan que el mundo no es bonito en todos los lados pero por suerte hay gente dispuesta a luchar para revertirlo.



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Todos los ingredientes sobre la mesa. Los dos mejores equipos del grupo D de la 1a Estatal se...

La aventura germana de las ‘Guerreras’ en Trier alcanzaba hoy su segunda parada: Paraguay. El Arena...

Llegar en metro a Dos Hermanas y sentir inevitablemente una sensación de familiaridad. El...

Deja una Respuesta