Era la primera jornada de la fase de grupos de la Copa EHF. El CBM  Ciudad de Logroño se enfrentaba al Tatabanya KC húngaro. El partido había sido igualado durante todos y cada uno de sus minutos, tanto es así que a falta de siete segundos para el final los españoles podían empatar en una última jugada que iniciaba su portero Sergey Hernández. Esta última jugada no ha estado desprovista de polémica, un jugador del equipo húngaro se ha cruzado en el saque no dejando a los riojanos iniciar su jugada. De esta manera ha logrado acabar el encuentro con un ajustado 26-25.

CBM Ciudad de Logroño

Foto: EHF

Los Riojanos han protestado que esta es una acción antirreglamentaria y que debería ser sancionada con tarjeta roja al jugador y siete metros. Las colegiadas han deliberado su decisión durante unos segundos y han decidido aplicar que era una acción involuntaria. Certificando de esta manera la primera derrota, e injusta, del CBM Ciudad de Logroño en esta fase de grupos de la Copa EHF.

Una odisea para volver a casa

Si el partido ya había ido mal, la vuelta a casa no iba a mejorar las cosas. Así el CBM Ciudad de Logroño se encontró con que se les cancelaba el vuelo de vuelta desde Hungría. La solución fue volar hacia Frankfurt, donde cogerían un vuelo de vuelta a España. Pero la Odisea no acababa ahí. Una vez en la ciudad alemana, el equipo se encontró con el cierre del aeropuerto germano. Los responsables de este cierre fueron los drones que sobrevolaban el aeropuerto, hecho que se tomaron a broma desde el club.

Al final han logrado llegar a casa a tiempo para el partido de hoy frente al Puerto SaguntoPartido que se jugará a las 20:45 de esta noche en una nueva jornada de la Liga Sacyr Asobal

 

El mejor resumen de esta Odisea lo hacen ellos mismos en su twitter.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO