El árbitro Goyo Muro se retira esta temporada del arbitraje de más alto nivel de forma obligada. Goyo se retira porque la normativa obliga a los árbitros a retirarse con 50 años, el mismo Goyo ha declarado que «estamos en una sociedad en la que tener 50 años no es estar viejo en el arbitraje de alto nivel. Personalmente seguiría en activo porque física y mentalmente estoy bien».

No obstante, tras 27 años en ASOBAL, con más de 600 partidos; 15 años en la EHF y otros 6 en la IHF, que suman más de 200 partidos internacionales, Goyo hace un balance muy positivo en lo personal. No tan positivo es el balance que el maño sobre la evolución del balonmano en algunos aspectos. Léanlo de sus propias palabras:

Valonmano con V: Debutó en ASOBAL ante el Elgorriaga Bidasoa de Wenta, ¿fue ese el partido más difícil de arbitrar o recuerda algún otro en concreto?

Goyo Muro: El primer partido tenia muchos nervios, aunque una vez empezado fue fácil de arbitrar. En 27 años de ASOBAL, recuerdo una semi de Copa entre Ademar de León y Portland Sant Antonio muy difícil, por ahí el 89′. Para mí y mi compañero fue mucho aprendizaje: nos equivocamos y de reconocer la dificultad y lo complicado que era, a partir de ahí se aprende. La dificultad estaba en la presión que imprimía todo el pabellón.

Luego en Europa, en cuanto ya has pasado una prueba así ya te haces. La final de Champions femenina también fue muy difícil, la húngaras de Gyori se veían ganadoras y a la vuelta perdieron.

Valonmano con V: ¿Qué es lo que más le complica un arbitraje?

Goyo Muro: Es muy importante como está el árbitro personalmente, nosotros somos los primeros que nos podemos complicar. Una mala decisión puede provocar enfados, y nosotros debemos estar serenos. Eso tambien se entrena deportiva y psicológicamente. Hay muchas veces que los árbitros confundimos la autoridad con otra cosa que no tiene nada que ver. Tomar unas decisiones desde solo la autoridad transmite algo que a jugadores y entrenadores les puede molestar. Hay que entender el personaje y el rol del arbitraje; no solo vale decir que soy el árbitro y mando yo, porque no tenemos que ser el centro de atención.

Goyo Muro saludándose con Carou, jugador del Ademar. Foto: Andrey Sapizhak
Goyo Muro saludándose con Carou, jugador del Ademar. Foto: Andrey Sapizhak

Valonmano con V: ¿Es más fácil pitar a medida que se suben categorías o más abajo?

Goyo Muro: Son cosas diferentes y cada situación tiene dificultades. A nivel ASOBAL la dificultad está en que se proyecta mucho la imagen de cara al exterior y se debe manejar y se debe cuidar cada gesto y cada decisión. Si hablamos de territorial o competición escolar, hay el hándicap del fútbol que es un espejo que proyecta falta de educación deportiva, no se entiende siempre que se hace deporte por placer y no por competir. Se llega a presionar a niños y niñas y árbitros y se pierde el aprendizaje y el pasarlo bien.

Valonmano con V: ¿Cómo valora usted la aplicación de las 5 nuevas normativas?

Goyo Muro: En general son pasos que el balonmano tenía que dar porque se daban situaciones, sobre todo finales de partido, que eran muy difíciles de resolver. Tal vez no sea la mejor manera pero estas reglas de alguna manera han favorecido las decisiones en estas situaciones. Cada caso particular hay que aplicarlo bien, con el tiempo se aprende a que no porque un jugador esté en el suelo se debe pedir que sea atendido. También poder tomar decisiones tan punitivas como el 7m y descalificación directa ha hecho que los finales de partido no sean tan tensos. Sobre el pasivo se ha quitado la subjetividad que lo hacía muy difícil de gestionar a veces.

Valonmano con V: ¿Añadiría usted alguna normariva más?

Goyo Muro: Tenemos que aprovechar más las tecnologías. Se han hecho pruebas en mundiales para decidir a través del video, eso es lo que va a dar más objetividad a las decisiones. Sobre todo en acciones de roja con posible agresión, decidir eso en décimas de segundo puede llevar al error. Con el video se eliminaría la posibilidad de que el atacante exagere. En la ultima semifinal de Copa del Rey, mi compañero y yo vimos un codazo que luego, al verlo en video, resultó no haber sido para tanto. Nos hubiera sido de mucha utilidad el video.

Valonmano con V: ¿Por qué cree que hay tantas quejas sobre la nueva normativa de portero-jugador?

Goyo Muro: Es una evolución que facilita el cambio de portero-jugador. Técnicamente se ha conseguido que no haya tantas pérdidas de balón en inferioridad. La norma hace que al final no penalice en ataque una exclusión en defensa. Se ha ganado que los ataques sean mucho más precisos y no haya tantas pérdidas de balón. En España es más difícil, por cómo jugamos, no hay tantos huecos y lanzamientos desde el exterior, pero en otros balonmano sí se nota más.

Valonmano con V: ¿Hay menos miedo a ser excluido?

Goyo Muro: No lo creo, no lo he notado así. No creo que el límite de la defensa reglamentaria sea rebasado por poder incorporar uno más en ataque. No he excluido más gente esta temporada que otras.

Valonmano con V: ¿Cómo cree que se está haciendo la promoción de parejas arbitrales femeninas?

Goyo Muro: Dentro de nuestro colectivo siento la necesidad de que sea más feminizado. A nivel arbitral de ASOBAL no hay ninguna árbitra. Hay un potencial femenino que está por desarrollar y hay que darle el espacio y tiempo que se merece. Como en todas las facetas de la vida debería haber presencia femenina y estar mucho más presente. Cualquier desarrollo o programa a aupar a mujeres arbitras es importantísimo. A nivel internacional también es necesario, en este siglo XXI todo el mundo debe darse cuenta de que las mujeres deberían poder ocupar los mismos espacios que los hombres.

Valonmano con V: ¿A lo largo de todos sus años de arbitraje, cuál ha sido el cambio que más destacaría?

Goyo Muro: Ha habido cambios. Antes el balonmano era más amateur. A nivel deportivo ha habido una evolución a nivel técnico, táctico y físico. Ciertos conceptos reglamentarios se han ido cambiando para que el balonmano sea más rápido, se ha ido haciendo cada vez más espectacular. Pese a la evolución táctica y física, en lo que no ha cambiado es en la creatividad, ese carácter individual de ciertos jugadores sí que sigue presente.

Goyo Muro junto a su pareja García Mosquera. Foto: Somosasín
Goyo Muro junto a su pareja García Mosquera. Foto: Somosasín

Valonmano con V: ¿Qué supone para un árbitro la bajada de nivel de Asobal de los últimos 20 años?

Goyo Muro: El árbitro lo vive un poco como el publico y los directivos. Lo vivo con un poco de frustración. Estás pitando a los mejores del mundo y ves cómo poco a poco esos jugadores se van a otras ligas. Nuestra liga no es top, así se ve en competiciones europeas, ya no se llega siempre a las finales. Cambias el chip, y te adaptas.

A nivel reglamentario, los nuevos jugadores tienen una falta de conocimiento que antes era impensable. Hubo una ruptura de transmisión de como comportarse dentro del propio balonmano. Los árbitros no hemos cambiado en eso, de ahí la diferencia. He llegado a sentir que volvía a empezar por tener que marcar pautas que para los jugadores eran novedad, y que años antes no hubiera tenido ni que marcar. Por poner un ejemplo, he tenido que llegar a advertir en ASOBAL sobre que no podían dejar una botella de agua en el suelo invadiendo la pista desde la línea de banda, esto años atrás era inimaginable.

Valonmano con V: ¿Qué perspectivas de futuro tiene?

Goyo Muro: He sido muy feliz siendo arbitro de balonmano. Ahora me queda un vacío muy grande; para mí ha sido una ocupación por lo menos al nivel de la familia. Ahora ya sí que voy a poner en primer lugar la familia. Soy una persona inquieta, por lo que no diré que no a algo que me pueda llenar o gustar si surge la propuesta. Ahora mismo veo un verano para disfrutar con la familia; más adelante ya se verá. Tengo claro que si encuentro algo que me apasione tanto cómo arbitrar sin duda lo haré. Invito a todo el mundo que quiera intentar ser arbitro que se anime, yo lo probé por casualidades de la vida y me ha llenado muchísimo.

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Conocemos hoy a Agustín Bou, entrenador Argentino que viajó a España hace ya más de 15 años, para...

Solo los que están dentro del mundo del arbitraje saben lo laborioso que es conseguir llegar hasta...

Natural de Vigo y formada en el Balonmano Lavadores, la protagonista de hoy es una de las joyas...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.