Eva Morales se ha convertido en la jugadora con mayor edad en debutar en la División de Honor. Un hecho que le dará más importancia a su carrera. Pese a que la pandemia por el COVID-19 parecía cerrar su carrera después de suspender la temporada pasada, el ascenso del Lanzarote Puerto del Carmen –por tener mejor coeficiente que sus rivales de grupo- le ayudó a replantearse su situación y, por lo menos, seguir una temporada más en el máximo nivel del balonmano femenino español. «Llevaba tiempo pensando en dejarlo», afirmó en unas declaraciones para Marca.

«Pero jugamos una eliminatoria de la Copa de la Reina y me gustó; en la temporada 18-19 se lesionó mi hermana y la pasada seguí para jugar con ella. Tenemos una relación muy bonita y ahora quiero disfrutar de la experiencia de hacerlo juntas en la División de Honor. Luego cuelgo la playeras y me quedaré con esos recuerdos», aseguró Eva Morales, quien comparte equipo con su hermana. Lleva jugando 11 años en el Lanzarote Puerto del Carmen.

FOTO: NOTICIAS DE LANZAROTE.COM

Eva Morales y un sueño cumplido

Eva Morales es una jugadora de un solo club. Solo dejando de jugar por su embarazo de sus dos fijos y cuando puso en marcha una de sus empresas. A partir de ahí, comenzó a compaginar sus obligaciones. Ahora, con motivo del ascnso, gozará de un contrato laboral a tiempo completo, lo que le facilitará meterse de lleno en el Balonmano. “Mi marido y mis hijos lo entienden, me ayudan y si alguna vez lo necesito tiro de mi madre o de mi suegra», agregó la pivote. Es una jugadora que se especializa en sus cualidades defensivas y capacidad para marcar la diferencia en dicha zona.

«Ha mejorado también en ataque, se ha cuidado y se entrena bien, pero con la edad se pierde velocidad y eso se nota más en la División de Honor», agregó. Eva Morales vivirá un año importante en su carrera, donde se medirá a las mejores jugadores de todo el país.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO