La selección danesa logró la clasificación a las semifinales del Mundial tras tumbar en un partido absolutamente tremendo, donde los anfitriones cayeron con la cabeza en alto. Dinamarca fue guiado por Mikkel Hansen, Magnus Saugstrup y por las paradas de Niklas Landin, que tuvo un rendimiento fenomenal.

El partido comenzó con un gran arranque de los egipcios que se ponían adelante 0-3, con goles de Yehia Elderaa, Ahmed Elahmar y Ahmed Hesham. Pero pronto reaccionarían los nórdicos. A pesar de otro más de Elderaa, Hansen recortaría ventajas 1-4. Tres minutos corrieron en el reloj y Dinamarca empató el encuentro 4-4 con 10′ en el reloj.

Las cosas no se separarían más allá de dos goles de diferencia. El eléctrico e igualado ritmo seguiría hasta el final del partido, que tardó bastante en finalizar. Tras goles de ambos lados, los daneses de Nicolaj Jacobsen recuperarían el empate y se pondrían delante por primera vez en el partido. Los goles de Magnus Saugstrup colocarían las cosas 9-8 para Dinamarca que, encaminaría el resultado a un 16-13 en la primera mitad. Con un gran cierre de Lasse Svan, anotando 3 en los últimos 4 minutos.

Egipto despertaría en la segunda parte, gracias al espectacular nivel de Yahia Khalid. Un segundo asalto que comenzaría con gol de Mikkel Hansen para colocar las cosas 17-14. Pero la reacción egipcia aparecería. Un parcial de 4-0 encabezado por Yahia Khalid colocaba a Egipto a liderar en ese momento del encuentro. Apenas habían transcurrido 8 minutos del segundo tiempo, pero se vivía uno de los mejores partidos de los Mundiales, y probablemente el mejor de este campeonato.

Imagen

Dinamarca y Egipto vivieron uno de los mejores partidos de los Mundiales / Foto: Egypt 2021.

Pero Hansen no se iba a quedar de brazos cruzados, que marcaría dos goles seguidos para poner arriba a su nación 20-19. Mikkel, terminó siendo el goleador de la selección danesa con 10 en total. Que tras una serie de contraataques, anotaría tres más de forma consecutiva y la igualdad permanecería. 22-22, 13 minutos por jugarse y el partido seguía teniendo un alto ritmo. De los más altos de los últimos tiempos.

Era totalmente frenético lo que se estaba viviendo en El Cairo Stadium. Mathias Gidsel lideraba un parcial de 3-0 a favor de los daneses que los volvía a colocar encima en el marcador (25-23). Pero Egipto volvería a empatar las cosas. Nadie dejaba nada, no querían dejar ir la oportunidad de estar entre los cuatro mejores equipos del mundo. Los últimos dos minutos fueron una maravilla: Egipto se adelantó 27-28 con dos goles de Yahia Khalid, pero en los últimos segundos Magnus Landin sellaría la prórroga.

La prórroga se viviría intensamente y sería sellada nuevamente en el último minuto. Pero al comienzo, Dinamarca se separaba a dos (32-30) con los esfuerzos de Hansen, que estaba rompiendo las redes. Lasse Svan alejaría a los daneses 34-32 pero una brutal reacción de los anfitriones empataba todo a 34. Elderaa colocaría el partido 34-35, cuando todo parecía perdido para los nórdicos, apareció Odin: Magnus Landin, otra vez, con un gol en el último minuto. Con las cosas 35-35, se irian a penales.

Dos prórrogas fueron agotadas. Y el pase a las semifinales dependía de la precisión desde los siete metros. Elahmar y Zein no iban a estar del todo correcto. Sellando así el 39-38 final para Dinamarca, en un partido que entrará en los libros de la historia de los Mundiales.Los daneses esperan por el partido entre España y Noruega, para conocer a su próximo rival.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO