Después de un parón prolongado, lo que los alejó de las canchas por un periodo de tiempo muy amplio, el Balonmano Burgos volvió a los entrenamientos de cara a la próxima temporada de la División de Honor Plata del balonmano español. Un hecho histórico debido a que será la primera vez que jugarán en la segunda categoría del balonmano nacional masculino. Por lo que quieren hacerlo de la mejor manera posible y demostrar que tienen condiciones para aspirar al ascenso.

El conjunto dirigido por Nacho González comenzó el día de ayer su pretemporada con un entrenamiento donde participaron 16 jugadores entre la plantilla y algunos de las categorías inferiores. Un regreso a la pista que motiva a todos en el club después del raro ascenso que consiguieron la temporada pasada.

El Balonmano Burgos y un objetivo claro

El Balonmano Burgos realizó el entrenamiento bajo estrictas medidas de seguridad, sin poder acceder a los vestuarios, con las mascarillas puestas hasta el momento de comenzar los ejercicios y con gel hidroalcohólico. Todo con el objetivo de proteger a los jugadores de un posible contagio. Respetando la complicada situació n que vive España por la pandemia y el posterior rebrote de coronavirus.

El entrenador planificó una jornada de trabajo físico para que los jugadores puedan retomar el ritmo. Todo después del prologando descanso que tuvieron debido a la pandemia. La intención del cuerpo técnico es trabajar de la manera más sencilla para prevenir las lesiones y poder ir, poco a poco, al nivel demostrado la campaña anterior.

El objetivo es que el Balonmano Burgos pueda llegar de la mejor forma posible a la próxima temporada. Pese a que, aunque ya se tiene fecha de comienzo, la campaña que viene sigue pendiendo de un hilo debido a la situación actual. Una temporada atípica, donde los de Nacho González intentaran conseguir el cupo a la máxima categoría del balonmano nacional.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO