Restan diez partidos para que la Liga Guerreras Iberdrola llegue a su fin. Un año más la emoción parece que acompañará la competición hasta la última jornada, pues Super Amara Bera Bera y Rocasa Gran Canaria siguen empatadas en el liderato con un Elche Mustang vigilante a cinco puntos de distancia.

La competitividad ha augmentado en los últimos años en la División de Honor Femenina. El nivel de juego poco a poco se va recuperando para llegar al de un tiempo pasado. En una liga donde predominan de largo las jugadoras nacionales enfrente las extrangeras hay otra característica de las plantillas a destacar. La edad media de las plantillas de esta Liga Guerreras Iberdrola es tremendamente joven. Ahora mismo solo un equipo supera los 25 años de edad media.

Cecilia Cacheda con el Balonmano Porriño en la Liga Guerreras Iberdrola
Cecilia Cacheda con el Godoy Maceira Balonmano Porriño

Una media de edad de 22,57 años computando la edad de todas las jugadoras de todas las plantillas. Las terceras clasificadas de Elche Mustang son el equipo más joven con menos de veinte años de edad promedio (19,52). Si bien es cierto que el cálculo de la edad media se ve rebajado por las jugadoras juveniles que también cuentan, no como integrantes directas de la plantilla, pero sí como invitadas en la competición. Es necesario incluirlas en el cálculo pues algunas de ellas asumen responsabilidades importantes en sus equipos.

Entre tanta juventud es difícil destacar a nombres como «las más jóvenes», pues todos los equipo han contado hasta ahora con al menos una ocasión con jugadoras del filial en el primer equipo para jugar partidos de competición. Es decir, todos los equipos han tenido en algun momento a como mínimo una jugadora de menos de veinte años sobre la pista.

Sayna Mbengue, jugadora del Rocasa Gran Canaria. Foto: www.teldeactualidad.com

Por el otro extremo estan las jugadoras más veteranas de la competición. La legendaria Sílvia Navarro encabeza el ránking con 39 años, seguida de la primera línea del Mecalia Atlético Guardés Alesia Kurchankova, de 38 años. El equipo más «veterano» es el BMC Liberbank Gijón, con una media de 27,73 años de edad en plantilla.

Tanta juventud no es casualidad, de hecho tiene una explicación económica. Ante la precariedad de las jugadoras de balonmano profesional en España, estas se ven obligadas o a detener su carrera antes de tiempo, decidir competir a u nivel por debajo del que podrían o emigrar a otras ligas.

Como única cara positiva de esta situación se da la circunstancia de jugadoras muy jóvenes acumulando minutos en la máxima categoría. Esto les está facilitando a todas nuestras balonmanistas millenials la oportunidad de ganar experiencia muy rápido. Por eso existen proyectos como el de «Objetivo WC 2021 Femenino«, para intentar capitalizar bien todo el talento de esta generación ante la falta de una categoría júnior en España.

Ana González con las Guerreras Júnior
Ana González, jugadora del Elche Mustang, con las Guerreras Júnior. Foto: RFEBM
Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

El Torneo Internacional de Balonmano contará este año con equipos de Bangladesh y de Canadá, así...

José Javier Hombrados renueva un año más con el Quabit Guadalajara después de ser el tercer mejor...

Guerreras Arena y Hispanos Arena ya conocen la convocatoria de 12 integrantes para disputar el...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.