Empezó desde abajo y con sus amigos. La misma historia para la música que para el deporte. Y es que alguien que hace rap de entre toda la música posible es alguien con una personalidad especial, que no busca la grandeza en el dinero si no en el resto de intangibles. De la misma manera que quien escoge el balonmano de entre todos los deportes.

Sergi García aka Esegé es barcelonés de cuna y barcelonés de barrio. Muy de barrio, concretamente del de Vallcarca. En varias ocasiones escuchamos en sus letras reivindicaciones del orgullo de barrio, y de como vivir lejos del centro es como vivir en otra ciudad. Los “Homes Llúdriga” (“Hombres Nútria” en catalán) van ganándose poco a poco un hueco en la escena rap y por eso nos hemos parado a hablar con Esegé, con pasado en el balonmano barcelonés.

El nombre del grupo no deja de ser llamativo, pero cuando le preguntamos por su origen nos explica como se trata de una simple broma entre amigos que ahora ya ha quedado para siempre. Sencillo como la vida misma de quien trabaja en el taller de la empresa familiar y vive la música como una afición que pasó a ser más seria cuando en 2014 empieza a invertir en ella.


Imagen del videoclip "Identitat" de Pinan. Fuente: Youtube

Imagen del videoclip “Identitat” de Pinan. Fuente: Youtube


Él mismo nos confiesa como todavía a veces siente nostalgia por jugar a balonmano y por los clubes que defendió: la Escola Farigola de VallcarcaIES Montserrat, Sant Martí y Handbol Claret. En la misma imagen de cabecera vemos al Sergi con la camiseta que defendía en edades de juvenil, mostrada en un videoclip titulado “Indentitat”. Conozcamos ya con sus propias palabras su historia:

Valonmano con V: Cuéntanos tu trayectoria en el balonmano

Esegé: Empecé jugando en el equipo de mi escuela, l’escola Farigola de Vallcarca, más tarde me enteré que fue el primer equipo mixto de la ciudad, aunque no estoy seguro de ello. De allí pasé al equipo del IES Montserrat. Cuando llegamos a categoría Infantil, el colegio tenía un acuerdo para que jugáramos en el pabellón de la Verneda del Sant Martí. Cuando terminamos la edad escolar ya nos quedamos en el club. Más adelante pasé un par de años sin jugar y para volver busqué algo que fuera más lúdico, así encontré al Handbol Claret, que jugaban “de trankis” y era lo que quería.

Valonmano con V: ¿De qué jugabas?

Esegé: Siempre fui el típico extremo izquierdo con la velocidad como característica principal. Las acciones de contraataque me encantaban, defender también era una de mis facetas favoritas. Como solemos decir “me gustaba pegar”. También reconozco que a veces no era muy correcto con los árbitros…¡Y eso que también fui árbitro! En mis últimos años en el Handbol Claret pasé a jugar a la primera línea. Como jugador me quedé con una espinita clavada… siempre quise jugar de portero pero nunca convencí a ningún entrenador.

Valonmano con V: ¿Algún recuerdo especial?

Esegé: Recuerdo especialmente una final de consejo escolar jugada en el Palau Blaugrana contra un cole clásico de la ciudad, el Safa Horta, que casi ganamos. Luego está la final que sí ganamos de verdad, una copa catalana jugada en Amposta.

Valonmano con V: ¿Qué crees que diferencia el balonmano del resto de deportes?

Esegé: Supongo que cada uno pensará lo propio de su deporte, pero creo firmemente que la gente que juega a balonmano es algo diferente a la del resto de deportes. Los ves en las categorías más bajas y amateurs, dónde la gente jugando es más noble que en otros sitios. Por supuesto que hay de todo, pero veo pocos equipos dónde haya lucha de egos y acciones y actitudes tan feas. Luego también se ve con los jugadores profesionales cuando hablan con los medios.

Hay un tono diferente en cómo hablan y una diferencia sustancial de forma en lo que dicen. Por cosas así es por las que escogí la camiseta de mi equipo para salir en “Identitat“.


Esegé en el vídeoclip "Voy a celebralo" del grupo Lágrimas de Sangre con el pantalón del Handbol Sant Martí Adrianenc

Esegé en el vídeoclip “Voy a celebralo” del grupo Lágrimas de Sangre con el pantalón del Handbol Sant Martí Adrianenc


Valonmano con V: Hablemos ahora de música. ¿Como empieza tu carrera musical?

