Escrito por Mariana C. García


Todos los fines de semana escucho quejas sobre el arbitraje, algunas con razón, otras sin fundamentos. Las redes sociales se llenan de publicaciones, donde sin importar la vida privada del involucrado, lo exponemos de manera despiadada olvidándonos que además de ser árbitro, es humano y puede equivocarse.

Pero, alguna vez alguien se preguntó, ¿qué siente el árbitro?, ¿qué le sucede después de un mal arbitraje?, ¿qué pensamientos se le cruzan por la cabeza cuando sabe que acaba de cometer un error?


Foto: Das Handball / Lucas García


Seguramente no… El lado V del árbitro es ese. Todo lo que pasa desde el momento que llega la designación del partido hasta el domingo a la noche cuando termina la jornada laboral y llega a su casa. Si leíste bien. LABORAL, porque esto para muchos no deja de ser un trabajo y hay que tomárselo con seriedad. Ansiedad, nervios, felicidad, excitación, alteración, incertidumbre, emoción,  tristeza, entre otros, son algunos sentimientos que un partido puede generarnos.

Los jugadores y los técnicos se preparan toda la semana para disputar su partido y los árbitros también. Desde el momento que llega la designación ya tenemos el partido en la cabeza. ¿Cómo va a ser?, ¿qué jugadores conflictivos puede haber?, ¿cuál tiene que ser mi postura?


Foto: Das Handball


¿Saldrá todo bien? Hay algo claro, ningún árbitro quiere que los partidos terminen mal y tampoco pretendemos que todos se vayan conformes. Sabemos y tenemos bien en claro, desde el momento que somos árbitros que nunca vamos a poder conformar a todos. La mayoría queremos hacer nuestro trabajo bien, aunque a veces sabemos que no lo hacemos de la mejor manera. Y eso es algo que influye psicológicamente en el árbitro.

Nadie se va contento cuando pierde. El árbitro tampoco cuando le va mal. Muchos nos tomamos esto con seriedad y realmente nos vamos tristes cuando un partido no salió de la manera que queríamos. Por eso duele tanto cuando los otros actores del partido  generalizan.

Soberbios, agrandados, estrellas, no tienen el mismo criterio, etc. Son las distintas palabras que nos caracterizan, pero ¿somos todos iguales? Es verdad que hay árbitros que lo hacen por dinero, otros por pasión y algunos para estar cerca del deporte. Pero los árbitros no pensamos que todos los jugadores son quejosos, ni que todos los técnicos son insoportables. Reconozco que hay distintos tipos de árbitros, pero también los hay de jugadores, técnicos,  dirigentes, público, padres, etc. Cómo ocurre en la sociedad…en la vida misma.


Foto: Das Handball


Estaría bueno, que además de hacer bien nuestro trabajo, todos pensemos un poco más en la figura del árbitro. A veces me pregunto si alguno toma conciencia de lo que el árbitro deja cada fin de semana para ir a arbitrar  (obviamente es una elección), de lo que siente cuando lo insultan, cuando lo agreden, cuando siente que ya no confían en él. Trayectos interminables, lugares desconocidos, cumpleaños familiares, aniversarios de pareja. Momentos que dejamos atrás para ir a pitar un partido.

 A veces tenemos partidos buenos, partidos malos y algunos desastrosos, pero ninguno de nosotros llega el Domingo a la noche a su casa con una sonrisa de oreja a oreja si sabemos o sentimos que algo salió mal. Los que nos tomamos esto son seriedad hemos sufrido durante días la tristeza después de haber tenido un mal partido.

Sabemos que el camino es largo y que hay distintos obstáculos que atravesar, pero no nos olvidemos que somos una pata más de este hermoso deporte, que junto con los jugadores, técnicos y dirigentes queremos que siga creciendo. Por ser árbitros no dejamos de ser personas, y por ser personas también tenemos derecho a equivocarnos.


Escrito por Mariana C. García



Valonmano Con V
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Lorena García Gil (Zaragoza, 22 de marzo de 1993) compaginaba el jugar en División de Honor Plata...

Leyre Fernández de Aránguiz Baztán y Maite López Martínez de Morentin  son una de las parejas...

Declaraciones Andrés Peñaranda: Paula Lobaco Este fin de semana pasado tuvo lugar el primer...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.