En la excéntrica ciudad de Doha, Qatar, se llevaron a cabo los World beach Games y el beach handball fue el deporte protagonista de la competencia

En el torneo femenino se vio un gran nivel con Brasil, Argentina, Grecia, Hungría, Dinamarca, España y Vietnam. Sin lugar a dudas, las vietnamitas fueron la cenicienta de la competencia llegando a semifinales con un juego muy rápido y efectivo en ataque, dejando fuera a una candidata al podio como Argentina en cuartos de final. Las Kamikazes venían de una zona de grupo impresionante, ganándole a Dinamarca y Hungría. El dato curioso es que a semifinales llegaron 3 equipos que integraron el grupo A, mientras del B solo llegaron las asiáticas.

Grecia, último campeón del mundo, cayó ante Hungría y España no pudo vencer a las danesas lo que relegó a las Guerreras de la arena a conformarse con la octava colocación tras una buena primera fase.

En semifinales, Brasil cayó en shoot-out contra Dinamarca y Hungría pudo despachar con 2-0 a Vietnam para llegar a la final. En el juego por el oro, se vieron dos selecciones que juegan muy similar basando todo su ataque en el giro y penetración o lanzamientos exteriores del especialista. Si bien, no es un beach handball divertido de ver, es muy efectivo y esa forma de jugar dejó en el último escalón del podio a Brasil, un país que basa más su filosofía en el fly y en brindar más espectáculo. Aunque esta vez, el estilo europeo volvió a dominar al beach handball femenino.

En el torneo masculino, Brasil, España, Qatar y Suecia fueron los grandes protagonistas que llegaron a semifinales. Los locales aprovecharon su adaptación al calor extremo (se ha llegado a jugar con 41 grados de sensación térmica) y lograron llegar a semifinales donde cayeron ante el poderoso Brasil en shoot-out. Mientras que, los Hispanos de la arena con un andar irregular en la zona de grupos, se hizo fuerte en los cuartos de final dejando en el camino a Dinamarca, el campeón europeo, en los cuartos de final.

El duelo por el oro, España siempre mostró ser superior en los dos sets con una defensa impecable y gracias a eso pudo llevarse el primer set. En el segundo set, estuvo muy cerca de ganarlo, pero Brasil, siempre es Brasil y con experiencia y un poco de fortuna pudo quedarse con la segunda manga en gol de oro. En los shoot-out, la historia también favoreció al elenco brasileño que se quedó con el oro de los primeros Juegos Mundiales de playa. Suecia completó el podio al quedarse con el bronce, luego de vencer a Qatar 2-1.

Terminó un gran torneo, donde el clima fue un gran protagonista y el modo de juego europeo fue el dominante ante la filosofía sudamericana, Qatar fue una gran antesala para el próximo Mundial a jugarse en Italia en julio de 2020 y fue una gran vidriera de cara al sueño olímpico del balonmano playa.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO