A sus 77 años, Juan de Dios Román sigue dando que hablar cada vez que alguien le acerca un micrófono. Y eso es una cosa que si por nosotros fuera debería ser diaria, por qué cada vez que habla sienta cátedra. De Dios Román lo ha sido todo en el Balonmano español, desde entrenador a presidente de la RFEBM, y siempre con grandes resultados. Con él, el balonmano español pasó a ser una potencia a nivel mundial y empezó a ser una habitual en los cajones del pódium en las competiciones internacionales. Sus cinco medallas (tres en europeos y dos en JJOO) como entrenador de la selección masculino lo atestiguan. Actualmente está retirado, en casa, donde se recupera de una reciente operación de cadera.

Juan de Dios Román

Foto: Lucas Martínez Farrapeira

El Balonmano moderno.

Actualmente el balonmano está mucho más profesionalizado que cuando Juan de Dios Román entrenaba, él explica que cuando empezó lo normal era hacer 3 o 4 entrenamientos entre semana. Actualmente a los deportistas se les exige una dedicación absoluta. Esta profesionalización del deporte puede ser uno de los factores determinantes a la hora de entender el por qué de la crítica de De Dios Román. Y aunque el balonmano español se salva en cierta medida, la falta de creatividad actual debido al reinado de la eficacia enerva:

«Parece que todo se hace según un libreto redactado. Yo critico mucho del balonmano actual la falta de creatividad. Cuando aparece una acción distinta, te sorprendes», y sigue, «Ahora todo está supeditado a la eficacia y seguridad. Y eso que el balonmano español se salva, aún deja grandes dosis de imaginación porque su jugador, que no es físicamente potente, busca más la creatividad.» – Considera Juan de Dios Román para El País.

Esto ha acabado haciendo monótona la forma del juego, buscando una y otra vez el uno contra uno, según De Dios Román. Esto hace del Balonmano un deporte más aburrido donde el físico del jugador determina la acción y el entrenador pierde peso en la decisión. Por ello, salva el caso español, por la enorme diferencia que hay respecto al resto. Aquí, al ser jugadores mucho menos físicos, los entrenadores buscan soluciones tácticas y creativas para superar a los rivales. 

Juan de Dios Román entrenando

Foto: Marca

El Europeo

Juan de Dios Román también ha tenido palabras sobre la selección y el Europeo que se está disputando estos días. Una de las cosas que ha querido dejar claras es que España ya no es una sorpresa en el medallero. Esto quiere decir que los Hispanos, se han de creer que son favoritos que no son los tapados. Ahora mismo, dice De Dios Román, son el equipo del momento, son el mejor equipo del torneo y ellos lo saben. España es favorita contra quien sea y si no lo es está en igualdad de condiciones, un ejemplo es el partido de la semana pasada ante Alemania. Los Hispanos tenían que salir a ganar ese partido como favoritos por qué son un equipo mucho más hecho y rodado que los alemanes.

«España es un equipo cuajado, con muchos argumentos técnico-tácticos, una plantilla cohesionada, con la serenidad de ser la campeona y una ambición desmedida de los veteranos por ir a los Juegos. Todo eso hace que, no solo sea favorita, que puede ser secundario, sino que es el mejor equipo del momento.» asegura con rotundidad.

Si con él empezaron a llegar las medallas, ahora ya no ha de ser una sorpresa y así lo dice. Llegar a la lucha por las medallas es una obligación, no una sorpresa:

«Ahora mismo, en partidos de este nivel, la favorita es España. Antes llegar a semifinales era el éxito total, pero eso ya no es así.»

También ha tenido palabras para hablar de la importancia de esta competición en nuestra selección. Se nota que llegan los Juegos Olímpicos y que esto va a provocar un cambio generacional importante. Los veteranos están entregados para luchar sus últimas opciones de medalla a todo coste y eso se nota en la actitud.

Las Guerreras

Con motivo de la reciente plata mundialista del equipo de Carlos Viver, Lorenzo Calonge de El País, preguntaba por el combinado femenino español. Un equipo que tiene su origen en la época de Juan de Dios Román, como comenta se llegó con tres o cuatro mundiales de retraso frente a equipos que llevaban ya un rodaje y un nivel competitivo importante. Pero rápidamente se pusieron al nivel y para ello De Dios Román tiene la receta de las Guerreras:

«Como entrena la mujer, no entrena el hombre. Me refiero a la intensidad, la concentración, la voluntad de repetir las cosas hasta hacerlo bien. Al hombre hay que saberlo mover.»

 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO