Así como en antaño era la filoxera quien protagonizaba una invasión desde tierras francesas hacia península adentro, siglo después el proceso se ha revertido con jugadoras y jugadores de balonmano. mientras que el exilio deportivo de las jugadoras españolas hacia Francia y demás lares empezó hace ya mucho años dada la decadencia de la competición doméstica, la competición masculina ha tardado más en verse obligada a dejar ir a las estrellas nacionales para que estas puedan seguir creciendo.

Para muchos jugadores la Lidl Starligue se ha convertido en una referencia, así como los clubes franceses no han dudado ni un momento en confiar en la calidad e los hispanos para mejorar sus plantillas. En la presente temporada la mitad de los equipos de la máxima categoría francesa tiene al menos un jugador de origen español.


Viran Morros y Rodrigo Corrales celebrando con los brazos en alto

Foto: Kevin Domas


Los que abrieron la veda, pioneros

Pioneros como Alberto Entreríos, Antonio Garcia y Jose Manuel Sierra ya dieron el paso en su momento, fichando por equipos como  PSG y Nantes que empezaban a construir un proyecto ganador dentro de una liga que en los últimos diez años ha subido como la espuma, hasta el punto de disputarle ahora mismo a la Bundesliga el galón de mejor liga del mundo. Hoy en dia la delegación española en París es todavía más grande, con Viran Morros, Rodrigo Corrales y los González Raúl y Jota en el banquillo.

Otros que han puesto un rumbo reciente hacia tierras galas son Niko Mindegía y Alejandro Costoya en las filas del Chambéry Savoie MT-Blanc Handball,  Diego Piñeiro en el Dunkerque Handball Grand Littoral y Iñaki Peciña en el Pays d’Aix Université Club. Otros encarrilan ya más de un curso con nuestros vecinos de arriba como son Juan Andreu Candau y Iosu Goñi junto a Peciña; Dani Sarmiento en el Saint-Raphael Var Handball y los tres canteranosde Granollers que habitan en el Fenix Touluse Handball como son Arnau García, Álvaro Ruiz y Ferran Solé.

Calidad técnica y muchos hispanos

Aunque la presencia española no destaca solo por la cantidad (es la cuarta nacionalidad con más presencia en la liga), sino que también por calidad. A los ya mencionados jugadores y entrenadores del Paris Saint-Germain, siempre candidato a ganarlo todo, hay que sumarle el fuerte carácter Hispano del HBC Nantes con David Balaguer, Eduardo Gurbindo y Valero Rivera en la cancha y A. Entreríos en el banquillo; un equipo capaz de hacerle sombra a cualquiera como ya ha demostrado ganando dos títulos nacionales, un europeo y un subcampeonato de la EHF Champions League en los últimos tres años.


Alejandro Costoya lanzando a porteria

Foto: Twitter @AlexCostoya7


Diferencia abismal de presupuesto

No obstante hay que ir un paso más allá en el análisis. viendo los resultados de la selección española junto al juego y resultados que ofrecen las selecciones base, es normal que las mejores ligas se fijen en los jugadores españoles para reforzar su plantilla. Pero el crecimiento del balonmano francés es tal que también la tendencia a emigrar para jugar en la Proligue (segunda división francesa) también merece mención.

Muchos son los jugadores que por nivel podrían optar a ser fijos en sietes titulares de ASOBAL, pero teniendo en cuenta que el presupuesto más bajo de la Proligue es el que gestiona el Niza con más de 850.000€, y que eso es más que la mayoría de equipos de ASOBAL, no es raro pensar en unas mejores condiciones económicas como jugador e irse. El periodista Edu Agulló hacia un interesante hilo sobre la evolución presupuestaria de la liga francesa en twitter.

Actualmente tomaron esa decisión hombres como David García en el Caen Handball, Javier Barragán en US Créteil Handball, Eduardo Reig-Guillen en el Dijun Métropole Handball y los Joan Amigó, Álvaro Del Valle, Jordi Deumal y Oriol Rey del Cavigal Nice Sports Handball. Además nada ejemplifica mejor la calidad de la segunda división francesa como que un equipo como el Saran Loivel Handball pueda tener en sus filas a dos campeones del mundo como son Jose Manuel Sierra o Chema Rodríguez entre sus filas.

En resumen, se ha revertido la tendencia

En resumen, el alto nivel competitivo galo junto a su crecimiento económico convierte a Francia en un deseado destino donde poder hacer carrera. Seguramente ambos factores hayan sido cruciales en la decisiones como la de Viran que podría haber elegido cualquier otro destino o el retorno de Valero rivera al Nantes. Si años atrás en España presumíamos de constelaciones de astros, datos en mano (como que tres de los cuatro participantes de la última Final4 de la EHF Champions League fueran franceses) hoy en dia en indiscutible que Francia tiene la mejor competición doméstica.


Foto: Cavigal Nice Handball



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Hace menos de una semana, un club melillense compartía en sus redes sociales estos carteles para...

Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera...

La Women’s EHF Champions League lleva años practicamente secuestrada por el Gyóri Audi ETO KC, y...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.