Diez años latiendo: una familia dentro y fuera de la pista

El Club Handbol Ribes nace a partir de la propuesta de Rubén Piñol, quién ejercía como docente en la Escuela Els Costerets (Sant Pere de Ribes), de añadir el balonmano a la lista de extraescolares. Esto sucede en 2005, pero no es hasta el 2010 que se origina el Club Handbol Ribes como lo conocemos hoy en día. Por aquel entonces no existía el balonmano como tal en el municipio, pero el deseo y la motivación de los jugadores de Els Costerets, junto la pasión de Rubén por este deporte, dio paso a una única solución: crear un club.

Club Handbol Ribes
Primer equipo del Handbol Els Costerets. Foto: cedida

Los mismos padres y madres que querían que sus hijos siguieran practicando balonmano fueron quienes hicieron posible el proyecto. “Fue un proyecto inconsciente, nada planificado” afirma Rubén, recordando cómo, en apenas 10 años, la familia del Handbol Ribes ha pasado de tener dos únicos equipos a contar con 15 equipos de categorías superiores (de alevín experto a senior) y 32 equipos de base. A pesar de tener como principal fuente de jugadores y jugadoras la Escuela Els Costerets, el Club Handbol Ribes también gestiona equipos en diferentes colegios de la zona como, por ejemplo, la escuela francesa Bel Air (la cual aportó 60 jugadores y jugadoras en la primera promoción) y la escuela Les Parellades.

La recepción que el balonmano estaba teniendo en la zona fue sorprendente. La llegada de Josep Martínez (actual presidente del Handbol Ribes) marcó un punto de inflexión por lo que respecta a la promoción en las escuelas y la ampliación de nuevos jugadores y jugadoras a la plantilla del Club. Hasta entonces, el crecimiento de este había sido constante año tras año, pero ahora se puede afirmar que crece de manera exponencial, ya que cada vez son más los niños y niñas que quieren aventurarse en el mundo del balonmano.

Club Handbol Ribes
Presentación de los equipos del club en 2012. Foto: Club Handbol Ribes
Club Handbol Ribes
Presentación de los equipos del club en 2018. Foto: Club Handbol Ribes

Lograr que el número de jugadores crezca de tal manera permite a la administración centrarse más en mejorar la calidad de sus jugadores que no en aumentar la cantidad de estos. A pesar de ser un club joven situado en un municipio pequeño (con poco más de 18.000 habitantes) cuenta con una larga lista de jugadores y entrenadores que han disputado tanto en la selección catalana como en la española o bien que se han marchado a clubs más reconocidos para jugar en las máximas competiciones.

El Club Handbol Ribes cuenta con dos características que le diferencian de muchos otros clubes deportivos. En primer lugar, es un club muy familiar; hecho por la base y para la base, que ha ido creciendo a la vez que sus jugadores y jugadoras. “Fui de los niños que jugaron en el primer equipo de
Els Costerets cuando tenía 6 años. Ahora voy a cumplir 22 y estoy en el senior masculino del Club que me ha visto crecer como jugador y como persona” cuenta Víctor Fernández.

El hecho de que el Handbol Ribes naciera y creciera de la mano de los padres y madres también influye en la implicación que las familias muestran en cada temporada y, al tratarse de una entidad asamblearia, todos los socios son participes de la gestión del Club. Por otra parte, también es muy notoria la buena relación entre los jugadores y jugadoras de distintas edades y esto, entre otros motivos, es gracias a que los que pertenecen a categorías superiores sean a la vez entrenadores y entrenadoras de las categorías inferiores; lo cual beneficia en la unión y apoya a los diferentes equipos, consiguiendo que no haya brecha de edades, tal como asegura Maria Stockli, jugadora del senior femenino y entrenadora del cadete femenino.

Esta relación tiene un poder de convocatoria en los fines de semana muy elevado, lo cual conlleva a un buen ambiente asegurado en el 40×20 de Sant Pere de Ribes. “Al vivir en un pueblo, familias enteras están implicadas en el proyecto. El pabellón es un punto de reunión los sábados y domingos donde todo son caras conocidas que se apoyan mutuamente” explica Pol Fernández, capitán del senior masculino y entrenador del cadete femenino “accent”.

En segundo lugar, el club “ribetà” siempre ha apostado mucho por el balonmano femenino, incluso hicieron promoción exclusivamente para jugadoras, la cual dio un resultado muy positivo; hasta el punto de convertirse en uno de los referentes, no solo del balonmano femenino de la comarca, sino que también del deporte femenino en general. Además, gracias a los sponsors Fidexa y Monbus, que llevaron a varios equipos del Club a disfrutar de la Granollers Cup 2019, los equipos juvenil y cadete femenino demostraron todo el trabajo que llevaban a sus espaldas quedando en el 3er y 2o puesto del torneo internacional.

Club Handbol Ribes
Entrega de trofeos de la Granollers Cup 2019 en categoría cadete femenino. Foto: Club Handbol Ribes

Para terminar la temporada, el Club organiza una fiesta conocida como La Cloenda donde todos los entrenadores, jugadores y jugadoras, acompañados por su entorno más cercano, están invitados a disfrutar de una cena en familia. Con el inicio de la temporada 2019/2020 el Club Handbol Ribes cumple 10 años de experiencias, risas y, sobretodo, buen balonmano.

Fiesta de despedida de la temporada. Foto: Club Handbol Ribe
Elena Custodio
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El club Balonmano Playa Caesaraugusta es una de las novedades de este año en Zaragoza. Este...

El OAR Gracia, club referencia en el Valles Occidental, nace el 1953 de la mano de un grupo de...

Gradas repletas con partidos de fútbol sala, hockey y baloncesto es el día a día de un club que,...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.