Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera plaza desplegando un gran juego, pero sin poder alcanzar la fase de ascenso empatando a puntos con el BM. Montequinto Ciudad de Dos Hermanas, segundo clasificado del grupo F de la 1ª Estatal Masculina de Balonmano, GAES Málaga afronta una temporada ilusionante con altas expectativas y con novedades significativas.

La dirección técnica del club empezó a trabajar de cara a esta temporada con la renovación de piezas importantes para el equipo, los primeros en hacerlo fueron Nacho Quero, Daniel Palomeque y Javier Artés, jóvenes con mucho talento que ya demostraron el año pasado calidad suficiente para competir en la categoría.



Siguiendo con el capítulo de renovaciones una semana después llegaron las de Fran Alarcón, Álvaro Armada y Cazorla, jugadores con experiencia en 1ª Estatal y de los que su entrenador se deshizo en elogios destacando sobre todo “el gran lanzamiento” del jugador zurdo Cazorla. Cerrando el capítulo de renovaciones, los últimos en hacerlo fueron Fernando Quintana, Álvaro Quintana y Alberto Fernández manteniendo así la estructura creada la temporada pasada y manteniendo el bloque sólido del equipo.

Operación salida

Una vez completado el apartado de renovaciones tocaba dar salida y entrada a jugadores para reforzar la plantilla, con el objetivo de mejorar los registros cosechados en la temporada anterior. La primera incorporación anunciada por el presidente del club, Alberto Camas, fue la presentación de un fichaje de Asobal “Curro Muñoz” que anunciaba su retirada de la máxima categoría española para volver a su ciudad natal e iniciar una nueva experiencia balonmanista

Con la intención de seguir reforzando la plantilla se conocía el fichaje de Jesús Hoyos jugador con experiencia en la máxima categoría, volvía a Málaga para demostrar el balonmano aprendido lejos de su ciudad natal. El patrón de fichajes para la nueva temporada parecía muy definido con jugadores de experiencia en categorías superiores sumados al bloque ya hecho de jugadores jóvenes y de la casa del GAES Málaga.



Nacho Moya, un refuerzo que tendrá que esperar

Continuando con la pauta, se incorporaba Nacho Moya al que su nuevo entrenador lo definía como “jugadorazo” pero que no podrá contar con él hasta el 12 de diciembre fecha en la que termina su cesión con el club polaco Wisla Plock, el jugador agradecía al club malagueño la oportunidad de dejarlo jugar en un equipo de Champions, desde el club entendían esa ocasión única afirmando que “ (entendimos) veíamos que no podíamos decirle que no”.

Llegaban más jugadores con una trayectoria en el balonmano profesional destacable, el siguiente fue Jorge Oliva Domínguez que con 14 años en la élite parece preparado para el reto que el club propone para la temporada 2018/2019, el portero sevillano valoraba el esfuerzo del club reconociendo estar “encantado de formar parte de este proyecto y llevar a Málaga a la Liga Asobal que es donde merece estar” dejando síntomas del gran proyecto que se atisba en un futuro inmediato en la Costa del Sol.

El fichaje más sonado,  el titán argentino Agustín Vidal

Se cerraba  la plantilla para la temporada con la presentación del “gladiator del handball” así lo llaman en Argentina y es que Juan Agustín Vidal reunía esa experiencia y seguridad que tanto había buscado GAES Málaga en sus fichajes durante este verano, con la destreza que ha demostrado en clubs de Asobal (Torrevieja, Ciudad Encantada de Cuenca, Bidasoa Irún, Aragón Zaragoza o Guadalajara) como en su selección, Juan Agustín Vidal puede ser un hombre importante para José Luis Hidalgo, que destacaba la polivalencia de su nuevo jugador definiéndolo como “muy completo en todos los aspectos”.



Un proyecto más que ilusionante

El trabajo ahora recae sobre el entrenador del GAES Málaga, para que a la estructura ya creada el año pasado se acoplen a la perfección las nuevas piezas que se han incorporado este verano. Es por eso que ahora toca crear un conjunto trabajado y con distintos registros para una liga larga y dura como es la 1ª Estatal Masculina.

Se consuma así un proyecto ilusionante para la ciudad de Málaga. Que apuesta por la simbiosis entre experiencia y juventud de la tierra para crear un proyecto atractivo con posibilidades de ascenso a División de Honor Plata.



 

Albert Andrés
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

La familia del balonmano incorpora a un nuevo socio: la empresa catalana especializada en...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.