La muralla bajo palos de los Hispanos

España, ESPECIALES  /   /  Por Jimmy Martín  /  273 views


Pasada ya la resaca de la flamante medalla de oro de los Hispanos en el Europeo de Croacia, toca empezar a desmenuzar las claves del triunfo con más calma. La primera de las aristas a analizar es la que tal vez más destacó en los dos últimos partidos: La portería. Desde el primer día sabemos que Jordi Ribera se propuso hacer un escalado relevo generacional en toda la selección española y la portería ha sido una prueba de ello.

Tanto en el pasado Mundial como en este europeo el técnico gerundense ha optado por acudir al mundial con dos guardametas más que contrastados como son Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales. Ambos juegan en dos de los mejores equipos del mundo y les queda todavia muchos muchos años de carrera (los dos tienen 27 años). Con estos dos nombres como perfil más joven parece fácil apostar por ellos, pero no olvidemos que quién se queda fuera de la convocatoria son porteros de la talla de Arpad Sterbic o José Manuel Sierra.


ANDREJ ISAKOVIC | AFP


Los primeros partidos arrancaron con actuaciones más discretas en las primeras partes por parte del portero del Fútbol Club Barcelona Gonzalo ligeramente mejoradas en las segundas partes por el gallego Corrales. Poco  poco las actuaciones del toledano fueron mejorando hasta el punto que cerró su participación en la competición en el último partido de la Main Round con un 34% de paradas, una estadística nada mala teniendo en cuenta que se trata de la competición con los mejores jugadores del mundo. El cómputo global para Corrales fue de un 32% de paradas, una estadística muy pareja aunque con menos paradas y menos lanzamientos. El tercer actor en el arco español fue Arpad Sterbic, leyenda viva de nuestro deporte, que merece un punto y aparte con nuevo párrafo.

Como decíamos, Gonzalo estaba cuajando un fantástico campeonato con sus intervenciones, tanto por la cantidad de ellas como por ser capaz de hacer paradas en los momentos más difíciles. Pero por desgracia ante el partido contra Alemania que los Hispanos terminarían ganando para certificar su paso a semifinales Gonzalo se veía obligado a abandonar la competición por lesión. Los franceses por un lado y daneses y suecos por el otro podrían haber pensado que sería una ventaja para ellos que España perdiera a su mejor portero en la competición, pero en su caso el remedio fue peor que la enfermedad.


Foto: Euro EHF Croatia 2018


Arpad llegó para las semifinales ante Francia donde nos deleitó con unas selectivas y selectas intervenciones en los lanzamientos de 7 metros, deteniendo ante verdaderos especialistas como K. Mahé o M. Guigou. La actuación se Sterbik en la segunda mitad de la final ante Suecia también fue memorable, poniéndose a la altura de la portería sueca (estadísticamente la mejor dupla de porteros del campeonato), incluso mejorando su actuación.

La portería española fue, con sus tres protagonistas, una de las mejores del campeonato. Números en mano tanto Gonzalo como Corrales están entre los 20 mejores porteros del campeonato, solo les superados como pareja en estadísticas por las porterías de Suecia y de Alemania. Pero no termina ahí, Arpad Sterbik no puede estar entre los 20 mejores del campeonato estadísticamente, puesto que apenas disputó más de 30 minutos en todo el campeonato, pero su actuación se ajustó a lo que decía el spot de los Hispanos: aquello que no se puede medir. Aunque en estadísticas Arpad fue el mejor portero del Europeo en los 7 metros junto a Gustavsson y Saldatsenka, la sensación de intimidación que transmitió fue sin duda un gran argumento intimidatorio para los rivales de la selección española.

La portería hispana, determinante

Por todos estos motivos, la portería española fue determinante en esta histórica medalla de oro. Recuerden que nunca un equipo ha sido campeón sin un gran portero, en este caso han sido tres grandes porteros. Aunque siempre nos quedará esa eterna duda: ¿Por qué tenemos que ser siempre los porteros los que pongamos el espectáculo?


Foto: Euro EHF Croatia 2018



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Hace una semana las jugadoras y los jugadores del Club Balonmano Móstoles llegaban al pabellón...

La de hoy es una historia familiar. Una historia de éxitos en familia a la vez que una familia de...

Hand Porters, tras varios meses consolidándose como la gran oferta de formación para porteros y...

Deja una Respuesta