El derby regional entre Croacia y Serbia estuvo lleno de emociones durante los 60 minutos disputados. La clasificación de Serbia estaba en juego pero las croatas querían a toda costa terminar la fase de grupos sin relajarse.

Tres de tres para una Croacia que arrancó el Europeo Femenino de Dinamarca de la mejor manera. Las croatas se esforzaron de gran manera para sellar una vital victoria en 60 minutos. Un triunfo que por ende, termina con la aventura de Serbia en el torneo continental y las chicas de Ljubomir Obradović tendrán que volver a casa.

Serbia por su parte contaba con los dos puntos conseguidos en su primer partido contra las campeonas del mundo, Holanda. Pero serían los únicos puntos que iban a conseguir en el torneo, ya que el triunfo de la Oranje ante Hungría unas horas más tarde, sentenciarían la salida de las serbias.

Dora Krsnik fue clave para Croacia / Foto: EHF.

El partido comenzó tal cual como iba a finalizar, ajustado, gol para un equipo y gol para otro. No se querían separar a mas de un gol, parecía estar prohibido. La figura de Dora Krsnik sería importantísima en el combinado croata. Sus goles y liderazgo llevaría a las líderes de grupo a empatar y mantenerse arriba varia sveces en el partido. Fue, de hecho, la primera que colocó el encuentro por más de un gol de ventaja. Luego de marcar una muy buena anotación y colocar las cosas 6-8.

Durante 20 minutos persistiría el empate o el liderato de Croacia en el partido pero Serbia iba a reaccionar. En un abrir y cerrar de ojos las cosas se pondrían 13-9 en 24′ disputados. Pero Krsnik no se iba a quedar con esto que marcaría desde los siete metros para disminuir la ventaja a tres y luego para empatar todo 14-14. Croacia se pondría adelante luego de una gran jugada de Krsnik para asistir a banda y ganar 14-15 justo antes del descanso.

En la segunda mitad el partido se colocaría nuevamente ajustado, con ventajas de un gol y antes de los 10 minutos finales, el encuentro estaría empatado 23-23. Serbia tuvo la oportunidad de sellar la victoria en el partido, pero el disparo fue interceptado. Y al ataque, Croacia sentenció un resultado demoledor para las serbias.

El entrenador de Croacia, Nenad Sostaric comentó que: “Por supuesto que cometimos errores, eso es parte de la vida, es parte del balonmano. Pero al final del juego, pusimos nuestro corazón en el campo, hicimos un trabajo extremadamente bueno con la defensa (3-2-1) y finalmente salvamos el gol con un jugador menos en los últimos 20 segundos”.

FOTO PORTADA: EHF.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO