El presidente de la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (ASOBAL), Adolfo Aragonés, anunció –este martes- que renuncia a su cargo. Una decisión que ha tomado con la intención de que sirva como “un elemento de unión entre los equipos que componen la liga. Esto viene de la mano por lo que ocurrió hace algunas semanas atrás. Equipos como Barcelona y Logroño La Rioja decidieron darse de baja como socios de ASOBAL tras el acuerdo aprobado entre la Asamblea de la Real Federación Española de Balonmano.

«Por la presente, y a petición de la Comisión Delegada, presento mi renuncia al cargo de presidente de la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (ASOBAL), puesto para el que fui reelegido por la Asamblea General el pasado día 7 de marzo de 2020. Espero y deseo que mi dimisión sirva como elemento de unión de los clubes de la Asociación, para la cual he dedicado todos mis esfuerzos y a la que deseo los mayores éxitos en el futuro», así anunció Adolfo Aragonés en una carta. Ahí confirma su salida de la Federación.

Adolfo Aragonés y un profundo problema

Por otro lado, los miembros de ASOBAL mostraron, de manera pública, la “dedicación prestada” por Adolfo Aragonés en los últimos años. Tanto como vocal de la comisión delegada como en su labor como presidente.

Aragonés fue reelegido en una tercera votación por una estrecha mayoría de ocho votos a favor y siete en contra. Con uan abstención entre los 16 componentes de la Asociacióin de Clubes para ese entonces. Posteriormente, el bloque que votó por otro candidato pidió su dimisión debido al comportamiento antidemocrático tanto del ex presidente como de la Comisión Delegada. Los que achacaban autoritarismo y falta de comunicación en su gestión. Esto conllevo a la salida de los clubes mencionados previamente. FC Barcelona y el Logroño La Rioja.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO