Un nuevo problema entre los dos últimos seleccionadores de franceses de balonmano masculino. En esta oportunidad, una dedicatoria políticamente incorrecta puede seguir hechandole leña al fuego. Claude Onesta, con quien Francia ganó dos títulos olímpicos, tres mundiales y otros tantos europeos, y Didier Dinart, su sucesor, siguen teniendo problemas personales. Y no tienen problemas en no ocultarlo.

Dinart, protagonista en la pista de los éxitos antes mencionados, se convirtió en el ayudante de Onesta después de su retiro. Después de los Juegos Olímpicos de Río, en los que Francia perdió la final, Onesta dejó su puesto y el exjugador fue ascendido a su puesto.

Su primer compromiso, el Mundial 2017, se saldó con un éxito. Luego llegarían las medallas de bronce en el Europeo y el otro Mundial. Pero una mala primera fase en el Europeo del pasado enero le hizo saltar del puesto.

Un problema que trasciende a la selección

Onesta había escrito un libro en 2014 titulado “El reino de los liberados”, en el que explica sus experiencias al frente del equipo nacional. Un ejemplar se lo dedicó a su sucesor. La dedicatoria no fue la más afortunada, mas teniendo en cuenta que viene de un hombre de familia italiana exiliada durante el fascismo de Mussolini. «A Didier, el esclavo que mejor aprovechó su liberación… esperando que no ponga las cadenas a sus jugadores… Amistosamente, Claude», según han desvelado en un sitio web, según informa el diario Marca.

A raíz de su relevo como seleccionador, Dinart se sintió tratado injustamente por los mismo que le habían promocionado hasta el puesto. Uno de ellos Onesta. «Tengo la sensación de haber sido usado y tirado como un kleenex, después de 23 años al servicio del equipo nacional», manifestó en una conversación con un periodista francés. Ahora esta nueva revelación de la dedicatoria de su mentor, reaviva los problemas.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO