La EHF ha tenido que imponer una nueva y estricta medida preventiva a las jugadoras que están en la burbuja de Dinamarca luego de que una jugadora rumana haya dado positivo por Coronavirus.

El Europeo Femenino se albergará únicamente en Dinamarca, en Herning y Kolding, por ello la EHF pretende una burbuja sin problemas con las medidas de seguridad más estrictas pero que den los mejores resultados. Ahora, luego de un positivo de una jugadora rumana, la EHF ha obligado a todas las jugadoras a comer con guantes.

Por otro lado, han aclarado que el salir de la burbuja sin permiso está totalmente prohibido. Además, significaría la descalificación automática y una multa de la cual la EHF no ha declarado cifras aún. El que quiera romper las normas, se las verá duro debido a que afectará al país con la sanción y además, a su equipo con la participación en el torneo.

La EHF está alarmada luego de conocer que en la llegada del combinado rumano al país, se ha confirmado el positivo de una jugadora que no han querido revelar su identidad. Crina Pintea y Laura Moisa fueron otras de las rumanas que dieron positivo pero particularmente, ellas dos no viajaron con el equipo.

Cuatro selecciones del grupo que jugará en Kolding se encuentran atravesando problemas por la COVID-19. Primeramente Rumania. Luego está el caso de Polonia, de los cuales se ven bastante afectados. Ya que de las 35 jugadores inscritas para jugar el Europeo, al menos 14 han dado positivo en los tests previos al viaje a Dinamarca.

Encontramos también a Alemania. Su entrenador, Henk Groener, se encuentra confinado en su país esperando el permiso para viajar y concentrarse con su selección. Finalmente está Noruega que ha recuperado a su estrella Veronica Kristiansen, que ha estado 22 días confinada. Pero por ahora, no podrán contar con Silje Solberg.

Las 'Guerreras' disputan el Europeo en 'zona roja'

Foto: MARCA.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO