Arrancaba la décima edición del torneo de la Lloret Cup 2019, torneo que traía a más de 70 equipos tanto nacionales como internacionales para disputar buen balonmano desde el 14 al 17 de abril, aumentando el nivel y calidad en las pistas de El Molí –allí dónde empezó todo– de años anteriores.

La presentación del torneo ya nos sugería que nos encontrábamos en una competición al uso con espectáculo de luces, sonido y contorsionismo. Los clubs presentes mostraban su predisposición para la fiesta del balonmano que se tenía preparada.

Natalia, del Handbol Les Franqueses, bajo palos en la Lloret Cup de 2019
Natalia, del Handbol Les Franqueses, bajo palos en la Lloret Cup de 2019

Se iniciaba el torneo en la localidad gerundense. La India, Noruega, Suecia, Dinamarca y Francia nos enseñaban sus virtudes balonmanísticas en el 40 x20 en una fusión con el juego catalán, vasco y toledano. El resultado nos ofrecía partidos con gran emoción. Cada equipo con sus estilos demostraba su efectividad y belleza táctica con la pelota. También presencias arbitrales de Serbia, Luxemburgo o Alemania enriquecieron, más si cabe todavía, el carácter cosmopolita del evento.

El balonmano también tenía que descansar, la organización del torneo brindó la oportunidad de desconectar de las pistas. Se preparó una fiesta donde la pega, el ruido de las zapatillas y la competitividad se dejaba de lado para que la música y las risas actuaran como hilo conductor para conocer y disfrutar de los equipos en un ambiente mucho más relajado. Pero la fiesta debía seguir pelota en mano.

https://www.instagram.com/p/BwZKh_5nvF6/?utm_source=ig_web_copy_link

El torneo de Gerona pasaba a la fase eliminatoria. El ritmo de los partidos y la presión en los equipos comenzaba a estar latente. La alegría y tristeza se repartía por partes iguales en lo que algunos llaman la “justicia” del deporte. Las finales tanto femeninas como masculinas nos hacían vibrar y poner el broche de oro a una Lloret Cup 2019 que quedará guardado en nuestras retinas.

Finalmente once de las veintiuna medallas se quedaron en los clubs catalanes. El Balonmano Ciudad Imperial y el Handbol Sant Martí Adrianenc han vuelto a casa como equipos más laureados con 4 medallas cada uno.

No obstante, Ciudad Imperial consiguió decantar la balanza y cerrar el la 10ª edición de la Lloret Cup siendo el club con más medallas fuera de la pista. Tras una dura disputa en las gradas entre Urola, Front Lila y Ciudad Imperial, fueron los toledanos quién sumaron la quinta medalla con el premio Fair Play que les otorgó la organización.

Albert Andrés
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Entrevista al exportero de Asobal Julio Rodríguez como organizador de la Zaragoza Cup realizada por...

El club suizo Pfadi Winterthur se proclama campeón de la EHF Mounthands tras vencer a los polacos...

El balonmano portugués experimenta uno de sus mayores momentos de crecimiento en la modalidad...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.