Hace unos días poníamos en duda cuál era el elemento más protagonista de este mundial, y si la enésima exhibición goleadora de Mikkel Hansen era o no una de las cosas que más atracción generaban. Pues parece ser que al final, después de debates sobre estilos de juego, sobre la norma del 7 vs 6 o cualquier otro tema, gana quien más goles mete.

Por eso, ser el máximo goleador del campeonato le ha valido a Mikkel Hansen para llevar a su equipo hacia el oro y para firmar como MVP del #Handball19.

https://twitter.com/ValonmanoConV/status/1089802317522706432

Que Mikkel Hansen es la máxima expresión de talento ya lo sabíamos. Pero hasta ahora seguía teniendo demasiados «peros». La duda sobre si un jugador incapaz de mostrarse solvente en defensa merece ser el mejor jugador de un torneo seguirá allí.

Pero los detractores de «juega a medio gas» y «le falta sangre» se han quedado sin argumentos tras el #Handball19. El primera línea danés se ha erguido como el máximo goleador de un torneo donde, de nuevo, la máxima dureza defensiva ha sido la tónica dominante desde el primer día.

Sencillamente 72 goles. Más goles que nadie. Magnus Jondal, el segundo máximo goleador, a trece goles de distancia. Cierto es que Hansen también ha lanzado más que nadie, hasta en 108 ocasiones. ¿Precipitación o asunción de responsabilidad?

Popularmente diríamos que «se ha tirado hasta las zapatillas». La fracción le da al de PSG un acierto del 67%. Cierto es que se trata del porcentaje más bajo de podio de goleadores. No obstante, no debemos pasar por alto quien también ha entrado en el top10 de goleadores en novena plaza, Rasmus Lauge, con 44 tantos.

Mikkel Hansen MVP
Hansen también ha sido el máximo anotador de 7m con un 24/30. Foto: IHF

Que el compañero de Hansen en ataque sume tantos goles requiere de muchas revisualizaciones de los partidos y mucho análisis en profundidad para saber si Lauge aprovecha la fijación de Hansen ante la gran amenaza de lanzamiento que representa; o si Lauge ha sido magistral en las continuidades para servir en bandeja a Hansen las ocasiones de lanzamiento.

Aunque lo más probable es que ambos hayan alcanzado la madurez suficiente para decidir los lanzamientos y las continuidades maximizando aciertos y minimizando errores llevando así, junto a las casi 100 paradas de Landin y Green en apenas 250 lanzamientos, a Dinamarca a colgarse el oro.

Hemos visto la versión más completa de Mikkel Hansen ante la baja de Karabatic. El periodista Gonzalo Romero decía que se buscaba nuevo rey ante la ausencia inicial de Nikola Karabatic, anterior MVP del Campeonato del Mundo en 2017. El relevo ha llegado en forma de rey vikingo y por su propio compañero de equipo.

En ambos MVP es necesario nombrar la sombra de Sander Sagosen, que a sus 23 años ya tiene en su haber dos platas mundiales. Los tres astros reunidos en París, con Hansen en muchos momentos visto mermado de minutos. Veremos si este nuevo MVP le sirve para reivindicarse. Al final, en esto del balonmano gana quien mete más goles, y Mikkel Hansen es quien más goles mete.

Mikkel Hansen MVP
Mikkel Hansen en la final ante Noruega. Foto: IHF
Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

El primera línea sueco Kim Ekdhal du Reitz ha empezado su segunda temporada completa tras su retiro...

Qatar será la sede de los primeros World Beach Games con las selecciones clásicas candidatas a...

Conocemos a Carlos Langita, un joven entrenador maño que se ha inventado su erasmus e interrail...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.