La selección de balonmano de Uruguay está viviendo una situación totalmente atípica a muy pocos días de debutar en el Mundial de Egipto 2021. Debido a la suspensión de deportes bajo techo, la selección masculina no tiene cancha con techo para entrenar.

La primera participación de Uruguay en un Mundial no empieza de la mejor manera ya que tendrá muy pocos días de preparación antes de su debut en Egipto. El conjunto que dirige Jorge Botejara entrenó la pasada semana al aire libre en una plaza. Para ser más específicos, la plaza Líber Seregni. Donde entrenaron dos días desde las 7 de la mañana. Ahora, entrenaron el pasado lunes en la cancha abierta de Colegio Alemán que, tiene las medidas reglamentarias pero tiene piso de cemento. Situación que les impide jugar con sus nuevas pelotas marca Molten.

“Lo primero que hicimos fue solicitarle al flamante presidente de la Federación Uruguaya de Handball (FUH), el ingeniero Joaquín Goyoaga, que genere instancias de diálogo con la Secretaría Nacional del Deporte (SND) para poder generar un protocolo específico para esta selección que nos habilite a entrenar. Somos un grupo cerrado y venimos trabajando con la doctora Andrea Beltrán, por lo que no solo estamos controlados, sino que también venimos ya con un proceso de trabajo”, contó Botejara al medio Referí.

Uruguay había empezado a prepararse físicamente en agosto / Foto: Diego Battiste.

Botejara explicó que: “A 40 días de jugar un Mundial no solo es importante la parte física, sino también la técnico-táctica. Porque nuestra participación dependerá de la intensidad de los entrenamientos ya que los amistosos que pretendíamos tener ya quedaron cancelados”.

“Agradecemos mucho el gesto que tuvo el Colegio Alemán al cedernos su cancha, pero hay que tener en cuenta que nos estamos preparando para un Mundial indoor, bajo techo. Necesitamos entrenar con las pelotas con las que vamos a jugar y en cancha sintética. Además, los entrenamientos no pueden depender de las vicisitudes del factor climático porque si llueve ahora no podremos entrenar”. Criticaba el técnico de Uruguay.

Las preparaciones físicas habían comenzado el pasado mes de agosto cuando entrenaron bajo techo en la cancha del colegio Clara Jackson. “Esos entrenamientos se sumaban a los que cada jugador realizaba con sus equipos. Pero ahora que el torneo fue suspendido necesitamos pasar a entrenar en un régimen de todos los días”. Comentó Botejara.

La selección de Uruguay tiene hasta el viernes 15 de enero para intentar prepararse d ela mejor manera. Su debut será ese mismo día contra Alemania; Dos días después enfrentará a Hungría y finalmente jugará ante Cabo Verde. Un muy duro grupo para la poca preparación que tendrán.

Jorge Botejara, seleccionador de Uruguay / Foto: Diego Battiste.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO