“Tener un buen sitio para trabajar puede ser la diferencia entre ser una buena empresa o una gran empresa” Y sí, el balonmano húngaro tiene un templo para la formación de sus futuras estrellas, y ese se llama NEKA (Hungary National Handball Academy).

Pero antes de hablar de mi visita a NEKA, querría reconocer el protagonista de que haya podido estar disfrutando del deporte base en estado puro, y este es Patryk Rombel, seleccionador absoluto y director técnico de Polonia, con el que tuve suerte de durante mi estancia en Veszprèm compartir numerosas conversaciones e inquietudes sobre el balonmano. Seguro que su profesionalidad e interés le deparan un bonito futuro en la federación polaca.

Las instalaciones del NEKA
Las instalaciones del NEKA

Y es que Patryk fue el que me habló de lo interesante de visitar NEKA. Y me puso en contacto con Laszlo Sotonyi, al que amablemente le hablé en inglés y resultó contestarme en un perfecto castellano. 19 años atrás Zaragoza, mi ciudad natal, unió a Laszlo y al balonmano. Laszlo fue mi guía en la academia, mostrándome todos sus entresijos, y poniéndome todas las facilidades para que mi estancia fuera lo más agradable.

Es difícil resumir con palabras las instalaciones y facilidades, o el nivel de los jugadores y jugadoras, pero creo que un buen resumen sería: Jóvenes que entrenan como y con medios profesionales -incluido a nivel de preparación física con pulsómetro + GPS para cada jugador o de rehabilitación- pero con la ilusión, la actitud y los valores que conllevan el deporte base. Y en esa atmósfera tuve la suerte de ver en acción en el 40×20 a dos reyes del entrenamiento en formación: Laszlo Sotonyi y Zsolt Kopornyik. Y también de disfrutar de un entrenamiento con el equipo júnior, ¡qué gustazo poder entrenarles un día! Quién sabe si tocará volver para colaborar con ellos.

Carlos Langarita con Bent Dahl
Carlos Langarita con Bent Dahl

Y finalmente, a unos poquitos kilómetros pero en el mismo lago (Balaton) en Siófok tuve la suerte de conocer otro pequeño templo del balonmano, y su entrenador, Bent Dahl, uno de los mayores divulgadores del balonmano a nivel internacional. No todos los días se visitan las instalaciones exclusivas de un Club Campeón de una competición Europea (Siofok KC Women’s). ¡Gracias Bent por compartir un día conmigo! Y gracias Vèszprem por todo lo que has traído.

Un saludo desde Croacia y no quiero olvidarme de que en el mismo mágico lago, en Balatonfüred tuve la suerte de conocer y compartir experiencias con Luisfe y Pedro Rodríguez a los que le deseo lo mejor.

Artículo cedido a Valonmano con V por Carlos Langarita.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO