Siguen surgiendo muchos problemas en el balonmano español. En esta oportunidad en el GAB Jaén de Balonmano. La directiva del club ha acordado suspender los entrenamientos hasta que la evolución de la pandemia por el COVID-19 de seguridad para que se puedan juntar los jugadores y no se pueda agravar la situación. Y es que, en la provincia, continúan habiendo deportes que están en el limbo debido a la complicada situación sanitaria. Y el balonmano no está extenso a eso.

En esta oportunidad, el GAB Jaén de Balonmano ha decidido, a nivel de institución, suspender los entrenamientos hasta que la situación lo permita. Lo que se ha complicado debido al rebrote que ha azotado a Europa en las últimas semanas.

La entidad dirigida por José Ignacio Fernández ha explicado, mediante un comunicado de oficial, que no va a correr riesgos y menos en este momento. El número de positivos está ascendiendo cada día más y hay hasta nuevo brote de activos en la provincia, según lo ha informado la Consejería de Salud y Familias. Una situación complicada, que pondría en riesgo a muchas más personas. Entre jugadores y partes del cuerpo técnico.

Esta decisión ha forzado a casi 150 jugadores a parar sus entrenamientos de cara al comienzo de la temporada que, es necesario aclarar, que también está pendiendo de un hilo. «Seguiremos así hasta que veamos la evolución de la pandemia y también tengamos más información a nivel federativo», subraya el club desde en el comunicado.

La incertidumbre es tal que el GAB Balonmano Jaén desconoce cuándo regresará la competición oficial. Y, desde el propio club, desconocen si va a jugarse en los tiempos estipulados. Una lástima debido a que el club venía de firmar una temporada muy positiva, principalmente para el equipo cadete y sénior femenino.

Todo estaba previsto para que el club regresara a los entrenamientos a mediados de este mes.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO