Como anunció días previos al partido contra el Granollers, Super Amara Bera Bera comunicó la lesión de Emma Boada. Un golpe que se realizó en un entrenamiento realizado el pasado martes y que parece que será mucho peor de lo que se preveía en ese momento.

La central sufrió un giro brusco en su rodilla derecha durante una acción en fase defensiva. Y, por el movimiento, todo apunta a que la catalana pudiera tener una lesión en el ligamento cruzado, lo que sería un duro golpe tanto para ella como para el Super Amara Bera Bera.

“Emma Boada se lesionó de la rodilla en un entrenamiento, se sometió a una resonancia y está a la espera de recibir el diagnóstico”, así anunció el club la lesión de su jugadora. La central no pudo ser de la partida en el empate ante el Granollers en la localidad zaragozana de María de Huerva. Pero, a menos que pase algo extraordinario, la peor noticia es que se perdería un tramo largo de la temporada.

Emma Boada, una baja sensible.

Cómo mencionó el club, están esperando los resultados de la resonancia magnética a la que ha sido sometida Emma, para poder sacar conclusiones y tomar decisiones sobre la salud de su jugadora. Pero las primeras impresiones no son para nada alentadoras para todas las partes.

La catalana, de 26 años de edad, llegó la temporada pasada al Super Amara Bera Bera. Lo hizo procedente del Rincón Fertilidad Málaga. Una jugadora contrastada, con experiencia y que llegó al club para marcar la diferencia. Pero entre la situación por el COVID-19 –suspensión de la temporada pasada- y su reciente lesión, podría verse alejada de las canchas por mucho tiempo. Una baja grave para la plantilla de Imanol Álvarez, que empató su último amistoso ante el Granollers.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO