Solo los que están dentro del mundo del arbitraje saben lo laborioso que es conseguir llegar hasta División de Honor. Requiere de tiempo, esfuerzo, sacrificio y muchas veces, aunque no se diga, también de trabajo en la sombra de un comité territorial.

Imagínense que lo logran, que obtienen el ascenso y son una de las mejores parejas – y mejor colocadas – y además que pueden obtener un futurible ascenso a ASOBAL. ¿Es el camino demasiado agotador?, ¿pierde uno la motivación del arbitraje? Jordi Quintanar, ex árbitro desde este verano, nos lo cuenta tras más de 12 años en el mundo del arbitraje.

Valonmano Con V: Buenas Jordi, ante todo, gracias por acceder a esta entrevista. ¿Cómo empezaste dentro del arbitraje?

Jordi Quintanar: Gracias a vosotros. Empecé en 2008 cuando tenía 15 años. Recuerdo que fue Josep Millán (que ha sido mi pareja arbitral desde que empecé el arbitraje en pareja) quien me dijo que estaban haciendo un curso de árbitros en Barcelona. La verdad que me dio curiosidad y me apunté. Algo anecdótico fue que después de aprobar el curso y me dieran toda la equipación y tarjetas, en el segundo partido lo quise dejar… Digamos que tuve un partido un poco complicado.

Valonmano Con V: ¿En algún momento pensaste que podría acabar siendo una profesión?

Jordi Quintanar: Desde un principio es evidente que no. Cuando empecé tenía tan sólo 15 años y era jugador a la misma vez, así que simplemente era pasarlo bien. Pero a medida que fue pasando el tiempo llegó el momento de decidir si continuaba siendo jugador. Y eso sí que hizo esto un poco más “profesional”, fue un punto de inflexión.

Por supuesto que fue una decisión que tomé valorando lo que podía aportarme más, así que decidí dejar de jugar y dedicarme al arbitraje. Pero no lo considero como una profesión ya que prácticamente ni en la máxima categoría (al menos aquí en España) puedes vivir sólo del arbitraje, es decir, dedicarte única y exclusivamente a arbitrar sin tener otro trabajo.

Valonmano Con V: La temporada pasada anunciaste tu retirada, ¿cuáles fueron los motivos?

Jordi Quintanar: Sí, la temporada pasada fue mi última temporada arbitrando. Principalmente han sido motivos laborales que me impiden poder compaginármelo.

Valonmano Con V: Imagino que no fue nada fácil dejarlo, muchas horas invertidas para mejorar e ir subiendo peldaños…

Jordi Quintanar: Sin duda ha sido una decisión que no ha sido fácil, pero me siento muy orgulloso y agradecido de haber podido disfrutar todos estos años del mundo del balonmano y lo que el arbitraje me ha aportado a nivel personal.

Valonmano Con V: Si me tuvieras que decir algunos nombres del mundo del arbitraje que han sido referentes para ti, ¿cuáles me dirías?

Jordi Quintanar: Es complicado responderte, ya que han sido 11 años arbitrando, he podido conocer a muchas personas que han aportado y la mayoría de ellas ya no están ligadas al mundo del abitraje o no forman parte del comité. Pero si tuviera que dar dos nombres serían Josep Millán y Ramón Iniesta.

Valonmano Con V: En aspectos técnicos, ¿qué es lo que más te costaba de manejar dentro del 40×20?

Jordi Quintanar: Cuando llevas años trabajando partidos, haciendo análisis de clips de vídeo y arbitrando, la mayor parte del colectivo sabe, por ejemplo, cuándo se señala un 7 metros, un golpe franco o una falta en ataque. Creo que la clave de acertar o no, consiste más en el trabajo psicológico o el estado mental que tenga el árbitro en cada momento.

Valonmano Con V: ¿Has echado de menos el silbato en este inicio de temporada? Ver a los amigos, el stage de inicio de temporada, las pruebas físicas…

Jordi Quintanar: La verdad es que se ha hecho extraño no tener ese ritual que durante 7 años hacía (preparar el viaje del stage de pretemporada en Pinto, el reencuentro con compañeros de toda España…), pero sigo yendo a pabellones y viendo partidos y por supuesto que las ganas de arbitrar no las pierdo.

Valonmano Con V: Arbitrando partidos de DH Plata masculina y DH Femenina, ¿te veías subiendo un escalón más junto a Josep Millán?

Jordi Quintanar: El objetivo una vez alcanzada la categoría nacional era intentar llegar lo más arriba posible… Con esfuerzo, constancia y haciendo las cosas bien teníamos más probabilidades de poder hacerlo, pero no me siento frustrado por no haberlo conseguido. Creo que mi camino debía acabar aquí y como he dicho antes me siento muy agradecido y orgulloso de llegar donde he llegado y de vivir todo lo vivido.

Valonmano Con V: ¿Qué sueles hacer los sábados y los domingos ahora que ya has colgado el silbato? ¿Cuáles son tus aficiones?

Jordi Quintanar: Pues intento tenerlos ocupados, digamos que estoy asentándome en esta nueva situación, ya que mis fines de semana desde que soy jugador y árbitro han sido siempre de balonmano, pero me gusta hacer deporte y estar con los amigos.

Valonmano Con V: Y, por último, ahora que ya has dejado el arbitraje, ¿te gustaría seguir ligado al balonmano en otra vertiente (entrenador, delegado, trabajar en el comité…)?

Jordi Quintanar: De momento disfrutaré de los partidos desde la grada, no tengo intención de estar ligado a ningún estamento, al menos ahora.

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Conocemos a Andrea Loscos, la jugadora de Dominicos que e su primer año de sénior está siendo una...

Conocemos a Lautaro Alarcón, el entrenador del Handbol Ribes con el proyecto de hacer el partido de...

Descubrimos a Arantza Moreno, la actual campeona de España de lanzamiento de jabalina que guarda...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.