El delantero Max Svensson, de las filiales del Espanyol, apareció por primera vez en la convocatoria del equipo catalán. Max, es hijo del mítico portero Tomas Svensson.

Aún no ha debutado profesionalmente pero ya estuvo por primera vez, en la nómina de los periquitos. El nacido en Barcelona pero de ascendencia sueca, vivió toda su infancia acostumbrada al deporte. Se decantó por el fútbol y por la posición de delantero. Todo lo contrario a su padre, Tomas, que fue portero de balonmano.

La huella de Tomas Svensson en el balonmano ha sido amplia y fantástica: Ha ganado dos mundiales (1990 y 1999) y un europeo (1994 y 2000) con Suecia, triple medallista olímpico (platas en los Juegos Barcelona, Atlanta y Sidney) y a nivel de clubes, levantó la gran cantidad de seis Champions.

Max además tiene mucho que agradecerle a su padre ya que. Cuando apenas tenía seis meses tuvo que viajar con su familia a Alemania y llegó a aprender alemán. Luego se tuvieron que mudar a Pamplona para después vivir tres años en Valladolid. En 2012 la familia Svensson decidió quedarse y establecerse en un solo sitio. Cuando Tomas tuvo que viajar al Rhein-Neckar Löwen germano, esposa e hijos se quedaron en Cataluña.

25 años de la segunda vida de Tomas Svensson | Marca.com

El mítico Tomas Svensson debe estar orgulloso de su hijo Max, que ya entra en la convocatoria del primer equipo del Espanyol / Foto: Marca.

Al llegar a la FCB Escola fue el momento donde Max, empezó a despuntar y mostrar su talento en el fútbol. Pasó por el Gavà, luego por el Cornellà y en el año 2018 fue donde llega al Espanyol y poco a poco espera su oportunidad con el primer equipo. Como juvenil anotó 19 goles en dos temporadas, significó la llegada del sueco al filial de José Aurelio Gay. Luego de buenas participaciones en la pre-temporada, empieza a contar en el primer equipo de Vicente Moreno.

FOTO PORTADA: DIARIO AS.

 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO