Las Guerreras empataron ante Montenegro en el que fue su último encuentro del Europeo Femenino. un Europeo marcado por las grandes pérdidas de balón de las españolas, desconcentraciones defensivas pero sensaciones positivas sobre todo, desde el ámbito ofensivo.

Ni España ni Montenegro peleaban por nada en este partido, por parte de las de Carlos Viver, no tenían oportunidad de tercer puesto ni de optar por medallas. Igual para las montenegrinas que, no obstante, le jugaron un muy buen encuentro a las Guerreras.

La primera mitad sería una grandiosa para España, con un muy claro dominio ante las de Dane Kim Rasmussen que no podían encontrarse en la pista. Un parcial de 6-0 luego del primer punto del partido anotado por las de Montenegro, daría buenas noticias a Las Guerreras que, estaban lanzadas al ataque con tres goles consecutivos de Jennifer Gutiérrez.

Un gol de Mehmedovic en Montenegro, cortaría la buena racha de seis goles seguidos para España. Uno de los mejores minutos que le hemos visto a la selección en el presente torneo continental. A falta de pocos minutos para que finalizara la primera mitad, España se colocaría adelante 12-7 y aprovecharía aún más la situación tras una exclusión a una jugadora montenegrina.

España selló una asombrosa primera mitad / Foto: EHF.

Marta López anotaría un hermoso golazo para irse al descanso liderando el marcador por 17-11, en la -posiblemente- mejor mitad que le hemos visto a Las Guerreras en el Europeo de Dinamarca. Un primer tiempo marcado por el castigo de las españolas en cada contraataque, parecían un equipo distinto al que veníamos viendo en el torneo.

Una segunda mitad tambaleante para Las Guerreras

La segunda mitad fue para España como si de un día soleado, sin nubosidad, despejado. Pasara de un abrir y cerrar de ojos a una tormenta oscura y llena de relámpagos. Ljubica Nenezic, un nombre que Las Guerreras van a recordar y es que su partido fue totalmente alucinante en la portería, donde detuvo 12 lanzamientos. Lo increíble del caso de Nenezic, es que era su primer partido en el campeonato. Un debut para guardar, donde se llevó el premio a mejor jugadora del partido.

Además, las españolas perdieron el control a 15 minutos del final. Tras un inicio maravilloso de las de Rasmussen donde pudieron empatar el partido a 20. Luego de un -casi- perfecto parcial de 9-3 a favor de Montenegro. El partido de Nerea Pena sería buenísimo, anotaría seis goles en siete disparos, lo que la dejaba con una efectividad del 86% en el partido. De hecho, se cargó el equipo al hombro cuando el partido estaba de gol en gol y no se separaban de uno de distancia. Los últimos tres goles, serían de ella y el partido se empataría 26-26.

Un paradón de Silvia Navarro le daba la oportunidad de España atacar para ganar en la recta final del partido. Un último disparo de Jennifer Gutiérrez en el último segundo sería salvado por Nenezic, que estuvo sobresaliente.

España cayó en la segunda parte / Foto: EHF.

FOTO PORTADA: EHF.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO