Llegó el gran día. El día de la gran final. Los nervios a flor de piel y la adrenalina por las nubes. El cansancio de los jugadores pasaba a un segundo plano mientras que los entrenadores perfilaban el mecanismo perfecto para vencer a su rival.

Después de seis días de competición en Galicia al máximo nivel, las dos mejores selecciones cadetes masculinas, Cataluña y Castilla y León,  se enfrentaban para llevarse el Campeonato de España.

Cataluña no entró en el choque hasta el minuto quince. Los de Castilla y León no dudaron en aprovechar el momento para mandar en el marcador. La defensa abierta de los catalanes benefició por completo a los castelloleoneses que penetraban sin problema. Además, el bloque defensivo de los visitantes resultaba muy difícil de franquear para los de Josep María. Fue este quién se vio obligado a parar el partido para frenar el rodillo castellano después de un parcial en contra de tres goles.

Los leoneses no perdieron el ritmo y siguieron con la misma intensidad, lo que les permitía robar balones y salir al contraataque, donde no fallaban. El brazo de Javier Gómez era un sufrimiento para Cataluña. Sin embargo, las dianas de los catalenes Marc, Marti y Albert permitieron recortar distancias, provocando así el tiempo muerto de  los castellanos. Fueron los porteros de ambos equipos, los protagonistas de los últimos minutos de la primera parte.



Los dos equipos se marchaban al vestuario sabiendo que tenían que mejorar muchos aspectos si querían liderar la final, en especial Cataluña, que se iba al descanso con tres goles de desventaja,16-19.

En la reanudación, los dos finalistas salieron con ganas de llevarse el partido pero las defensas no  acompañaban a ninguno de ellos,sobre todo a Cataluña, que intentaba probar cosas nuevas pero sin éxito. Los goles de Javier Gómez seguían siendo muy importantes para el conjunto leones y los del catalán Albert para que su equipo no se descolgara de la contienda.

La actuación interestelar de Jan Roff permitió que en el minuto quince de la segunda parte, los catalanes se pusieran a tan solo un tanto de su rival. Sin embargo, Antonio y Kevin no se dieron por vencidos e impusieron un parcial de 0-3.

Cuando tan solo quedaban cinco minutos para el final del encuentro, Cataluña conseguía empatar. A partir de este momento, el partido fue un continuo tira y afloja.

Arnau Fernández anotó un tanto que permitió a su equipo ponerse por delante en el marcador por primera vez en toda el encuentro. Fue en este momento cuando el castellano Marcos Martínez tuvo que recomponer a su equipo en un tiempo muerto vital para afrontar los últimos minutos de la final.

Los leones no supieron reaccionar a las dianas de  Artur, Marc, Arnau y Jan, que lanzaron el balón al fondo de la red y se despegaban en el marcador. Los nervios se hicieron dueños de los  castellanos que no pudieron hacer nada para remontar.

Pitido final, Cataluña campeona de España, 37-34.

MVP DE LA FINAL: JAN ROF


Ficha técnica:

37-CATALUÑA: Camprubi (4), Fernández (6), Parera (4), Sotillo, Fortuño, Gurri, Rof (11), Permanyer, Ferre (7), Ruiz(3), Zarzuela, Escoda (2), Domenech, Alferez, Pallarés, Zudaire.

34-CASTILLA Y LEÓN: Marugan, Sanz, Guarido, Martínez (4) , Gomez (11) , García (4), Torio, Perez (2) , Pescador Casares, Alonso, Kevin Lodos (2) , Alejandro Lodos (4), Alonso, Sánchez, Roldan.

Árbitros: Aaron Sestay Prieto y Pedro Eiras Abalde (C. A. Galicia)



 

Paula Lobaco
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

España consiguió tan solo un oro olímpico en Buenos Aires 2018. ¿Adivinan cuál? El de los...

Óscar García es un jugador valenciano, más concretamente de Puerto de Sagunto, que comenzó a...

Tras estos emocionantes días en Gijón y Pozuelo, el Campeonato de España cadete #CDEInfantilBM se...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.