Jordi Ribera y Carlos Viver se mantendrán como entrenadores de las selecciones masculinas y femeninas para los próximos años. Ambos acabaron sus contratos con sus respectivos equipos. En los últimos meses, en confinamiento, mostraron muchas muestras de3 preocupación para seguir hasta los Juegos Olímpicos de 2021 en Tokio. Paco Blázquez siempre dejó en claro en su postura de mantenerlos en sus respectivos cargos. «Había unas elecciones por medio, pero una vez superado la Federación quería mantener a nuestros seleccionadores por un ciclo olímpico más».

Los éxitos de Jordi Ribero so una excelente carta de presentación para que no se ponga en duda su trabajo en la selección. Ganó todos títulos de campeón de Europa. Por lo que su renovación no se ha dudado en ningún momento. Pese a estar en unos meses de plena incertidumbre. «Nosotros en septiembre abrimos el fuego con una semana de concentración con las chicas», comenzó Viver. Carlos tiene por delante un reto importante con tantas competiciones y retos en los próximos 15 meses. Disputará el Campeonato de Europa, Preolímpicos, Juegos Olímpicos y Mundial 2021 en España.

Jordi Ribera y Carlos Viver mantienen su cargo

Por otro lado, Jordi Ribero tiene competición programada para el mes de noviembre. Luego el Mundial en Túnez. Una competición importante «para que el balonmano como deporte sería muy bueno que se pudiera jugar por lo que representa de normalidad».

Las dos selecciones reconocen la seguridad sanitaria absoluta no existe y que hay riesgos. Limitados pero con riesgos. La intención de Ribera es mantenerse como director técnico y darle continuidad al proyecto en los últimos años. «Por un lado el de formación y búsqueda de talentos, y de otra conseguir éxitos con el primer equipo después de haber generado una identidad propia de juego en todas las selecciones españolas». Es el momento de afrontar los retos importantes.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO