Miguel Simón ha decidido renovar por un año más con el Dicsa Modular Cisne.  Con la intención de luchar, por primera vez en la historia del club, en liga Asobal,  la división de honor del balonmano masculino español. Pero, más allá de tener la oportunidad de dar un salto de calidad en su carrera, el pivote defensivo tuvo que tomar una dura decisión debido a que tuvo que dejar su trabajo como farmacéutico. La razón principal fueron las dificultades que le supuso compaginar su profesión con el balonmano de alto nivel la temporada. Su idea ahora es ir con todo con el deporte que tanto ama.


Miguel Simón tiene una oportunidad de oro


Después de las dudas que se generaron alrededor de su renovación, Miguel Simón decidió dar el paso final para dedicarse de lleno a su carrera deportiva. “Voy a dejar la farmacia por un añito para poder dedicarme de lleno al balonmano”.

FOTO: DIARIO PONTEVEDRA

La temporada pasada, donde estaba buscando el ascenso a la Liga Asobal con el Dicsa Modular Cisne, todo se complicó a la hora de compartir responsabilidad. Pero, con el ascenso a la división de honor del balonmano español, parece imposible poder compaginar sus dos trabajos debido a los entrenamientos en sesiones de mañana y tarde, los que imposibilitan un compromiso total en otro trabajo. «Al final compaginarlo es muy complicado dado que en Asobal la dedicación es muchísimo mayor», agregó el pivote.

Lo mejor es que Miguel  Simón pudo tomar la decisión que a él le hace feliz y que puede seguir haciendo lo que le gusta. El ascenso del conjunto pontevedrés también supuso un plus y el hecho de hbaer conseguido todos juntos en este equipo fue otro de los detonantes que  lo impulsó a querer vivir la experiencia de jugar y exigirse al máximo nivel del balonmano español. «Si no fuera con ellos, si no fuera con este equipo, no habría seguido entrenando en balonmano», concluyó.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO