Hablar de Francisco “Paco” Ordóñez Sánchez (Alcaudete, Jaén; 21 de abril de 1972) es hablar de balonmano playa y arbitraje. El presidente de la Comisión de balonmano playa se sienta en la butaca del entrevistado en Valonmano Con V para charlar sobre la actualidad de la modalidad más veraniega y tratar, tanto el pasado como el presente, de nuestro querido deporte así como del arbitraje.

Tras catorce temporadas entre Primera División y División de Honor y 24 tratando de impartir justicia por las canchas de toda España, el andaluz colgó el silbato para adentrarse en la comitiva del balonmano playa.

Valonmano Con V: Buenas Paco, en primer lugar, gracias por acceder a esta entrevista. Tras muchísimos años como árbitro de balonmano pista, te llegó la oportunidad de meterte de lleno en el playa, ¿cómo fue exactamente? 

Paco Ordóñez: Gracias a vosotros, que estáis cubriendo los eventos como pocos, y el balonmano playa necesita y mucho de esa difusión. Al balonmano playa llegué en 2004 con la I Copa de España en Almería, y estuve unos años arbitrando, muy intermitentemente la verdad, hasta que un cambio en la presidencia de la RFEBM. Con la entrada de Francisco Blázquez en 2013 hubo un cambio en la apuesta por la disciplina, que me llevó a entrar en la Comisión de balonmano playa, en primera instancia como vicepresidente y desde 2015 como presidente.

En ese momento desconocía lo que había “detrás” del balonmano playa, pues nada tiene que ver la gestión global desde la Comisión a participar arbitrando en los torneos, por lo que asumir esa responsabilidad supuso uno de los retos más importantes que había tenido que afrontar, así que ahí empezamos, intentando desde el principio escuchar a todos los que durante muchos años han estado trabajando por y para el balonmano playa, viajando a los torneos más importantes del país y… trabajando, desde la ilusión y echando muchas horas. 


Foto: Arena 500+ Balonmano Playa Valladolid


Valonmano Con V: ¿Cuál es tu función dentro de la comisión del balonmano playa de la Real Federación Española de Balonmano?

Paco Ordóñez: Pues empecé intentando aportar mi granito de arena desde el punto de vista del marketing, de hecho, lo primero que hice fue presentar al presidente un plan de marketing para el balonmano playa, con un plan de actuación ciertamente ambicioso en aquel momento, que por cierto le seguimos presentando anualmente. Recuerdo la primera reacción de alguno al leerlo, me dijo “si conseguimos un 10% de esto ya será un éxito”-él sabe quién es (se ríe)- pues veníamos de una fase muy distinta en cuanto a la atención que se le daba al balonmano playa y parecía algo impensable…

Hoy hemos incluso superado muchas de las primeras propuestas de aquel plan de actuación. Y desde que asumí la presidencia de esta comisión, junto al resto de miembros, digamos que estamos en todo lo que se mueve en cuanto al balonmano playa se refiere, pues ese plan de actuación engloba todo y no sólo hay que diseñar y planificar, sino también coordinar y supervisar la ejecución de todas las actividades que se ponen en marcha en relación con cada uno de los estamentos, que se dice muy pronto. 

Valonmano Con V:  Es una realidad que el balonmano playa está ganando adeptos. Solo hace falta ver el furor que ha despertado en Argentina con los JJOO de la Juventud… Por eso, ¿peligra la continuidad del balonmano pista en las olimpiadas de verano?

 Paco Ordóñez:  Bueno, la expectación generada en Buenos Aires alrededor del balonmano playa puede haber sorprendido a los miembros del COI, quizá no tanto a los que lo seguimos más de cerca y que ya creemos en su valor, pero vamos a tener los pies en el suelo y no querer tener prisas. Y quiero que quede bien clara una cuestión que me parece fundamental: Balonmano playa es balonmano, pista y playa no son competencia, sino que deben complementarse, pues todos formamos parte de la misma familia, la del BALONMANO. Y esto, desde la Comisión de balonmano playa, lo tenemos muy claro.


Foto: IHF


Valonmano Con V: En los últimos días hemos visto como las Cats de Algeciras pedían dinero para poder viajar a la Champions CUP. ¿La RFEBM les ofrece algún tipo de ayuda? ¿Por qué se las obliga a hospedarse en un hotel de la organización cuando ninguna de ellas es profesional y es obvio que podrían optar por una opción más económica?  

Paco Ordóñez: La EHF, que es quien organiza la Champions Cup como sabéis, impone este año este modelo de organización obligando a alojarse a los equipos en sus hoteles, a precios ciertamente muy elevados. Es cierto que un evento así es costoso y es una vía de financiación para el organizador, también es costoso organizar nuestro Arena Handball Tour, pero entendemos que hay que buscar la financiación fuera de jugadores y jugadoras que son como bien decís totalmente amateur. Lo que no podemos perder de vista es que los torneos se organizan para los jugadores, no a su costa.

Desde la Comisión de balonmano playa no tenemos potestad para dar ayudas económicas directas a los clubes, pero sí que les intentamos ayudar desde otros muchos frentes, organizando los mejores torneos de Europa para que no tengan que viajar fuera y mejorando de manera global lo que se ofrece a un club que asiste a cualquiera de nuestros torneos, trabajando la promoción para que el balonmano playa crezca y les sea más fácil encontrar algo de financiación, y otros muchos pequeños detalles, como bien saben ellos mismos. De hecho estaremos en Catania para apoyarlos y ayudar en lo que sea necesario, como hemos hecho siempre.

Valonmano Con V: Como ex árbitro de Nacional y Plata, ¿cómo ves el arbitraje de balonmano playa?, ¿hace falta más reuniones, formaciones o ponencias? Precisamente este año en el CDE de Laredo se vieron algunas acciones cuanto menos cuestionables…

Paco Ordóñez: Es, junto a la formación de los entrenadores, uno de los aspectos en los que estamos centrando la atención, pero no se mejora la calidad de un colectivo que se renueva tanto en dos días, sólo con charlas magistrales, no, hace falta llevar una línea clara de formación continua y en eso estamos. Sé que el nivel arbitral puede estar en ocasiones por debajo del nivel del juego de algunos equipos, está claro, por eso este año pasado se ha empezado a enviar a los torneos a más personal con experiencia arbitral para que realice observaciones, además del trabajo con los vídeos de la pista central, envío de test, video test…

A parte por supuesto de las charlas del clínic, pero pensamos que es más efectivo trabajar sobre el terreno y de forma continua, y en eso está Nacho Monroy como responsable y Dani Torralba y su equipo en formación, que han hecho este año un trabajo realmente a valorar y que esperamos que irá dando resultado.


Foto: La Opinión de Murcia


Valonmano Con V: ¿Cuál es el feedback que os han dan los propios clubes y jugadores/as tras este tipo de eventos?

Paco Ordóñez: Creo que quien lleva unos años en esto y conoce de dónde venimos valora muy positivamente el esfuerzo que se ha hecho desde la RFEBM en conseguir una organización de verdadera calidad, hemos convertido los torneos en eventos y eso ha requerido una inversión, lo que no hubiera sido posible sin el apoyo del presidente Francisco Blázquez y su junta directiva.

Es obvio que se ha mejorado mucho, pero hay mucho por hacer y muchas cuestiones a pulir, y hay que trabajar en todas las dimensiones y con los pies en el suelo, y en ese sentido el contacto con los clubes es una de las claves, pues esto se organiza para ellos, como decía anteriormente, algo que tanto Óscar Miras, que coordina todo el Arena Handball Tour, como todos los que estamos en esto tenemos bastante claro.

Valonmano Con V: Es cuanto menos peculiar que en todo el circuito Arena Tour no haya ninguna parada en Cataluña siendo unas de las CC.AA. con más afición y con mejores resultados en torneos nacionales como el HPG, Harresi Kaigan, ARHS… ¿a qué se debe?

Paco Ordóñez:  Es cierto, y desde la Comisión hemos intentado varios contactos con algunas sedes para organizar algún Arena 1000 en Cataluña, sería un éxito de participación seguro, como lo ha sido siempre Calella por ejemplo y descubriríamos muchos equipos más con bastante nivel, como los que citáis, pero al final no salió, como no ha salido tampoco en otras zonas geográficas.

Nuestra primera máxima es llevar el balonmano playa a todo el territorio nacional, porque ya tenemos algún tipo de competición en todas las territoriales, salvo La Rioja y Navarra, que también están en ello, pero hay negociaciones que culminan con éxito y otras que no, aunque nosotros no vamos a dejar de intentarlo.


Foto: Xavi Vegas


Valonmano Con V: Llevas ya unos 5 años dentro del balonmano playa. El cambio ha sido espectacular. Arena 500, Arena 1000, CDE de Laredo… ¿qué te gustaría hacer para que aún crezca más el balonmano playa en España?

Paco Ordóñez:  Como vengo diciendo, hay que tener los pies en el suelo. Tenemos que crecer, sí, pero con sentido. Primero toca consolidar la estructura, como primer paso para todo lo demás, las personas pasamos, pero la estructura permanecerá. Tenemos que trabajar y mucho en la formación tanto del colectivo arbitral como comentábamos antes, como en la formación de entrenadores. Se ha dado un paso muy importante fijando las titulaciones de balonmano playa a nivel federativo, pero debemos organizar muchas más jornadas formativas para nuestros entrenadores, eso dará un salto cualitativo que me parece especialmente importante en los equipos de base, hay que empezar con buenos cimientos.

Para esto deberemos vincular mucho más a las federaciones territoriales, que cada vez hay más que trabajan seriamente la disciplina. Por otro lado, toca consolidar el nivel organizativo alcanzado y perfeccionar muchos detalles, hay mucho por hacer, sin duda, para continuar ganando adeptos de entre aquéllos que no conocían el balonmano playa, que vengan a un torneo, estamos convencidos de que repetirán.

Valonmano Con V: ¿Crees que aún se vincula – erróneamente – el balonmano playa con la fiesta, juerga…?

Paco Ordóñez: No, creo que este viejo estereotipo ha ido cambiando precisamente hacia una visión mucho más positiva hacia la disciplina. Evidentemente donde hay juventud hay ocio, pero ligar el balonmano playa actual a esto es estar lejos de la realidad, no hay más que venir a vivir cualquiera de los Arena 1000, o la Copa, o el CDE para verlo.

Los equipos han crecido mucho en seriedad, han pasado de ser un grupo de amigos a establecerse en clubes, registrados convenientemente, creciendo en estructura, perfectamente equipados, la mayoría de estos clubes con equipos ya en varias categorías, de hecho por ahí han ido muchos cambios en la normativa y por ahí seguiremos cara a futuro, apostando por la base. Y se ha crecido mucho a nivel no sólo organizativo, sino también competitivo, lo que está siendo percibido de manera muy positiva por propios y extraños, atrayendo cada vez más a la arena a muchos que jamás pensaron pisarla, viviendo una experiencia que les hace querer volver

Valonmano Con V:  Por último, ¿qué le queda al balonmano playa español para seguir estando – por muchos años – en el escalafón más alto? ¿en qué se puede mejorar y hacia dónde debe mirar para crecer?

Paco Ordóñez:  Está claro que estos éxitos no van a durar siempre, a nivel de selecciones necesitamos crecer en darles competición previa a los compromisos internacionales, pues los demás también trabajan, mejoran y cada vez las medallas están más caras. Y hay que vincular a todas las territoriales, pues el futuro está en sus manos, en sus clubes, en sus equipos de base, son la pieza clave a futuro.

No obstante no tenemos la fórmula mágica del éxito futuro, aunque sabemos que las cosas sólo se consiguen con trabajo y poniendo toda la ilusión del mundo en lo que haces, es el único secreto, que por cierto comparto con todos los que están en la Comisión: El maestro Pedro Moreno, incansable luchador, Óscar Miras, artífice del disparate organizativo, el gran Juan Carlos Zapardiel, que lleva el balonmano playa en la sangre y enamora cuando nos habla, y no digamos nuestro directivo, José María Fernández, para el que de verdad que no tengo palabras.

Y no me puedo olvidar del trabajo de Nacho Monroy y su gente en el CTA, ni de Juan Pablo Morillo y su equipo de trabajo con la Formación, que desde el silencio están haciendo algo histórico, o de la experiencia que aporta Fernando Posada. A todos y cada uno de ellos se les ilumina el rostro cuando hablan de propuestas para el balonmano playa. Y encima tenemos el apoyo de nuestro presidente… ¿Hace falta decir algo más? Sólo hay que dejarlos trabajar.


Juan C. Zapardiel con Francisco Blázquez | Foto: RFEBM



 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

La familia del balonmano incorpora a un nuevo socio: la empresa catalana especializada en...

En el olvido o para siempre. Así de dichosa resulta la dicotomía que se establece sobre el...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.