En Paraguay se llevó a cabo el centro suramericano de menores, donde Argentina se hizo fuerte en ambas ramas y se quedó con la dorada. Lo curioso es que los chicos casi no viajan.

A mediados de octubre la Confederación Argentina de Handball comunicaba que por falta de presupuesto no iban a poder viajar sus seleccionados menores y cadetes a los torneos continentales por falta de dinero en las arcas de la CAH. A pesar de ello, los padres hicieron los imposibles para que sus hijos viajen y puedan representar a su bandera en tan importante evento y los chicos hicieron lo que tenían que hacer, jugar, divertirse y encima festejar el campeonato.

argentina gladiadores menores

En la rama femenina, Argentina tuvo un torneo excelente mostrando mucho carácter y buen juego durante los cuatro días de competencia, donde en fase de grupo mostró mucha actitud en la primera fecha al vencer a Paraguay 23-25. Al siguiente día las dirigidas por Fernando Dalmas tenían jornada doble y en primer turno vencieron a Brasil, que era el vigente campeón, por un abultado 28-20 y más tarde, golearon a Chile 33-18 para asegurar el pase a la final. Por último, el viernes consiguieron otra victoria ante Uruguay por 30-17 para llegar con mucha confianza a la final, que sería nuevamente contra Paraguay, el único rival que le hizo frente al poderío argentino.

En la final, se vivió un duelo emocionante donde ninguna de las dos selecciones podía sacarse ventaja, sin embargo, las locales a falta de 5 minutos se despegaron un poco del marcador, pero La Garra típica de las argentinas hizo, que tengan un brillante cierre de partido para llevarse el duelo con un ajustado 23-21 que desató la alegría interminable.

Cabe destacar, que en las campeonas se lucieron Sofía Gull, hija del ídolo argentino Erik Gull, Victoria Recalde, Ailín Olijnyk. Sin lugar a dudas las nombras fueron fundamentales en el ataque argentino, párrafo aparte para la portera Florencia Carrasco que apareció en momentos claves durante el torneo.

En la rama masculina, los argentinos tuvieron que lucharla para poder quedarse con el oro, en la fase de grupo pudieron vencer a Paraguay, en el primer día de competencia, 27-23, en la jornada doble del jueves consiguieron la victoria ante Chile 24-17, pero cayeron ante Brasil 19-23. El viernes, aseguraron el pase a la final al derrotar a Uruguay 24-20.

En el partido por el oro, los dirigidos por Alejandro Carotenuto hicieron una gran final, donde en el primer tiempo se fueron al descanso perdiendo por un gol, pero en el segundo tiempo salieron con todo y con la actuación brillante de Santino Diotallevi, su arquero, y un efectivo Nicolás Barcelo, en ataque, dieron vuelta el marcador para tomarse revancha de la caída en la fase de grupos y consagrarse campeones Sudamericanos al vencer 24-18 al clásico rival, Brasil.

Un torneo que quedará marcado a fuego en la historia de estos chicos que están dando sus primeros pasos en el handball argentino. Además, hay que aplaudir a los padres, familiares y el mundo del handball albiceleste que ayudó de alguna u otra forma para que los chicos puedan cumplir el sueño de representar a su país y encima, con un título.

Nicolás Bavoleo
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Este fin de semana se disputará en la ciudad de Valladolid la trigésima edición de la Copa ASOBAL....

El pasado fin de semana se llevó a cabo el Súper 4, último torneo del año de Femebal, y las...

Las competiciones alemanas son el referente mundial en cuanto al nivel de sus equipos y la...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.