Andrés Peñaranda, natural de Soria, pero asentado en Zaragoza, es el actual presidente del Comité Técnico de Árbitros en Aragón y árbitro de la Liga Asobal desde 2015. Todo un trabajador que ha dedicado gran parte de su vida al balonmano, superando todos los retos que se le han puesto por delante.

Hoy tenemos el placer de hablar con él sobre sus orígenes, trayectoria y cómo afronta el futuro, además nos habla sobre su trabajo en la empresa Danone y cómo compagina ambas labores.

Valonmano con V: Buenas tardes Andrés Peñaranda. ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del arbitraje? ¿Por qué te decidiste por esto?

Peñaranda: Yo jugaba a balonmano en Soria y luego vine a estudiar a Zaragoza y aquí jugué en balonmano Almozara hasta Segunda Nacional. Mientras, entrenaba a equipos de base, también juvenil y acabé entrenando al Segunda Nacional de Almozara un par de temporadas. Siempre me había gustado el tema del arbitraje porque mi padre arbitraba y entonces probé. Hice el curso y empecé a pitar en categorías escolares, después ya territoriales, empecé a pitar con José Antonio Yagüe, hicimos el curso de ascenso a Primera Nacional y hasta ahora, que llevamos 15 años pitando juntos. 4 años en Primera Nacional, 3 en División de Honor Plata y 5 en Asobal.

Foto: Cedida

Valonmano con V: ¿Cómo te preparas durante la semana para los partidos?

Peñaranda: En una semana normal, si hemos tenido partido el fin de semana los lunes suelo ver el partido, analizarlo, ponerlo en común con mi compañero, hacemos los cortes y los enviamos al delegado que ha estado en el partido de Asobal. Entre el martes y el miércoles intento ver algún partido en el que jueguen los equipos que vamos a arbitrar. Eso a nivel técnico. A nivel físico intento entrenar todos los días, ya sea en Zaragoza o fuera cuando viajo por trabajo.

Valonmano con V: Eres un referente para muchos árbitros que empiezan y aspiran a arbitrar Asobal. Pero, ¿quién es el tuyo?

Peñaranda: Para mí, desde que empecé fueron los árbitros Óscar y Ángel, creo que es la pareja top a nivel mundial. Desde que me estoy dedicando más a lo que es el arbitraje nacional siempre han sido mi pareja referente.

Valonmano con V: A lo largo de tu carrera has arbitrado muchos encuentros, ¿cuál recuerdas como el más complicado? ¿Y cuál ha sido el que más has disfrutado?

Peñaranda: El que más he disfrutado fue también el más difícil. Tiene las dos partes. Fue el ascenso a Asobal que pitamos Yagüe y yo cuando nosotros también subimos a Asobal. Fue en Santander, se jugaban el ascenso el Balonmano Sinfín y el Atlético Valladolid. Al final ascendió Balonmano Sinfín llegando a la prórroga y a los penaltis. Fue un partido súper complicado, pero también un partido en el que disfruté muchísimo.

Valonmano con V: Hace tres años fuiste designado nuevo presidente del Comité Técnico de Árbitros de Aragón, ¿qué supuso para ti?

Peñaranda: Supuso un reto diferente al que había estado trabajando en el Comité aragonés, porque nosotros estábamos más en el tema de formación e intentando ayudar de otra manera, y era un cambio radical, de hacer un nuevo proyecto, intentar cambiar las cosas, mejorar y también procurar que las personas que estábamos en nacional y podíamos aportar a este proyecto, diéramos el máximo. Fue un reto y la verdad que para mí estos años han sido muy intensos, de mucho trabajo, responsabilidad, pero también de mucha satisfacción. Hemos conseguido cosas, nos hemos equivocado, pero creo que hemos logrado que todos los que estamos en el staff tengamos mucha ilusión y ganas por seguir trabajando.

Foto: Cedida

Valonmano con V: Si miramos atrás, el Comité ha crecido mucho en los últimos años. ¿Cómo valoras la situación actual? ¿Hay cantera de arbitraje en Aragón?

Peñaranda: La situación es buena, creo que todavía podemos mejorar mucho, hay muy buena cantera, hay parejas femeninas, parejas masculina, gente en la escuela que viene muy fuerte, parejas en territorial que tienen mucha progresión. A nivel de números, formamos parte 70 personas del Comité, de las cuales 44 son chicos y 26 chicas, y lo que es más importante es que en escuela tenemos 33 árbitros, de los cuales 18 son chicos y 15 chicas. En ese aspecto se están haciendo bien las cosas, estamos consiguiendo que los árbitros que empiezan en la escuela se mantengan, que era un problema que teníamos antes, captamos árbitros pero por diferentes circunstancias se perdían, no se les podía hacer un seguimiento adecuado porque tampoco disponíamos de gente suficiente. Ese es el principal cambio con la escuela, este año con David López como director se está haciendo muy buen trabajo

Valonmano con V: ¿Qué proyectos tiene en mente el CTA?

Peñaranda: Continuamos con el proyecto de “Quiero ser árbitra”, que comenzó hace un par de años. El objetivo era tener en 2021 la mitad de chicos y la mitad de chicas. Pero más que un número, buscábamos que cada vez hubiera más chicas en nuestro comité. Creo que hemos conseguido que se incremente el número bastante, no es 50%-50%, pero en la escuela casi es la mitad. Conseguir esa paridad es complicado pero mantenemos el objetivo. Lo importante es que las chicas se mantengan y vean que pueden tener las mismas oportunidades que los chicos de progresar y seguir avanzando. Nos está llevando mucho esfuerzo, tiempo y recursos personales, pues requiere de seguimiento y labor diaria sobre todo por parte de la escuela. Ahí tenemos la parte de David que es el que coordina todo, el grupo de tutores que son los encargados de que todos los árbitros escolares tengan un referente por si surge algún problema.

Otro de los proyectos que estamos intentando es no tener solo árbitros en Zaragoza, se trata de un proyecto de expansión del arbitraje aragonés fuera de la capital. Este año hemos captado varios árbitros en Huesca, tenemos también en Tarazona, en Mora de Rubielos y tenemos en mente un curso de árbitros en Ejea de los Caballeros.

Valonmano con V: Andrés, además de arbitrar liga Asobal y dirigir el CTA, trabajas en la empresa Danone. ¿Qué nos puedes contar de dicho trabajo? ¿Cómo lo concilias con el arbitraje?

Peñaranda: Soy gerente de una de las divisiones de Danone, una multinacional que abarca varios ámbitos, yo estoy en el de la nutrición, que se llama Specialized Nutrition. Gestiono equipos de gente lo que me ayuda en la dirección del CTA, pues ya tienes experiencia en tratar con personas. Me gusta mucho el trabajo, me quita mucho tiempo, viajo mucho, a veces no me permite estar tanto con los árbitros territoriales como me gustaría, pero he podido compaginar siempre mi trabajo profesional con mi otra profesión que es ser árbitro. Estoy agradecido y contento por tener un trabajo que me permite conciliarlo con los partidos, organizarme, entrenar, prepararme para arbitrar, aunque requiere un esfuerzo personal importante. La pega es que el viajar tanto y estar entre semana fuera, a veces no me ha dejado estar más cerca de los árbitros. Siempre que puedo voy a ver un partido, pito con gente, pero bueno, esa parte está muy bien trabajada por el resto de compañeros. Yagüe hace el seguimiento de territoriales, David y el resto del staff con escolares, Javier Gil lleva todos los temas logísticos, Adrián López se encarga de temas de torneos amistosos y Alejandro Lebrero del balonmano universitario.

Valonmano con V: En este momento, ¿cuáles son tus objetivos profesionales?

Peñaranda: Mis objetivos arbitrales son seguir progresando y mejorando día a día en Asobal, estar cada vez a un nivel mejor. Esta liga es muy exigente, todos los partidos están muy igualados, no puedes ir a uno sin estar al 100%. Entonces, mi objetivo es seguir en Asobal al mayor nivel posible y poder arbitrar Copas del Rey, Copas de la Reina, Copa Asobal…

Foto: Cedida

Valonmano con V: Desde un punto de vista externo al arbitraje, ¿cómo ves el balonmano en Aragón?

Peñaranda: El balonmano aragonés tiene buena cantera, tenemos dos equipos femeninos en División de Honor Plata, tres en Primera Nacional Masculina y Huesca en Asobal. Creo que Zaragoza necesita un equipo referente que esté en Asobal y Aragón un equipo referente que esté en la Liga Iberdrola para todas esas jugadoras y jugadores que ahora están en Zaragoza y podrían tener una mayor progresión. Es complicado porque la situación económica no es fácil, pero creo que el balonmano aragonés debería unirse, sobre todo el femenino, para poder tener un equipo en la máxima categoría. Yo creo que a nivel federación se están haciendo bien las cosas y hay que aprovechar que tenemos buena cantera para que los clubes trabajen hacia ese proyecto común.

Valonmano con V: Para terminar, ¿qué consideras que es lo más importante que debe tener un buen árbitro?

Peñaranda: Un buen árbitro tiene que ser honesto y humilde, principalmente esos deben ser los valores. También añadiría capacidad de sacrificio, porque es una carrera muy dura y muy intensa, aunque tiene una parte que te da muchas alegrías.


Warning: Use of undefined constant get_post_type - assumed 'get_post_type' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/valonmano/public_html/wp-content/plugins/siguetusclicks/siguetusclicks.php on line 41

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO