Han crecido juntas, han compartido infancia y comparten también sueños e ilusiones. Lysa y Lyndie Tchaptchet más que hermanas son almas gemelas. Compañeras de derrotas y victorias. Juntas celebran sus éxitos y son la mano que les ayuda a levantarse después de cada caída. Están unidas por el corazón y la sangre, pero además, comparten pasión: el balonmano.

Lyndie tiene trece años y Lysa diecisiete. Nacieron en Camerún, concretamente en la ciudad de Yaundé, pero viven en Villava, Navarra. Ambas comenzaron a jugar cuando tenían siete años en el Club Balonmano Beti Onak, que a día de hoy se ha convertido en su segunda casa. Lysa confiesa que al principio no le gustaba nada: “Jugábamos con chicos y además, era muy pequeña y flaquita. A la mínima me empujaban y me caía al suelo, lo pasaba mal. Luego poco a poco le fui cogiendo el gusto y ahora me encanta”.

Las hermanas Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Sobre sus inicios, Lyndie explica que la influencia de su hermana fue decisiva: “Veía a mi hermana jugar y yo también quería”. Ahora, el balonmano ya no es solo un juego, sino que más bien se ha convertido en una forma de vida. Las dos representan a la selección de Navarra y, tanto con la elástica verde como con la roja, han vivido experiencias que quedarán en su corazón para siempre.

Aunque declaran entre risas que en casa son como rivales, Lysa presume de los éxitos de su hermana pequeña y siente su felicidad como propia. Por su parte, Lyndie, confiesa algo vergonzosa que su hermana mayor, no solo es su apoyo incondicional sino que, además, es un referente y un ejemplo a seguir: “Todo lo que se, bueno casi todo, [Risas] lo he aprendido gracias a ella. Los pequeños detalles que me ha aportado son los que me han llevado hasta aquí. Se lo agradezco de todo corazón”. La sonrisa tímida con la que pronunciaba estas palabras no desapareció cuando confesó que en su casa el balonmano se vive muy intensamente: “Mi madre tiene la culpa de todo, es una fanática y sobre todo, nuestra fan número uno».

Sin embargo, algo de culpa tiene también el que fuera abuelo de ambas, un referente al que no pudieron conocer pero que les dejó la mejor herencia que podían recibir. Jugador de balonmano durante muchos años, escribió un libro sobre jugadas, estrategias y apuntes relacionados con la práctica de este deporte. Auguró el futuro y sin saberlo, les dejó un gran legado, no solo emocional, al que aún acuden conmovidas.

Las hermanas Tchaptchet
Las hermanas Tchaptchet

Aunque juntas forman un tándem perfecto, durante este CESA 2019 de Valladolid han demostrado que, separadas, también tienen mucho que decir.

Valonmano con V: ¿Cómo os presentaríais a vosotras mismas??

Lysa Tchaptchet: Me llamo Lysa Tchaptchet Djuissie. Tengo 17 años y nací en Camerún, en la capital de Yaundé. Ahora vivo en Villava, Navarra y pertenezco al Club Balonmano Beti Onak, además de representar a la Selección Navarra.

Lyndie Tchaptchet: Me llamo Lyndie. Nadie en Camerún el 13 de enero de 2005 y vivo en Villava, Navarra. Juego a balonmano en el Club Atarrabia y represento a la Selección Navarra de balonmano.

Valonmano con V: ¿Con cuántos años empezaste a jugar a balonmano y por qué?

Lysa Tchaptchet: Empecé los 7 años. Le aconsejaron a mi madre que hiciésemos algún deporte en el pueblo. Al principio no me gustaba nada. Jugábamos con chicos y, además, era muy flaquita y muy pequeña. A la mínima me empujaban y me caía al suelo, lo pasaba mal. Luego poco a poco le fui cogiendo el gusto y ahora me encanta.

Lyndie Tchaptchet: Empecé a los 7 años pero ya de antes solía entrenar en el equipo de mi hermana algunos días. Desde siempre me ha gustado el balonmano. Está claro que ver a mi hermana me impulsó a hacerlo. Empecé a jugar gracias a ella.

Valonmano con V: Lysa, ¿sigues estudiando?

Lysa Tchaptchet: Sí, estoy estudiando bachillerato de Ciencias de la Salud y ahí voy [Risas]. No me cuesta compaginarlo con los entrenamientos. Aunque sí hay temporadas que todo es un poco más difícil pero, por lo general, llego a todo bien.

Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: ¿El año que viene tienes pensado ir a la universidad?

Valonmano con V: Sí, me gustaría hacer algo que me permita compaginar salud y deporte, como por ejemplo la carrera de fisioterapia.

Valonmano con V: ¿Estarías dispuesta a dejar Pamplona si los estudios te obligan a hacerlo?

Lysa Tchaptchet: Sí, si tengo que dejar Pamplona, lo haré. Estoy abierta a todas las opciones en función de los estudios.

Valonmano con V: Aunque perteneces a la categoría juvenil, has sido jugadora habitual del equipo de Divisiónde Honor Plata, ¿qué significa eso para ti?

Lysa Tchaptchet: Jugar en esta categoría tan superior me ha ayudado mucho. Considero que he mejorado tanto a nivel individual como a comprender el balonmano colectivamente. Al fin y al cabo, la exigencia es mucho mayor pero la dinámica de esta categoría me gusta mucho más.

Valonmano con V: ¿Consideras que has tenido que sacrificar cosas para practicar el deporte que te gusta?

Lysa Tchaptchet: Sí. Entre estudiar y entrenar, se me va bastante tiempo. A veces he tenido que renunciar a querer hacer algo con mis amigas o tener un plan establecido por cansancio o por otros motivos, como un partido, un desplazamiento o un entrenamiento. Pero lo he elegido así. Es una decisión que he tomado porque me gusta y me hace feliz esta vida relacionada con el balonmano.

Valonmano con V: ¿Qué cosas buenas y malas te ha dado el balonmano?

Lysa Tchaptchet: Buenas muchísimas. Lo principal, que he conocido a un montón de gente. Me paro a pensar y he hecho muchísimas amistades practicando este deporte. Malas, en cambio, no sabría decirte. Es cierto que es deporte, competición, y que a veces tienes malas pasadas, malos partidos…pero en mi balanza pesan mucho más las cosas positivas.

Lysa Tchaptchet
Lysa Tchaptchet junto a sus compañeras de selección ante la selección catalana. Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: De esos buenos momentos que has vivido o victorias que has conseguido a lo largo de tu trayectoria, ¿cuál ha sido la más gratificante?

Lysa Tchaptchet: Creo que la semifinal contra Cataluña. No por el hecho de que sean ellas, sino por el hecho de ser el partido de semifinales. Fue especial jugar la semifinal y ganarlas. Aunque es cierto que, el año pasado también jugamos la semifinal contra Cataluña y la perdimos. Nos fuimos con mal sabor de boca y este año, en cambio, nos salió bien y nos quitamos la espinita que teníamos clavada.

Valonman con V: ¿Y el encuentro más especial que recuerdas, al que más cariño le guardas?

Lysa Tchaptchet: Recuerdo un partido contra Granollers. Éramos infantiles de segundo año y era nuestro primer sector. Nosotras estábamos cagadas, nos las habían pintado como buenísimas, cosa que eran [Risas]. No ganamos, pero empatamos y fue un chute. Nos dio muchísimo subidón.

Valonmano con V: ¿Tienes algún referente o alguna persona que haya influido de manera especial a lo largo de estos años?

Lysa Tchaptchet: A nivel profesional me gustan muchísimos jugadores y jugadoras. En el ámbito personal y familiar una persona que creo me ha influido mucho es mi abuelo, a pesar de que ni mi hermana ni yo le conociésemos. Sabemos, porque nos lo han contado, que jugó muchos años a balonmano. Y, sin quererlo, nos dejó la mejor herencia. Se tarta de un libro escrito a mano que hizo él, con jugadas, estrategias y apuntes relacionados con la práctica del balonmano. Mola mucho. A veces le echo un vistazo y me emociono.

Valonmano con V: ¿Cómo se vive el balonmano en vuestra casa?

Lyndie Tchaptchet: El balonmano en casa se vive muy intensamente. Nuestra madre es una fanática del balonmano. Es nuestra fan número uno [Risas].

Valonmano con V: Lyndie, ¿Qué significa tu hermana para ti a nivel balonmanístico?

Lyndie Tchaptchet: Significa mucho. Ella es un gran apoyo y un ejemplo a seguir.

Tchaptchet
La selección navarra infantil campeonas del CESA Valladolid

Valonmano con V: ¿Cómo para vosotras representar a la Selección Navarra?

Lysa Tchaptchet: Aunque es una comunidad muy pequeña, a nivel de balonmano femenino considero que hay muchísimo nivel y estar entre las 16 hace mucha ilusión. En concreto, este año era especial. Ha sido mi último año. Hace mucha ilusión que cuenten contigo.

Lyndie Tchaptchet: Representar a la Selección Navarra es genial. Es una oportunidad que me ha dado este deporte para mejorar tanto individual como colectivamente y solo puedo estar agradecida.

Valonmano con V: ¿Cuál es la rutina de entrenamientos que hace la selección para preparar un campeonato como el de Valladolid?

Lysa Tchaptchet: Empezamos desde Febrero a entrar los domingos. Al principio solo dos domingos, más o menos, al mes. Más tarde, en el mes de diciembre, empiezan a aumentar la cantidad y también la intensidad. Un mes antes son mucho más serios y más específicos para el Campeonato de España.

Lyndie Tchaptchet: A lo largo de todo el año hay entrenamientos, pero solo vamos algún domingo concreto. En diciembre es mucho más intenso, nos preparaban mucho más en concreto para el campeonato de Valladolid.

Valonmano con V: En este campeonato había muchas expectativas en Navarra sobre las juveniles, ¿sentíais presión?

Lysa Tchaptchet: La verdad es que un poco sí [Sonrisa]. En parte porque nosotras sabíamos de lo que éramos capaces. Para muchas era el último y sabíamos que íbamos a darlo todo al máximo, aunque también teníamos claro que íbamos a disfrutar.

Valonmano con V: ¿Teníais algún ritual especial?

Lyndie Tchaptchet: Teníamos bastantes pero el más concreto que recuerdo es que todos los días antes de jugar jugábamos a un juego para salir tranquilas e intentar quitarnos los nervios antes de salir a la pista.

Lysa Tchaptchet:Teníamos muchísimos. Gomas de pelo, calcetines…Todo, todo. [Risas]. La verdad que con esto éramos muy maniáticas. El día que perdimos dijimos: “Ya no vamos a hacer nada porque sino vamos a volver a perder». Luego, llegó el día siguiente, y como ganamos queríamos que todo fuese como ese día. No cambiar nada [Risas].

En concreto, teníamos la manía de poner música en el autobús durante el trayecto al partido y, justo antes del momento de llegada y de bajar, teníamos que poner la canción Gasolina para estar a full [Risas]. Personalmente, tengo una goma que antes de los entrenamientos se la daba a mi entrenadora y me daba suerte. Otras, tienen manías con el color de calcetines y muchas cosas más…[Risas].

Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: ¿Cómo vivíais el día a día del campeonato?

Lyndie Tchaptchet: Muy bien, en especial porque estaba con mi hermana y ha sido un gran apoyo para mí. Veíamos videos cada día antes de jugar. Los entrenadores procuraban que descansáramos bastante. También hacíamos paseos pero yo me quedaba en la habitación ya que tenia una leve infección en un dedo del pie.

Lysa Tchaptchet: Muy bien. Estar en un campeonato para mi es estar muy a gusto, como en casa. Sientes que no te quieres ir, no quieres que esa semana acabe. Éramos una piña entre nosotros y, además, estábamos muy bien con todo el mundo que estaba por allí. Nuestro día a día estaba genial organizado. Teníamos tiempo para jugar, estar entre nosotras y hablar…y cuando había que descansar, se descansaba porque tanta paliza de partidos acaba agotando. También veíamos video, pero era voluntario. El primer día lo vimos todas y perdimos. Contra Cataluña no nos pusieron y ganamos y a partir de ese día era voluntario [Risas]. Yo personalmente veía los videos, me gusta ver a quien me voy a enfrentar antes del partido.

Valonmano con V:  Lysa, ganasteis partidos contra grandes selecciones hasta llegar a la final, ¿recuerdas alguno que lo disputaseis con especial intensidad o que haya sido más duro que el resto?

Lysa Tchaptchet: Para mí los dos partidos claves del campeonato y, al mismo tiempo más duros, fueron por un lado, el de Cataluña y por otro lado, el de Madrid. En esos dos encuentros había una gran presión. Ya nos estábamos jugando mucho y recuerdo que estuvimos muy tensas.

Valonmano con V: ¿Cómo os preparabais mentalmente para lo que se venía, es decir, para estar en la final del Campeonato?

Lysa Tchaptchet: La verdad que el día previo a la final fue muy divertido. Entre nosotras habíamos hecho una apuesta. Si llegábamos a la final, nos raparíamos todas la nuca. Y lo tuvimos que hacer. Fue muy gracioso. Respecto al partido, intentábamos pensar que era un simple partido más. Teníamos claro que saldríamos a darlo todo, porque además de una final, para muchas, entre las que me incluyo, era el último partido representado esta selección.

Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: Además de la magnifica actuación en colectivo, has destacado personalmente en defensa y también en ataque con 29 goles. ¿Has sido la mejor versión de ti? ¿Has podido dar todo lo que esperabas?

Lysa Tchaptchet: Este campeonato me he sentido muy bien pero no creo que haya sido la mejor versión de mí. Es cierto que me he dejado todo en la pista pero creo que soy muy joven para que ya haya dado todo lo que puedo dar. Espero seguir mejorando y en el futuro ser mucho mejor. Como digo, estoy contenta y creo que he dado un nivel muy alto pero mi nivel máximo no, pienso que puedo dar más con trabajo y esfuerzo.

Valonmano con V: El equipo de Valonmano con V te ha reconocido como la mejor pivote del campeonato ¿qué significa eso para ti?

Lysa Tchaptchet: Me hizo muchísima ilusión. No me lo esperaba. Sentía que había hecho un buen campeonato pero no sabia que estaría en el siete ideal.

Valonmano con V: En general, ha sido un campeonato impecable tanto individual como colectivamente, ¿lo recordarás más especial que el resto?

Lysa Tchaptchet: Todos los Campeonatos de España han sido muy especiales, pero sí es cierto que este, al llevarnos la medalla de plata y al ser el último ha sido más intenso y más especial. Pero todos los recordaré con mucho cariño. Han sido muy especiales para mí.

Valonmano con V: Este campeonato también lo ha jugado tu hermana Lyndie y, además de ganar el oro con la selección infantil, ha sido reconocida como mejor lateral izquierdo, MVP de la final y MVP del campeonato…¿qué sientes al ver a tu hermana pequeña conseguir tantos éxitos?

Lysa Tchaptchet: Me alegro muchísimo por ella. Está ganando tanto y está tan bien… [Sonrisa]. Es tan pequeña que siento que es una parte de mi, aunque en casa siempre hay esa riña con el balonmano entre nosotras. Cosas de hermanas [Risas].

Tchaptchet
Lyndie Tchaptchet ante la selección de Euskadi

Valonmano con V: Lynide, este campeonato ha sido un éxito, ¿esperabais llegar a la final y ganarla?

Lyndie Tchaptchet: Fue una grata sorpresa llegar hasta la final y poder ganarla. Inicialmente fuimos a pasárnoslo bien y bueno, a mejorar colectivamente. El esfuerzo del cuerpo técnico ha sido clave. Gracias a los entrenadores luchamos hasta el final. No esperábamos ganarlo, veníamos a aprender y a disfrutar. Recuerdo, de forma anecdótica que el primer partido del campeonato, que perdimos, estábamos todas de bajón y para intentar animar al equipo dije que íbamos a ganar el campeonato. Acerté, ganamos el campeonato. Dije que íbamos a quedar campeonas, y suerte o no, así fue [Risas].

Valonmano con V: A medida que ibais ganando partidos, ¿cómo os motivabais entre vosotras?

Lyndie Tchaptchet: Al fin y al cabo cuando vas ganando partidos es como que te alimentas y partido tras partido quieres ganarlo todo. Te tomas todos como si fuesen una final. Es un subidón.

Valonmano con V: Individualmente ha destacado tu actuación tanto en defensa como en ataque, ¿qué te gusta más, atacar o defender?

Lyndie Tchaptchet: Personalmente prefiero defender. Creo que en la defensa es donde se gana un partido.

Valonmano con V: A pesar de que te decantas por la defensa, has marcado 38 goles en el campeonato, siendo una de las máximas goleadoras, ¿cómo te sientes?

Lyndie Tchaptchet: Los goles que he podido anotar han sido gracias a todo el equipo. Yo sola no podría haberlos marcado. Estoy muy contenta

Valonmano con V: En la final marcaste 10 goles, incluido el gol de la victoria en los últimos segundos, ¿qué sentiste?

Lyndie Tchaptchet: Al principio no te das cuenta…sientes algo que ni te lo crees. El gol de la victoria a falta de ocho segundos…no sé, siento que hiciese lo que hiciese, íbamos a ir a prorroga así que me daba un poco igual [risas]. Creo que fue pura suerte pero cuando vi que entró sentí mucha euforia y lo celebramos a tope.

Valonmano con V: ¿Cómo se siente una al levantarse siendo Campeona de España?

Lyndie Tchaptcet: Pues en el momento no te das cuenta del logro que has conseguido pero, poco a poco, cuando tus familiares y amigos te van dando la enhorabuena y te van felicitando te vas dando cuenta de que has hecho algo grande.

Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: Este campeonato ha sido muy especial por los resultados pero además, estaba tu hermana Lysa con el juvenil haciendo también una gran actuación y llegaron también a la final, ¿Cómo habéis vivido estos días junto a ella haciendo cosas tan importantes?

Lyndie Tchaptchet: Vivir esta experiencia al lado de mi hermana ha sido fantástico, ya que todo lo que se, bueno casi todo [Risas], lo he aprendido gracias a ella. Las pequeñas cosas que ella me ha aportado han sido las que me han llevado hasta aquí y se lo agradezco de todo corazón.

Las hermanas Tchaptchet
Foto: Xavi Vegas

Valonmano con V: ¿Qué esperais del futuro? ¿Cuál sería vuestro gran sueño?

Lysa Tchaptchet: Creo que jugar en la máxima categoría y por supuesto, siempre piensas como meta representar a la selección española. También te diría jugar que jugar con mi hermana o contra mi hermana en categorías superiores, sería un sueño hecho realidad.

Lyndie Tchaptcet: Espero seguir mejorando. Mi gran sueño sería jugar en la selección española con mi hermana Lysa. Y si en la selección a lo mejor es demasiado, pues en un buen equipo, pero juntas. [Risas].

Muriel Martín
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Entrevista al exportero de Asobal Julio Rodríguez como organizador de la Zaragoza Cup realizada por...

El club suizo Pfadi Winterthur se proclama campeón de la EHF Mounthands tras vencer a los polacos...

El balonmano portugués experimenta uno de sus mayores momentos de crecimiento en la modalidad...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.