Esegé: Pues todo fue saliendo de forma natural. Empezamos varios amigos cantando en el parque del barrio. Íbamos conociendo a más gente que le gustaba lo mismo que a nosotros y moviéndonos en el mundillo. Componiendo en casa y con amigos, al final creamos el colectivo Blancs Wutan.

También a raíz de estas relaciones y con una especie de continuidad natural  conocí a Acid Lemon y llegó Rainy night in Vallcarca. 2014 fue un momento importante porque fue la primera vez que invertí para poder masterizar en un estudio serio que no fuera el de mi casa. Aunque nuestro mayor salto cualitativo creo que fue hacia 2015 y 2016.

Valonmano con V: Si ahora le dieras al play en tu móvil, ¿qué sonaría?

Esegé: Escucho música bastante variada. Si le diera al play ahora escucharía a Anderson Paak.

Valonmano con V: En todas tus letras subyace un mensaje muy claro de lucha ¿Es algo que haces deliberadamente o te sale más bien solo?

Esegé: Es algo que siempre me ha salido de forma natural. Tal vez antes enfocaba mal la forma de transmitir este mensaje, pero creo firmemente que los artistas debemos hacerlo. No puede haber artistas que no luchen.


“Haciendo un par de canciones no se cambia el mundo”


Valonmano con V: ¿Hasta qué punto es importante el papel de la música en este aspecto?

Esegé: Por lo que sea ahora está muy de moda hablar del poder transformador de la música y de lo importante que es para las luchas sociales y demás. Tal vez en este punto mi opinión es un tanto menos común y se asemeja más al mensaje que Pancho (Zoo) suele decir. Es cierto que a veces puede influir más de lo que creemos, pero debe ir acompañada de mucho más. Hay que ir poco a poco. Haciendo un par de canciones no se cambia el mundo.


Foto: Canibal


Valonmano con V: Precisamente hay otro tema sobre el mundo de la música que está encima de la mesa. Últimamente han salido muchas denuncias públicas de agresiones machistas de músicos. En tu caso has llegado a trabajar con algunos de los acusados por cuentas como @musicos_agresores. ¿Qué opinas y como ves todo este tema?

Esegé: Antes de decir nada quiero dejar claro que soy consciente de que mi formación feminista es muy escasa. La mía y la de mucha gente que tenemos la obligación de revisar los comportamientos que tenemos y que hemos tenido en el pasado. También creo que mi opinión sobre este tema es más bien secundaria como hombre.

No obstante, si me insistes, más allá de que crea que se pueda criticar si es o no la forma de hacerlo y las maneras, creo honestamente que movimientos así son buenos en su conjunto y sirven para llevarnos hacia un lugar mejor.

Valonmano con V: ¿Cómo mira un rapero de toda la vida hacia el trap?

Esegé: Reconozco que antes tenía bastantes prejuicios sobre el trap, error por mi parte que ya he corregido. El trap hace crecer a la música. Además el trap aun puede crecer mucho más. El rap también ha evolucionado muchísimo. Recuerdo hace años cuando iba con amigos a concierto de rap y la gente estaba quieta escuchando, eso ha cambiado mucho ahora sería imposible.

Es cierto que hay cierto hate entre los raperos hacia el trap, pero estoy seguro que en la mayoría de ocasiones es solo un tema de prejuicios. Podemos disfrutar conjuntamente mucho del trap y del rap. También déjame apuntar que no me considero en sí un rapero, me veo más como una fusión con el reggae, un tipo de mestizaje.

Valonmano con V: ¿Para cuándo un tema sobre balonmano?

Esegé: Recuerdo haber escrito uno. Hablaba sobre los jugadores que más me flipaban de más joven como Guijosa, Masip, Wislander, un poco más tarde Richardson. También recuerdo escribir en ese mismo tema sobre los porteros en general, que como ya te he dicho me encantan. Nunca llegué a sacarlo, aunque si te soy sincero mientras hacíamos esta entrevista hablando un rato largo sobre balonmano, me han entrado ganas de sacarlo…



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

España consiguió tan solo un oro olímpico en Buenos Aires 2018. ¿Adivinan cuál? El de los...

1 Comentario
 
  1. Jose Antonio Alhama Piqueres 16/07/2018 at 11:07 PM Responder

    Però té cançons d’handbol?

    Més coses d’aquestes calen

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.