La masculinización de los highlights

EDITORIAL  /   /  Por Jimmy Martín  /  463 views

Las redes sociales son hoy en día la principal, seguramente también la mejor, herramienta de difusión para muchas cosas. Un deporte que necesita de constante difusión como el nuestro necesita de mucho contenido constante en redes para darse a conocer. Instagram, Twitter y Youtube nos bombardean constantemente con highlights de los mejores goles de la jornada, de la semana y del mes.

La tarea de seleccionar los hightlights, los mejores goles y las mejores paradas parece que ha recaído en los propios organizadores de las competiciones. Los canales de Youtube de ASOBAL, Liga Iberdrola, la EHF, la LNF, Bundesliga y SEHA League sacan humo constantemente brindando contenido de alta espectacularidad para los medios.

No obstante, parece que el criterio para seleccionar dichas “mejores acciones” es más que cuestionable. Por empezar a poner ejemplos, nadie duda que Vyakhireva fue una de las más destacadas jugadoras del pasado Campeonato de Europa. No obstante, su aparición entre los highlights fue más bien escasa. Tampoco los medios en general hablaron mucho de la vertiginosa circulación de pelota de las de Trefilov. Esto se debe a una evolución que ha hecho el balonmano masculino que, por fortuna para muchos, aun no se ha dado en el balonmano femenino.

Obviamente también existe el lanzamiento exterior en el balonmano femenino, pero si se detienen ustedes a ver un partido de la EHF Women Champions League, observarán mucha más circulación de balón. Muchas más combinaciones, más juego colectivo. Una espectacularidad a veces más difícil de apreciar ya que la jugada no se concentra en el segundo y medio de la explosividad del lanzamiento. En general, el balonmano femenino de élite juega mucho más obligar a la vasculación de la defensa, más trabajo horizontal en ataque y no tanta verticalidad y lanzamiento exterior. Para algunos es simplemente un balonmano diferente, para otros es un balonmano con mejor calidad de juego.

La figura del central está en peligro de extinción. Si bien la mayoría de entrenadores españoles parece que siguen una corriente contracultural, la realidad es que el juego del balonmano masculino depende cada vez más del lanzamiento exterior. Cada fin de semana las distintas competiciones nos dejan muchos goles espectaculares desde más allá de los 9 metros.

Sin embargo, observando la entrega de los cinco mejores goles de la última jornada de la EHF Women Champions League, solo uno de los cinco goles es de una jugada con penetración. Los otros cuatro goles son lanzamientos exteriores. Se sigue consumiendo y difundiendo mucho más el balonmano masculino que el femenino, por lo que el público y los editores de los mejores goles de cada jornada siguen aplicando unos estándares de espectacularidad masculinizados. Seguimos destacando la explosividad y la potencia en un mundo donde la táctica es lo que más predomina, perdiéndonos en los resúmenes muchas de las mejores acciones de cada semana.

dean bombac con el Kielce
Dean Bombac es uno de esos centrales que rompe la dinámica del balonmano masculino de basarse en el juego exterior. Foto: PNGIG Superliga / MMTS Kwidzyn

Obviamente todo el mundo aprecia los “nereasus” y es innegable que estos son unos golazos. También cada vez que N’guessan suelta el brazo desde más allá de los 9 metros tiembla todo el mundo. Pero es una pena que por destacar exclusivamente esto nos estemos perdiendo como Oftedal y Groot cada fin de semana dan una lección magistral de generar espacios para sus compañeras. O como Sostaric está destacando más que nunca teniendo la misma muñeca que ha tenido siempre, pero gracias a que Bombac y Cañellas le hacen llegar más balones. También por el mismo motivo podría pasar que Gurbindo, al no destacar en el lanzamiento exterior, vaya a quedar con una carrera sin demasiados reconocimientos individuales pese a exhibir uno de los mejores juegos sin balón de la historia.

En definitiva, la evolución del balonmano masculino hacia el lanzamiento exterior hace que cada vez más sea lo único que se aprecie en los highlights. Teniendo la suerte de disponer de horas y horas de un balonmano mucho más colectivo en la élite femenina, que no ha seguido tanto esta tendencia hacia el lanzamiento exterior, y con excepciones en el masculino, nos lo estamos perdiendo en los resúmenes por la masculinización de los highlights.

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Editorial 8M: El premio a la mejor jugadora de la Liga Guerreras Iberdrola se sigue otorgando de...

Hace ya un tiempo que la SEHA League se ha ergido como una de las mejores competiciones de...

Me voy a presentar rápido: mi nombre es Nacho Pla, tengo 23 años y soy periodista deportivo. Tuve...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.