La semana pasada concluía el II Congreso de Mujer y Deporte con muchas conlcusiones sobre por qué hay una brecha de género entre balonmnao femenino y masculino. El balonmano en general se define como minoritario, siendo el femenino aun más perjudicado en este aspecto gracias al patriarcado. Durante el congreso se concluyó que «No existen deportes minoritarios si no discriminados mediáticamente».

Dicha discriminación mediática no solo se da en el flujo diario de noticias. Detalles como que el MVP de la máxima competición femenina española lleve el nombre de un hombre es una muestra de la dejadez de las instituciones responsables a la hora de visibilizar el balonmano femenino.

Maria Prieto O'Mullony premio Vicente Muñoz 2017-18
Maria Prieto O’Mullony premio Vicente Muñoz 2017-18

Asobal se encarga cada año de otorgar como propia comeptición el premio al mejor jugador de la temporada. Mientras, la Liga Guerreras Iberdrola deja a la suerte de la iniciativa de quién quiera otorgar este premio. Esto produce un vacío allí dónde se podría laurear el nombre de una mujer.

Guste o no, actualmente el modelo de consumo de deporte es muy fragmentado y individualizado. Los partidos duran sesenta minutos y se juega en equipo, pero solo miramos resúmenes de highlights y queremos nombres propios de quién más destaca. Y en dicho espacio sigue faltando un MVP con cara y ojos, como las jugadoras merecen. Concedido de forma oficial y con el nombre de una mujer.

La creación de referentes femeninos es importantísima. La escritora Roser Amills lo define a la perfección. Según la autora mallorquina no se trata de crear referentes femeninos ya que siempre han estado ahí, aunque ignorados. Por eso es tan importante la tarea en el presente de revalorizar el trabajo y los méritos de las mujeres del pasado. Y nombres candidatos no faltan: Cristina Gomez, Montse Puche, Cristina Mayo, Matxalen Ziarsolo son solo algunos de los posibles ejemplos.

Camiseta Handbol Sants Ubae "Només sí és sí"
Camiseta Handbol Sants Ubae «Només sí és sí»

Tal vez alguien reflexione sobre ello y haga algo al respeto. Tal vez no. Crear referentes y tener líderes femeninas en quien proyectarse es algo imprescindible, y aunque pueda haber alguna inversión privada más que en antaño y «gestos», hasta ahora se había escapado algo tan senzillo como un premio MVP con nombre de mujer. Si bien hay clubes con iniciativas feministas propias como el Handbol Sants, sigue faltando mucho apoyo a la lucha desde las instituciones y medios de comunicación.

Para las mujeres en general, y para el balonmano en femenino en particular, ya sería bastante revolucionario hacer lo que decía el grupo de rap ‘La Furia‘: «Tenemos historia, despierta hermana, nombra y reconoce el curro de tus antepasadas». ¿Parece senzillo verdad? Pues de momento no es así.

Valonmano Con V
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El programa de preparación del Mundial que albergará España, Objetivo 2021, sigue su curso con una...

Natural de Vigo y formada en el Balonmano Lavadores, la protagonista de hoy es una de las joyas...

Victoria de España sobre Austria y da un paso más hacia la clasificación del Campeonato de Europa...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.