Llegó el día. El año espera cerrar a lo grande luego de días, semanas y meses tan extraños a causa del Covid-19. Pero hoy, todo eso se deja atrás, porque se vivirá una absoluta fiesta del balonmano. La final de la Champions League entre el Barça y el THW Kiel, dos de los mejores equipos del siglo.

El Barça de Xavi Pascual se mide al THW Kiel de su discípulo, Filip Jicha, que espera seguir su camino de ídolo en el equipo alemán como entrenador. A las 20:30 se dará el pitido inicial de la mejor final que se pudo haber imaginado para finalizar un año tan raro. Al mismo tiempo, es la final más complicada luego de tantos aplazos y de la manera que se consiguió jugarla.

Hoy, ambos equipos vuelven a competir en una final de Champions que parecía imposible terminarse debido a la pandemia pero la EHF ha conseguido hacerlo. Una final que se repite cada diez años: En el año 2000 ganó el Barça, luego en el 2010 el Kiel en la primera Final Four de la historia. Y ahora, en el Lanxess Arena con 20.000 asientos vacíos, se enfrentan en el 2020. Este, será el desempate en el historial de finales entre estos dos.

Los dos equipos vienen de muy duros partidos pero de parte del Barça las cosas estuvieron muchísimo mas controladas luego de una muy buena reacción liderada por las paradas de Kevin Moller y las anotaciones de Dika Mem, además del gran trabajo de Janc o Cindric. El equipo de Pascual sentenció 37-32 a los parisinos aplicando su estilo de juego, como es usual.

Mientras tanto, los alemanes llegan más agotados, luego de un partido bárbaro que se definió en los segundos finales de la prórroga con un gol del sueco Nicklas Ekberg. El Kiel había dominado de manera total en la primera parte ante un Veszprém de David Davis que no se encontraba para nada en la cancha. Pero, la reacción de los húngaros llevó el partido a una prórroga que terminó resultando a favor del equipo de Pekeler y Wiencek, que tuvieron un rendimiento fantástico. Y que hoy, buscarán repetir.

En cuanto a sus últimos duelos, encontramos partidos muy vibrantes y duros que hacen de la final de hoy un partido mucho más especial. En noviembre se enfrentaron en la liguilla de clasificación de la Champions. Donde en Alemania (26-32) y en el Palau, el Barça (29-25) se llevó la victoria con clara superioridad. Esta es la única opción de despedir el año con revancha para Filip Jicha o de hacer el hat-trick para Xavi Pascual.

El Barça no pudo con el 'infierno' alemán - RTVE.es

El Kiel celebrando su título en 2010 ante el Barça / Foto: RTVE.

Algo que hace también especial este partido es la inmensa cantidad de jugadores que han pasado por ambos equipos, de hecho, Jicha, entrenador del Kiel, fue jugador de ambos clubes. Dirigido de hecho, por Xavi Pascual en el club catalán. El último en realizar el traslado de los azulgranas a los alemanes fue Andrei Chepkin, el jugador que más Champions tiene en su palmarés. Por otro lado, encontramos a Aron Palmarsson que no fue de forma directa, pero ya ha vestido las dos casacas. De hecho, ha jugado en tres de los cuatro equipos que compitieron en la Final Four.

El islandés tiene la oportunidad de ganar una Champions con un segundo equipo. Mientras que Filip Jicha se puede convertir en el tercer entrenador en ganar la Champions como jugador y director técnico. Igualaría a Talant Dujsebaev y a García Parrondo.

Los dirigidos por Pascual buscarán seguir su largo invicto que llevan en todas las competencias esta temporada. Sobre todo, seguir el imponente récord de 21 victorias seguidas en la Champions League. Catorce finales del Barça contra ocho del Kiel. Que hoy, todos estos récords y papeles no harán mucha diferencia en la pista. Ya que en el Lanxess Arena y en la Final Four, es preferible no hablar mucho antes de tiempo, centrarse partido a partido y dejar de un lado el buscar ser el favorito.

Balonmano: Dika Mem: “Daremos todo para ganar la final”

Dika Mem será una de las claves de los catalanes / Foto: Mundo Deportivo.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO