Rafa Guijosa se ha coronado campeón de la Liga de Catar con su equipo el Al-Arabi y ya suma su segundo título en el continente asiático. 37 años llevaba el club catarí sin saber lo que era ganar un campeonato nacional que, luego de la llegada del español, ha triunfado.

Guijosa no dirigía a ningún conjunto desde que entrenó al Abanca Ademar durante la temporada pasada. Se llevó con él al brasileño Acasio Marques a Asia para militar en el Al-Arabi. Él mismo cuenta que tuvo una plantilla muy corta que no superaba los 12 hombres. «Hubo días que me encontraba con seis jugadores de campo para entrenar, por lesiones o por contagios de coronavirus». Entre los jugadores más reconocidos encontramos a Danjiel Saric y el pivote tunecino Ben Ali.

«Los seis mejores equipos están a la altura de Bidasoa, Ademar o Logroño, quizá mejor incluso como Al-Wakra, Duhail y nosotros». Declaró el primer técnico español sobre el nivel de los equipos de la liga catarí.

El balonmano en Catar no es muy conocido, y no se han invertido tantos millones como hace un tiempo. Rafa Guijosa comentó cosas interesantes comparando la Liga de Catar con la Liga ASOBAL: «Aún se paga mejor que en muchos países de Europa y tiene un nivel competitivo bueno (…) La Liga tiene diez equipos y los seis mejores están a la altura de Bidasoa, Ademar o Logroño, quizá mejor incluso Al-Wakra, Duhail y nosotros. Yo tengo cuatro jugadores que han sido subcampeones del mundo. Son equipos con potencial, no con la misma calidad táctica, porque en España se juega muy buen balonmano, pero por potencial por experiencia, físico y jugadores, sí se podrían equiparar a los mejores de la Asobal, exceptuando al Barça, claro».

El club dohano competirá esta temporada la Copa de Asia y el Superglobe, competición que no se pudo jugar por la pandemia. Rafa firmó contrato hasta 2021 y sigue teniendo muchísimo camino que recorrer en Asia. Para finalizar, el entrenador español comentó que: «Yo me muevo por proyectos que me llenen y con este estoy muy satisfecho. Los directivos de mi club saben de balonmano, son exjugadores que se dedican a gestionar y a mí me respetan mucho». Comentó sobre cómo se llevan los equipos en Catar. «Después de tres años en Irán me veo con capacidad para adaptarme a cualquier situación. Allí era la supervivencia; aquí cuento con todos los medios. Ya quisieran muchos clubes europeos tener estas condiciones de trabajo».

FOTO PORTADA: SPORT.

Foto: MARCA.

 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO