El Metalurg macedonió tuvo que recorrer 6000 kilómetros de ida y vuelta a León, lo que en horas son 40 en cada viaje, para jugar un partido de la Liga Europea.

La pandemia y las restricciones de la misma siguen haciendo estragos, ésta vez al equipo de Macedonia del Norte que no encontró otra vía para llegar a España, que irse desde tan lejos en autobús. El disputar un partido por la Liga Europea, segunda máxima competición continental, era muy importante para ellos, ya que no querían ser descalificados como lo fueron otros equipos que no pudieron presentarse. Así, encontraron una solución, un poco del siglo pasado.

Son 40 horas para atravesar los 3000 kilómetros que separan Skopje de la ciudad española a la que se dirigían. Los macedonios tuvieron que cruzar distintos países, entre ellos: Serbia, Bosnia Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Italia, Francia y los Pirineos.

Cuando les tocó entrar a la cancha contra el Ademar, tenían un agotamiento tremendo. Un viaje tan largo no se las iba a dejar fácil en el partido, aunque ellos con orgullo, batallaron su duelo que finalizó 41-32. Lo peor no vino ahí, sino después, que tuvieron que tomar el bús para recorrer 40 horas más en bus.

La explicación del club en su comunicado oficial fue que: «No había conexiones aéreas para ir todos juntos. La alternativa era que una parte volara desde Belgrado y otra desde Sofía». Más allá de este problema, el Metalurg también se encuentra en una grave situación económica con muchas deudas y retrasos en el pago a las nóminas. De hecho, el ex-entrenador Zoran Kastratovic, dimitió luego de que no recibiera su paga después de un año.

El presidente del Abanca Ademar, Tano Franco, reconoció el durísimo trayecto: “Llevo ocho años como presidente del Ademar y ningún equipo europeo ha venido hasta León en autobús desde tan lejos. Salvo los portugueses o los del sur de Francia». Tano siguió declarando que: “Nos hemos enterado por la prensa, ellos no contactaron con nosotros para contárnoslo”.

La expedición del Metalurg, jugando a la consola durante su viaje a León.

Foto: El País.

Aún así, el equipo skopiote se la montó bien durante el viaje. Dos televisores, dos consolas donde se jugaron un torneo entre los jugadores, seguramente del más reciente videojuego del deporte Handball 21. “Es divertido nuestro autobús”. Declararon en sus redes sociales.

 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO