Tras algunas semanas sin protagonista, hoy sí lo tenemos en el club de la semana. El Club Balonmano Cisne Colegio los Sauces, un club de cantera, un club que sin duda está totalmente volcado con el balonmano. Esta entidad fue fundada en el año 1964 y en un inicio reunía a una gran variedad de actividades deportivas como, por ejemplo: atletismo, voleibol, piragüismo…

Con el paso del tiempo, el deporte se convirtió en una actividad habitual en la ciudad de Pontevedra y como consecuencia, comenzaron a aparecer clubes en cada uno de los deportes. De esta forma en el año 1970, el Club Cisne Balonmano comienza a destacar y sobre todo en el ámbito del trabajo con la base.

El resultado de todo el trabajo con la cantera se vio en el momento que el equipo sénior logró alcanzar por primera vez el ascenso a División de Honor Plata en 1982. Sin embargo, volvieron a descender a Primera Nacional hasta la temporada 2014-2015 que lograron volver a la segunda categoría del balonmano masculino español y que actualmente, milita desde entonces.

Si hablamos de los logros de este club destacamos los diversos campeonatos obtenidos a nivel autonómico, en los cuales consiguieron ser protagonistas en todas las categorías. Por otro lado, a nivel nacional el más importante ha sido el tercer puesto alcanzado en el Campeonato de España de categoría Juvenil en 2018, pero se han clasificado en múltiples ocasiones sectores nacionales y fases finales.

La base, pieza fundamental

Por esta razón, la base para este club es algo esencial tanto que el propio presidente admite que “Las categorías bases es lo que hacen que arriba haya un equipo senior bueno” y un buen ejemplo es el equipo senior de este año que, de dieciséis jugadores, diez son de la base.

Carlos Álvarez, uno de sus canteranos y que actualmente, juega con el equipo juvenil y forma parte de la plantilla del equipo senior, nos contó “Es un club familiar, ya que todo el mundo es muy cercano a ti, se preocupan mucho. Además de trabajador, ya que les gusta hacer las cosas bien”.

Por otro lado, el club, desde hace unos años, cuenta con unas becas deportivas. Estas surgen a partir de un convenio con el Colegio Los Sauces de Pontevedra y con la idea de poder fichar a algún jugador joven que, en un futuro, pudiese formar parte del equipo senior. Se podría decir que con estas becas buscan mezclar el ámbito deportivo con el académico. Pablo Domínguez, uno de los organizadores de la base, nos explicó un poco los requisitos que deben de cumplir los jugadores becados: “Hay un seguimiento del comportamiento y de los resultados”.  

Foto: Diario de Pontevedra

Más que un club, una familia

José Leiras (jugador del equipo senior) define el club como: “Es un club muy familiar, donde se confía en los jugadores de la base. Creo que el éxito que tiene, en parte es por eso, no gasta el dinero fichando muchas grandes estrellas, si no apostando por jugadores que vienen de juveniles o jugadores gallegos que pueden aportar. Además, el trato es siempre muy bueno. A parte, todos los entrenadores son grandes formadores”.

Todo el esfuerzo se puede ver reflejado en el equipo de División de Honor Plata y un muy buen ejemplo es este año que se encuentra en los primeros puestos de la tabla. Desde el club reconocen que toda esta trayectoria es el resultado de todo el trabajo hecho anteriormente. Santiago Picallo admite que “Las cosas están saliendo bien, el equipo está jugando bien y la confianza la tenemos…ahora tenemos un componente anímico que otros años no teníamos”

Como proyectos de futuro, en este caso no tan lejanos, está jugar la fase de ascenso y si hay la posibilidad, luchar por ascender a Asobal. Santiago Picallo nos explica que “la idea es que disfruten esta oportunidad, se lo ganaron”.

Foto: Pontevedra viva

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO