Todos los ingredientes sobre la mesa. Los dos mejores equipos del grupo D de la 1a Estatal se cruzaban en el pabellón municipal de La Verneda para el que se prometía como el partido de la jornada. Sant Martí Adrianenc, anfitrión de la contienda, llegaba contando todos sus partidos por victorias e invicto; por la otra parte, Sant Quirze venía de sufrir una derrota in-extremis en ‘Sanes’ que le había despojado de la imbatibilidad. Un encuentro que podía catapultar a los de la Ciudad Condal a lo alto de la tabla con 4 puntos de diferencia con el segundo, o que podía devolver a los ‘kiris’ al liderato, empatados con su rival.



Con un ambiente inmejorable en las gradas, la pareja arbitral formada por Lorena García y Tania Estévez señalaba el inicio del partido. La primera mitad fue un intercambio de fuerzas y choques de alta tensión. Con defensas fuertes a ambos lados y un talento ofensivo sin precedentes en la categoría, Sant Quirze tomó una primera ventaja de 2 goles a los 15 minutos (6-8). Sin embargo los jugadores dirigidos por Lorenzo Rueda reaccionaron a tiempo y le lavaron la cara al encuentro, remontando la diferencia y llegando a la media parte con un gol de ventaja y con posibilidad de aumentarla tras errar la última acción (14-13).



La segunda mitad se prometía como un calco de la primera. Ambos equipos descansados, y con un planteamiento muy similar al que había acabado la primera parte se aventuraban a romper el marcador. La buena defensa del equipo vallesano, junto a los errores ofensivos en el ataque ‘adrianense’ propició una racha de contragolpes que dejó el partido roto en apenas diez minutos, con un parcial de 2-9 que dejó un marcador de 16-22 en el minuto 40. La rapidez de Victor Saéz en el contraataque y las intervenciones esporádicas de Alejandro Capón mantuvieron el ritmo de Sant Quirze, que alcanzó su máxima ventaja de 10 goles en el minuto 51, con el 21-31.

Destacar la excelente subida al contraataque del equipo vallesano y el exquisito criterio de dirección de juego de Álvaro Pérez-Ortiz Acedo que, a pesar de no marcar en todo el partido, fue uno de los artífices del éxito kiri. En los instantes finales del encuentro, un Sant Martí desdibujado poco pudo hacer ante la intensidad del combinado de Jaume Soler, que mostró su mejor cara ante un equipo que mostró su peor faceta, derrotado finalmente por 24-34.



Empate en lo alto de la tabla

Un huracán rojo y verde dejó su rastro por el barrio de Sant Martí-La Verneda la tarde del sábado y escaló hasta lo más alto de la clasificación con 24 puntos – empatado con Sant Martí – a 2 jornadas de finalizar la primera vuelta y con su próximo compromiso ante el Handbol Esplugues. Por su parte, el equipo barcelonés deberá reaccionar para no caer en una mala dinámica que le complique la lucha por el ascenso. Su próxima cita será en su mismo feudo, dónde recibirán al BM. Granollers, ante el reto de recuperar su mejor cara y sumar antes del parón navideño y con el objetivo de seguir colíderes.



 

Sergi Laliga
Sobre el Autor

Estudiante de Periodismo en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. Amante y jugador de balonmano en el Handbol Sant Vicenç.

Artículos Relacionados

Las víctimas mortales del accidente de este lunes al atardecer en la AP-7 en Vallgorguina son dos...

Finaliza con gran éxito el Torneig Ciutat d’ Esplugues 2018, firmando su vigésimo tercera edición...

Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.