El Comité Nacional de Competición (CNC) de la Federación Española de Balonmano (RFEBM) retiró la sanción económica que había impuesto al Ángel Ximénez Puente Genil por no presentar a su director técnico en los partidos de la Liga Sacyr Asobal que se jugó la semana pasada en Pamplona con el Helvetia Anaitasuna y el Ciudad Logroño como visitante. Buenas noticias para la institución, quien se le había añadido un nuevo problema dentro de su dinámica. Y es que las razones, hasta cierto punto, eran injustificadas e irracionales.

El entrenador titular del Ángel Ximénez Puente Genil, Paco Bustos, se encontraba esos días internado en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) de un centro hospitalario siendo tratado por el COVID-19. El CNC de la RFEBM multó al club con 100 y 125 euros “por no presentar Entrenador en el encuentro DHE105, siendo reincidente en esta infracción en la presente temporada».

La vergonzosa sanción del CNC a Paco Bustos

Miguel Ángel Moriana, segundo director técnico del equipo cordobés, fue quien dirigió los partidos ante el Helvetia Anaitasuna y el Ciudad Logroño. Moriana fue quien se ocupó del equipo en ese tramo complicado para el entrenador principal.

El Comité Nacional de Competición se ha visto obligado a retirar la sensación ante el rechazo que ha provocado esta decisión. El CNC argumentó que el club no comunicó la hospitalización de Paco Bustos ni al identidad de los miembros de su plantilla que estaban afectados por COVID-19.

Al mismo tiempo, «(…) es un órgano ajeno a la propia actividad del balonmano y de los medos de comunicación». No obstante, el CNC ha decidido «dejar sin efecto las sanciones impuestas», cierra el comunicado que recibió el club el 29 de octubre. Una situación complicada que se terminó solventando de la mejor manera para el club. La anulación era el camino más natural para esta sanción.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO