Un nuevo paso adelante para el balonmano francés. La Federación Francesa de Balonmano, con la intención de mejorar las condiciones para la temporada 2020-21, ha decidido crear un fondo de ayuda por un importe de millón de euros con la intención de ayudar a los clubes y estructuras que forman parte de su campeonato. Una acción que aporta un crecimiento importante a la Liga de Francia y que lo separa, por ejemplo, de lo que está ocurriendo en España con la ASOBAL y la Real Federación Española de Balonmano.

El fondo se dividirá en varios niveles. En primer lugar se decidió librar los derechos de afiliación de todos los clubes franceses afiliados a la FFHB. Al mismo tiempo, se le otorgará ayuda de 500 mil euros para diversas dotaciones y compras de equipo. En particular a través de la tienda oficial de la propia federación. Lo que no ocurre en España, y lo que está lejos de acordar. Los directivos están a años luz de los de Francia. Y eso marca la diferencia.

Francia crece a pasos agigantados

Por otro lado, la Federación Francesa de Balonmano establecerá un sobre de solidaridad por un monto de 250 mil euros.  También estará incluido el apoyo para una reducción en las tarifas de inscripción. La intención es que baje a 500 euros para clubes masculinos y femeninos de segunda y tercera categoría. Un apoyo a los que menos tienen.

El balonmano en Francia está creciendo a pasos agigantados en la última década. Y esto es una muestra de cómo se está trabajando. Al mismo tiempo, la ASOBAL y en España hemos dado un paso para atrás, demostrando que estamos lejos de vender como un deporte elite. Exceptuando a la selección masculina y la selección femenina, el balonmano no vende y está en proceso de caer como un deporte residual. Una caída pronunciada.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO