Hace unas semanas Valonmano con V compartía con ustedes en exclusiva un documento donde los cuerpos técnicos de la Federación Galega de Balonmán dimitían en bloque por la disconformidad unánime de la gestión por parte de la directiva. En dicho documento firmaban todos los entrenadores y entrenadoras y delegados y delegadas de la Federación y decían solidarizarse con Bruno López, Ignacio Permuy y Fernando Mosquera, que ya dimitieron días antes.



El comunicado destaca la mala organización del CESA2018 y una dinámica que ellos consideran que hace retroceder al balonmano gallego en vez de progresar. Sorprenden las declaraciones del presidente de la Federación Galega de Balonmán, Jose Luis Pérez Ouro, que ante estas duras críticas y las más de 20 dimisiones ha afirmado con tranquilidad a Valonmano con V que “pese a que el CESA fue mejorable, creo que estuvimos a la altura. Yo soy el presidente y obviamente quien asume toda responsabilidad, aunque era Bruno quien realmente lo llevaba”. J.Luís Pérez también confirmó que volverá a presentarse como candidato a la presidencia de la Federación en las próximas elecciones.

El presidente también recalcó en tono calmado que no hay por parte suya una pérdida de confianza hacia los cargos directivos que han dimitido, solo tiene palabras de agradecimiento por el trabajo hecho durante estos años, además de transmitir un mensaje de normalidad.



 

Ignacio Permuy, uno de los cargos que dimitieron, declaró en exclusiva para Valonmano con V con tono impotente: “Los motivos de nuestras dimisiones son de diferencias en el modelo de gestión. Estamos cansados, por eso dimitimos, para descansar. Me gustaría que el balonmano gallego haga una reflexión y la Federación también haga una reflexión, que las dimisiones sirvan para algo“.

Nacho (Ignacio) quiso insistir: “Me gustaría añadir y decir públicamente que nosotros no sabíamos que los entrenadores dimitirían después de nosotros, para nada era algo planificado. La sensación que nos invadió en cuanto nos enteramos fue de respaldo hacia nosotros”. Finalmente concluyó: “Once años de Bruno en la Federación y yo he estado siete años. Estoy destrozado. Trabajo en otro lado y aposté por lo que me gustaba, iba a la federación por ilusión, noto que se me ha roto una parte del corazón. El tiempo dirá hasta que punto de reflexión se llega y si ha servido de algo”.


Foto: Xoel Gil


Fuentes cercanas afirman que Nacho se dedicaba en cuerpo y alma a su tarea en la federación, una tarea solo remunerada, como se suele decir, por el amor al arte. “Cuando te enviabas correos electrónicos con Nacho por algo referente a la Federación, a menudo veías que te respondía a las tres de la madrugada. Eso era porque a menudo se quedaba despierto hasta las tres y más tarde. Nadie le ha reconocido ese trabajo a Nacho y a más gente como él como se debe“.

Entre las diferentes voces que hay críticas con el actual modelo de Federación hay una constante que se repite. Los conceptos “arcaico” y “presidencialista”. Según ha podido saber Valonmano con V, en la actual junta directiva de la Federación Gallega no solo hay algunos cargos que se limitan a ocupar su puesto sin tomar ningún tipo de participación activa, si no que toda decisión se toma en base al criterio de una sola persona. Otra de las voces que muy amablemente se prestó a hacer declaraciones para esclarecerlo todo fue Óscar Pérez, uno de los entrenadores que decidió sumarse a las dimisiones:

“El balonmano en Galicia en los últimos años no ha evolucionado hacia una mejor profesionalización, y siquiera se han incorporado las nuevas tecnologías. Hay menos licencias y menos clubs que hace años. El balonmano gallego necesita un cambio en la presidencia, tal vez esta persona no es un problema en sí, pero la solución pasa por un cambio. Los entrenadores hablamos con entrenadores de otras comunidades autónomas, vemos su forma de trabajar y sus recursos y nos morimos de envidia. No puede ser que todo dependa de una sola persona que además está empeñada en que todo siga igual. Solo el hecho que hubiera nuevas candidaturas ya seria bueno; solo eso implicaría que hubiera que escuchar las propuestas para mejorar”.

El mismo Óscar nos cuenta como en el pasado él mismo había mandado propuestas a la Federación, como crear una bolsa de entrenadores para facilitar el contacto entre estos y clubs, pues el balonmano gallego está muy concentrado en Pontevedra y la población gallega es muy dispersa. Nunca obtuvo ni siquiera una respuesta.



Por lo tanto este aluvión de dimisiones es un grito de auxilio para el balonmano gallego, ahora mismo con una estructura que no está a la altura de su gente, pues de sobras es conocido el amor con el que vive nuestro deporte en Galicia. Por eso llegaron las dimisiones. Óscar insistía en este aspecto: “Yo también tengo mis propios motivos para dimitir. Otra gente también tiene más motivos añadidos. El tiempo que todos y cada uno de nosotros le dedicamos al balonmano es por pasión, no recibimos ningún tipo de retribución a cambio. Todos sabíamos del esfuerzo y la dedicación de gente como Bruno, Patricia o Nacho. Era un buen momento para apoyar a esa gente“.

El futuro, en el aire

Hoy por hoy no hay constancia de ninguna candidatura para las próximas elecciones que pueda hacer frente a la del actual presidente Jose Luís Pérez, aunque la disociación entre directivos y cuerpos técnicos y jugadores es más que evidente. Son varios los integrantes de cuerpos técnicos que dimitieron los que afirman que nunca se les ha dirigido personalmente su presidente, que apenas le conocen en persona, algo que todos destacan como significativo.



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Suena el silbato, el árbitro señala el final del partido y el balón cae al suelo. Los jugadores...

El partido reunirá por primera vez una selección de categoría sénior de Castilla y León, con...

El Super Amara Bera Bera conquistó su quinto título de campeón de la Liga al imponerse por 24-28...

2 Comentarios
 
  1. Montserrat gonzalez 10/05/2018 at 11:39 AM Responder

    Madre jugador y aficionada balonmano . Mi total apoyo al vicepresidente Bruno por su comportamiento e intención en su cargo . Ahora me parece q pej Pablo Blanco se está subiendo al carro ya q su comportamiento como entrenador es muy cuestionable . Y añadir q hay q mejorar mucho dentro del campo arbitral

  2. Sonia Vilar 10/05/2018 at 4:49 PM Responder

    Integrante dun humilde club de Coruña, o Balonmán Xallas ( donde a nosa filosofía se basa en conseguir avances e logros cun traballo conxunto e con moitas ganas …)

    Bruno e Nacho son un claro referente para o balonmán gallego na última década (polo seu traballo, dedicación, estar para botar unha man, ganas, … )

    Este maravilloso deporte merece eso e mais, merece poder avanzar e lograr.
    É moi necesario un cambio para conseguilo, xente con ganas, sólo fan falta GANASSS!!!

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.