Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un jugador de baloncesto lanzando un triple en el último segundo y ganando el partido. O la historia de esfuerzo y sacrificio que termina en éxito. Pero no siempre es así. Existe el lado menos amable y quizás algo oscuro del deporte. Y de un u otro modo lo hemos vivido todos. Una suplencia, una lesión, mal ambiente en el vestuario…

De todo esto y mucho más habla en su nueva propuesta Juan Antonio García Herrero. Entrenador de balonmano y profesor universitario, él presenta: “Esto ya no es divertido… Un ensayo sobre la adversidad en el deporte” (Editorial Círculo Rojo). En la misma descripción nos deja un adelante importante de la narrativa de este libro:  “Los contratiempos son moneda de cambio habitual en cualquier competidor o equipo: nadie está exento de pasar por semejantes reveses. ¿Podemos preparar a los deportistas para afrontarlos? ¿Qué hacen los mejores para superarlos? ¿Pueden, bien gestionados, resultar incluso beneficiosos? El texto recorre estos y otros interrogantes para profundizar en el estudio de la adversidad en el deporte y de los deportistas que fueron capaces de enfrentarse a ella. ”

Es por eso que en Valonmano Con V le hemos querido entrevistar. Charlar con él para hablar tanto de su nuevo libro como de su evolución a través de los años. De casos prácticos y de las utilidades que pueden tener sus ensayos para muchos entrenadores y personas ligadas al deporte.



Valonmano Con V: Buenas Juan Antonio, en primer lugar, gracias por acceder a esta entrevista. Empezamos por el principio, ¿cómo te iniciaste en el mundo del balonmano y cómo fuiste quemando etapas hasta llegar a convertirte en seleccionador nacional promesas?

Juan Antonio García Herrero: Me enganché al balonmano como suele suceder gracias a un entrenador admirable, Luis González del Hoyo “Caroteno”. Él me transmitió el amor por este deporte y por la enseñanza en la base. Luego, cuando llegué a Madrid a estudiar INEF, el primer equipo al que entrené fue un cadete del Atlético de Madrid en la temporada 1991-1992. Me dio la oportunidad Juan de Dios Román, mi profesor en el INEF. Fue una experiencia muy grata, aprendí muchísimo de Juan de Dios, Jose Luis Santacristina, Paco Parrilla, Angel Linaje…

Desde esa temporada hasta la actualidad he seguido entrenando ininterrumpidamente ¡se dice pronto, más de 25 años sin parar! Luego llegué a Salamanca y empecé a entrenar alevines e infantiles, más tarde entré en la Federación de Castilla y León donde fui seleccionador de cadetes y juveniles durante ocho años y de ahí pasé a la Federación Española de la mano de César Argilés. Luego Isidoro Martínez, siendo Director Técnico de la Federación, me dio la oportunidad de dirigir al Equipo Nacional Promesas. Hasta el año 2013. A  partir de ahí he seguido entrenando en mi Club, el Club Balonmano Ciudad de Salamanca equipos infantiles y cadetes. La vida de un entrenador de base no termina en un Equipo Nacional, se puede seguir disfrutando y aprendiendo en otros muchos contextos.

Valonmano Con V: Tras todo ese bagaje como entrenador, ¿cuáles dirías que son las circunstancias que te han marcado más en este tiempo y, al fin y al cabo, te han curtido hasta llegar al entrenador que eres hoy en día

Juan Antonio García Herrero: Procedo de una ciudad pequeña en la que no había tradición de balonmano. En los años 90 en Salamanca sí querías aprender a entrenar tenías que aprovechar todas las oportunidades formativas. Recorría España asistiendo a todos los clínics que se celebraban. Dedicaba parte de mis vacaciones a ir de curso en curso. No es como ahora que en internet lo encuentras todo. Preguntaba mucho y escuchaba a gente como Manolo Cadenas, César Argilés, Juan de Dios, Juan Antón, Pastor, Jota González, Isidoro Martínez, Carlos Colmenero…

Creo que lo que me ha caracterizado y me define como entrenador es la curiosidad. Siento que me queda mucho por aprender, que todavía existen muchas circunstancias del entrenamiento que no domino y quiero seguir aprendiendo. Pienso que eso es lo que me ha llevado a ser el entrenador que soy a día de hoy.



Valonmano Con V:  En 2015 publicaste el libro “¿Qué entrenador quiero ser?” (Círculo Rojo Editorial). Si te preguntaran qué aspectos básicos debería tener todo entrenador, ¿cuáles dirías?

Juan Antonio García Herrero: Me vas a permitir aquí dar una respuesta algo filosófica, Sun Tzu en “El arte de la guerra” dice: “Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tendrás las mismas oportunidades de ganar o perder. Si no conoces ni a tu enemigo ni a ti mismo, serás derrotado en cada batalla”. Creo que muchos entrenadores trabajan a diario sin conocerse a ellos mismos, así terminas sufriendo mucho. Te haces daño con pensamientos y dudas sobre tu capacidad. Conocerse a uno mismo, ese simple simple aforismo griego, es el aspecto básico que recomendaría a cualquier entrenador.

Valonmano Con V: Eres profesor de la Universidad de Salamanca además de entrenador, ¿qué supone para ti la docencia?, ¿te gusta estar en contacto con los/las jóvenes?

Juan Antonio García Herrero: La Universidad es, al menos para mí, un entorno privilegiado. Cuando voy a trabajar y pienso que, entre otras cosas, me pagan por estudiar, por leer, por investigar, me siento un privilegiado. La docencia es donde puedo volcar algunas de esas inquietudes. Siempre me he sentido un formador, da igual que sea en una pista de balonmano, en un aula o en un taller con entrenadores. Entrené durante varios años a equipos senior, fue una gran etapa aunque me encuentro especialmente cómodo trabajando con jóvenes.

Valonmano Con V: Tras tantos años en el balonmano, ¿qué te queda por hacer?, ¿por ganar?, ¿tienes algún objetivo nuevo?

Juan Antonio García Herrero: ¡Hombre! Espero que me queden muchas cosas por hacer desde luego. Por supuesto sigo entrenando, ahora estoy llevando a un equipo cadete femenino en el Club Balonmano Ciudad de Salamanca y disfrutando mucho de este momento. Me entusiasma la idea de seguir formando jugadores/as y me interesan especialmente los proyectos (serios) de formación y trabajo con jóvenes. Siempre estaré abierto a debatir sobre cómo puede optimizarse ese difícil proceso. Pienso que la formación de jugadores es un espacio en el que podríamos avanzar más de lo que lo estamos haciendo. Respecto a lo de ganar, me queda un mundo, ya que nunca gané nada destacable.



Valonmano Con V: En 2003 presentaste tu primer libro “Entrenamiento en balonmano.” 15 años más tarde, ¿cómo has evolucionado como entrenador?

Juan Antonio García Herrero: ¡Puff! Interesante pregunta. Creo que he evolucionado significativamente. Esto lo tendrían que responder mis jugadoras pero pienso que ahora desarrollo una intervención más equilibrada. El entrenador debe discriminar si se orienta hacia la instrucción o las relaciones. Ambas son imprescindibles, lograr ese equilibro para mí es importante y siento que ahora estoy en el camino de llegar a lograrlo.

Valonmano Con V:  Ahora presentas “Esto ya no es divertido… Un ensayo sobre la adversidad en el deporte” (Editorial Círculo Rojo). De manera resumida, ¿sobre qué habla tu nuevo libro?

Juan Antonio García Herrero: El libro bucea en la cara menos amable del deporte, en las situaciones difíciles y adversas. Estamos acostumbrados a pensar en el deporte de forma romántica: ganar, divertirse, hacer amigos, ser feliz…, pero el deporte tiene una cara más oscura, menos grata. En el libro se reflexiona sobre qué sucede cuando esos episodios aparecen y cómo los afrontaron algunos deportistas.

Valonmano Con V: En las redes sociales vimos como publicabas que Gerard Carmona te inspiró a publicar este libro. Muchos conocemos su historia, muchas lesiones, muchas horas de fisioterapeuta… Pero finalmente triunfando en la élite del balonmano. ¿Qué es necesario para sobreponerse a tantos baches?

Juan Antonio García Herrero: Sí, el caso de Gerard es increíble. Le seguía desde la distancia y no daba crédito, no podía entender cómo no se rendía. Paralelamente, trataba a diario con jugadores que se quejaban porque jugaban poco, estaban cansados o no eran importantes en sus equipos y terminaban abandonando. Me hizo pensar mucho en el fenómeno de la adversidad. Intenté estudiar qué es lo que hacían los deportistas admirables, qué les caracterizaba para dar un paso adelante frente al infortunio.

¿Qué es necesario para sobreponerse a tantos baches? La respuesta es muy sencilla, pero tremendamente compleja en su realización: aguantar. El debate que surge ante esto es si nuestra sociedad, muy conectada a la inmediatez, el bienestar o la diversión es el mejor contexto para promever estas conductas.

Me preocupa igualmente que se quiera convertir al deporte en una actividad donde el joven sólo pueda divertirse, ser feliz y emocionarse en cada momento. Por supuesto que eso es importante, pero habrá situaciones que no sean divertidas y que habrá que pasar igualmente. Nada de esto suele ser divertido: esforzarse, persistir ante las dificultades, perder un partido, tener un rol secundario en el equipo, lesionarse, no aprender algo a la primera…, pero todo ello es formativo si el entrenador y el entorno lo manejan adecuadamente. Normalmente en el deporte cuando termina la diversión aparece la responsabilidad, y eso siempre es formativo.



Valonmano Con V:  Para escribir este nuevo libro, ¿también te has basado en alguna experiencia personal? Es decir, algo que te haya pasado a ti en primera persona como jugador, entrenador…

Juan Antonio García Herrero: Sí, sí, claro. El libro es un ensayo y como tal me he permitido la licencia de darle un formato menos académico. Ahí aparecen algunas experiencias que me han pasado en los últimos años con mis equipos. He tenido y tengo la inmensa fortuna de entrenar a jugadores/as admirables y algunos de ellos aparecen en el texto.

Valonmano Con V: ¿Se puede preparar a un/a deportista para el fracaso, las lesiones o los conflictos?

Juan Antonio García Herrero: La adversidad en el deporte hay que normalizarla. No es infrecuente ni rara y más pronto que tarde termina por aparecer. Trasladarle al jugador (y a los entrenadores) la idea de que el mundo del entrenamiento no es un camino de rosas ni de glamour ayudará en ese sentido.

Valonmano Con V: En los tiempos que corren, se tiene especial cuidado con la figura del entrenador y el conflicto con los padres y madres. ¿Cómo lo gestionas tú?

Juan Antonio García Herrero: Los padres son imprescindibles en el desarrollo del jugador. Son una parte importantísima del proceso. Querer ignorarlos, alejarlos del mismo o no contar con ellos es cerrar los ojos a una realidad. Estoy absolutamente convencido que en el futuro los proyectos de formación de jóvenes deportistas considerarán intervenir sobre la variable “padres” (en algunos sitios ya lo están haciendo con éxito). En mi caso intento que estén informados del trabajo que hacemos con las jugadoras y que las vías de comunicación estén siempre abiertas.



Valonmano Con V: Siguiendo con la figura de los padres y madres, ¿qué papel deben cumplir? Es decir, deben ser apoyos fundamentales para sus hijos/as pero, ¿cómo se deberían comportar tanto en los partidos como en casa? Está a la orden del día desacreditarlos y menospreciarlos…

Juan Antonio García Herrero: Aquí creo que la relación del entrenador con los padres es muy importante. Si los padres confían en lo que hace el entrenador van a seguir sus pautas, el modelo formativo que propone. El problema es cuando el padre no se fía del entrenador o viceversa. Ahí empiezan las diferencias, las reivindicaciones, las quejas… Insisto de nuevo: tanto el entrenador (Club) como los padres tienen en común al jugador. Si son capaces de encontrar/generar espacios compartidos el deportista siempre saldrá beneficiado. Si el conflicto preside esa relación el mayor perjudicado será el jugador.

Valonmano Con V: Hay un dicho muy conocido que dice: “En esta vida hay que hacer tres cosas: escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo”. Y tu ya llevas 5 libros, ¿qué te motiva a seguir escribiendo?

Juan Antonio García Herrero: Bueno, que sean más o menos libros no es importante. Al echar la vista atrás y ver lo que he publicado me pregunto si habrá tenido alguna utilidad para otros entrenadores. Escribo con esa idea, también para ordenar mis inconexas ideas. Yo no soy escritor, soy un entrenador que escribe. Creo que tiene mucho más mérito lo de tener cuatro hijas o plantar árboles jajaja.

Valonmano Con V:  Por último, y volviendo al libro: “Esto ya no es divertido… Un ensayo sobre la adversidad en el deporte” (Editorial Círculo Rojo), ¿qué le aportará este libro al lector/a?  

Juan Antonio García Herrero: Sería muy pretencioso por mi parte decir qué le puede aportar el libro al lector. Eso te animo a que otro día, en otro momento, hables con entrenadores, padres o jugadores que lo hayan leído y puedan opinar abiertamente sobre él. Únicamente puedo animar a quién le interese conocer más sobre la adversidad en el deporte a que pueda leerlo.

No quiero dejar pasar la oportunidad para agradecer a Valonmano Con V el trabajo de difusión que hace sobre nuestro deporte, y en especial la atención que habéis tenido conmigo por esta entrevista. Muchas gracias.




 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Después de co-organizar durante 5 años el Trofeo Villa de Mislata y luego de la última...

Sientes mariposas en el estómago, esa sensación descrita entre enamorados fue lo que experimente...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.