Tal día como hoy, hace tres años, la vida se llevaba a un ejemplo de superación y alegría para muchos: Albert López Ortega. El exjugador del Balonmano Granollers murió tras no conseguir ganar la batalla a un cáncer. Previamente había superado dos tumores, uno de ellos de pulmón. En Valonmano con V ya nos acordamos de él y le ortogamos el distintivo de “Personje del año 2015”. 

Albert se consideraba un amante del balonmano y durante el primer tratamiento, cuando aún formaba parte de las filas del conjunto vallesano, “Fari” (así es como le llamaban sus compañeros de equipo) no dejó el deporte que llevaba en la sangre desde pequeño. En 2010, hace 7 años, le diagnosticaron por primera vez la enfermedad. Tras siete meses de tratamiento, Albert López consiguió superar el cáncer sin dejar de jugar al balonmano. Pero poco tiempo después, la terrible enfermedad le “volvió a llamar a la puerta”, tal y como él explicaba, esta vez en el pulmón. No fue hasta el segundo cáncer cuando los protocolos le advirtieron del riesgo de alternar la curación con el deporte, así que decidió tomar partido y abandonar las pistas. Esto no supuso nada para el catalán que buscó estudiando Arquitectura en la universidad otra meta en su vida.



Su tercer diagnóstico, tras encontrar un bulto en la espalda, sacó a la luz las peores noticias y fue entonces cuando el joven decidió iniciar el proyecto “Vivir a contracorriente” donde ofrecía a través de su web y de las redes sociales, su historia con un trasfondo de superación que los lectores captaron de inmediato.

Coronó su vivencia con la redacción de un libro que tiene como título Piloto de vida donde “transmitía todos los valores para vivir”. Las redes sociales echaban humo cuando se conoció la fatal noticia del fallecimiento de Albert.

Este proyecto de vida de Albert López empezó a darse a conocer en todo el país gracias al interés de jugadores de balonmano, especialmente los de la selección española participantes en el Mundial de Catar, y de deportistas de todas las disciplinas. El propio Albert lo aprovechó para intentar llegar a todas las personas y “transmitir todos los valores para vivir”, tal y como él quería Su historia la compartieron todos los medios de comunicación, su libro “Piloto de un cáncer” tuvo su puesta de largo en Sant Jordi y Albert y su proyecto de vida eran cada vez más conocidos.

Desde Valonmano con V, tenemos muy presente a una persona que se ha convertido en un ejemplo de fuerza y energía para muchos y, sobre todo, nos ha dado una importante lección de vida que no debemos olvidar jamás: no pierdas nunca la sonrisa.

Siempre te recordaremos.



 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Tal y como adelantamos, hoy 23 de Abril damos a conocer las ganadoras del II Certamen literario...

Suena el despertador. Son las siete de la mañana de un miércoles de Semana Santa, estás de...

Gracias al éxito de Hand porters durante los últimos años, la organización ha decidido seguir con...

Deja una Respuesta