Sientes mariposas en el estómago, esa sensación descrita entre enamorados fue lo que experimente al dirigir mi primer partido como entrenador. Los nervios que tenías como jugador se multiplican cuando eres tú el que timonea al equipo desde el banquillo. Ya no eres el que cuestiona como juega el equipo, ahora te toca a ti decidir a qué quieres jugar. Es en ese momento cuando te das cuenta en los errores que cometiste como jugador y donde empiezas a valorar la figura que ahora ocupas.

Para mí, ser entrenador no se basa en dictar órdenes y que tus jugadores las cumplan como un rebaño de ovejas, va mucho más allá, ser entrenador significa formar parte del grupo de jugadores que preparas, escuchar al que juega en el 40×20, saber que no tienes la verdad absoluta, acompañando e instruyendo a los componentes del equipo para que crezcan con el balonmano y el balonmano crezca gracias a ellos, como una rueda que se retroalimenta para seguir avanzando.



Existe el miedo, miedo a no encajar, miedo a no estar a la altura, miedo a ser cuestionado, miedo que debe desaparecer si de verdad queremos ser entrenadores para que ese temor no nos acompañe como lastre y terminar así convirtiéndonos en eso que no queríamos ser.

Cuando empezamos como entrenadores, nos convertimos en todo aquello que quisimos ver cuando éramos nosotros los que teníamos el balón en las manos. No siempre resulta fácil plasmar lo que uno se imagina en el escenario en el que el balonmano te coloca, pero el no esforzarse para cumplirlo lo catalogaría como fracaso. Fracaso por no querer cambiar lo que algún día odiaste y quedarte en la mediocridad de ser uno más.

Un título certificado no te hace ser entrenador, esa certificación te la dan jugadores, mil horas de pabellones, una obsesión casi enfermiza por buscar nuevas ideas que poder desarrollar con tu equipo y pasión por este deporte, el balonmano.




 

Albert Andrés
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Después de co-organizar durante 5 años el Trofeo Villa de Mislata y luego de la última...

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.