Una casualidad hizo que Javi Coba, natural de Barcelona, acabara jugando en la selección nacional de EEUU. Dispone de doble nacionalidad (española y americana) ya que su madre es puertorriqueña.  En un periplo estadounidense con intención de aprender inglés acabó encontrando en el país de las estrellas del baloncesto y la “Super Bowl”  un lugar para jugar a balonmano, en el equipo de LATHC  (Los Angeles Team Handball Club).

Poco después recibió la llamada del seleccionador júnior del equipo de USA  y a partir de entonces ha estado disputando distintos torneos y campeonatos, tanto con la júnior como con la absoluta. Actualmente compagina el trabajo con jugar en la selección y en su equipo, el  Sant Martí Adrianenc, que recientemente ha ascendido a la División de Honor Plata masculina.



¿Cómo llegaste a la selección nacional de Estados Unidos habiendo nacido en Barcelona?

Dispongo de doble nacionalidad, español y americano debido a que mi madre es de Puerto Rico. Mi hermana estuvo viviendo una temporada en California con su marido. Yo fui unos meses para estudiar inglés. Cuando acababa las clases tenían toda la tarde libre y empecé a buscar por internet si había algún sitio para jugar a balonmano. Al final encontré un sitio (www.lathc.org/) cerca de Los Ángeles.

Después de varios entrenamientos con el equipo de LATHC recibí un mensaje del entrenador Junior del equipo de USA, me citó en unas pistas de tenis y me dio una pelota de Balonmano. Me iba diciendo que hiciera movimientos básicos como fintas, saltos, lanzamientos… todo en definitiva parecía un poco extraño ya que estaba en una pista de tenis. Al cabo de 5 minutos me propuso ir a México a disputar los juegos panamericanos Junior. Así fue como empezó todo.

¿Cómo crees que podría hacerse más conocido el “handball team” en EE.UU?

Creo que como todo, es un proceso y todo proceso requiere un tiempo. A pesar de que USA es una potencia mundial en cuanto al deporte es verdad que el Balonmano no tiene mucha repercusión en el país, de hecho no hay ni una liga regular. Lo único que existe es una sede que se encuentra en la universidad de Auburn (Alabama) donde la gente que vive en USA entrena durante el año.

¿Cómo describirías el juego de la selección?

Antes teníamos como entrenador a Javier García Cuesta al cual le tengo mucho cariño, es un gran entrenador y persona. Este año tenemos a Robert Hedin, entrenador sueco que ganó dos medallas de plata olímpicas como jugador en los años 1992 y 1996. En el 2008 se convirtió en el seleccionador nacional de Noruega. Robert la verdad que nos ha dado un juego que se basa más en la defensa y salida del contraataque, jugamos más rápido pero a la vez cuida mucho la táctica y el posicionamiento en la pista de cada jugador.



¿Cómo es un día en la concentración de la selección? ¿Cómo son las giras que habéis hecho?

Como tenemos poco tiempo para preparar los torneos normalmente tenemos entre dos y tres entrenamientos diarios con algunos días de partidos entre medio. Este verano hemos realizado una gira por Alemania de una semana y media y hemos podido jugar contra equipos de la Bundesliga. En definitiva, es una experiencia muy enriquecedora.

A primera vista ¿hay algo que te llamó la atención en la metodología de trabajo?

No me ha sorprendido nada, solo cambia que al estar concentrado lo único que haces es  entrenar y descansar, no tienes mucho tiempo para mucho más.

¿Qué diferencia hay de competir con tu equipo a competir con la selección estadounidense?

Mi equipo es  el Sant Martí Adrianenc, este año estamos en División de Honor B y hemos aumentado la carga de entrenamientos y también nos enfrentamos a una liga con equipos más potentes. Es una exigencia más constante durante el año, pero este trabajo que hacemos con el club luego lo transmitimos a la selección. Así el nivel de selección crece al mismo tiempo que mi equipo.



¿Qué campeonatos has disputado con la selección y en cuáles participa la selección nacional?

Los más relevantes han sido IHF Trophy Continental Phase (tercera posición) en Guatemala (2013) y dos clasificaciones para los juegos Panamericanos (2014 México y 2018 Canadá). 

Personalmente, ¿cómo valoras la experiencia?

Para mí es una experiencia muy enriquecedora porque me permite conocer a gente, viajar, y hacer el deporte que me gusta. Mientas me lo pueda combinar con el trabajo es algo que voy a seguir haciendo.

¿Y cómo lo gestionas con tu trabajo, el balonmano en España, familia…?

Sinceramente no es fácil, trabajo como auditor en PwC y el ritmo es exigente. Además, cada año que paso en la firma las responsabilidades van aumentando y eso hace que cada vez sea más difícil compaginarlo con el deporte. Por suerte, con mi club entreno relativamente tarde y eso me permite combinarlo, pero con la selección si hay algún torneo en las temporadas de auditoría fuerte que suele ser entre enero y mayo en las que es bastante difícil poder escaparme.



 

Maialen Calderon
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

En el olvido o para siempre. Así de dichosa resulta la dicotomía que se establece sobre el...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.