Ambros Martín finalizó el Europeo Femenino de 2020 siendo destituido por la selección de Rusia. Tras ello, regresó a España, en Zaragoza específicamente. Una llamada de su excompañero Pablo Hernández, le llevó al BM Zaragoza Ademar. Donde está colaborando y ayudando como entrenador del equipo a varios muchachos de la cantera y del club. Una ayuda fenomenal, ya que se trata de un campeón de Champions con un club de Primera Nacional Masculina.

Martín siente que el club zaragozano lo está haciendo de muy buena manera, donde comentó a El Periódico de Aragón que: «En el club han sido capaces de unir dos escuelas (Adecor y Ademar), es incluyente, están abiertos a otras y tiene la idea clara de llegar a lo más alto y merece la pena. Además, por la idea y los jugadores me resulta una experiencia muy satisfactoria. Considero que es una ciudad con una enorme tradición de balonmano a todos los niveles y por distintas causas se ha perdido». Confirmando que la idea de venir al club y ayudar a sus jugadores, le ha llamado mucho la atención.

Resultado de imagen de ambros martín

Pablo Hernández se enteró de que el entrenador español estaba en la ciudad y no dudó ni dos segundos en marcarle al móvil para hablar con él y proponerle llegar al club: «A partir de mi destitución en Rusia ha ido a más y me pidieron si podía dar un paso más. Se mantienen los mismos entrenadores (Cristian Rosell y Félix Latre), pero sí que soy responsable de concretar, de llevar las sesiones y marcar las pautas pero con ayuda de los técnicos (..) Aunque llevamos poco tiempo entrenando los chicos han cogido la idea y los entrenamientos están siendo muy buenos. Cogen las cosas muy rápido y de forma muy eficaz».

«Una vez llegas a lo máximo te apetece otra cosa, llevaba con ese desafío desde hace mucho tiempo y todavía lo mantengo, es uno de los pasos a realizar en el futuro” comenta Ambros Martín que se sentía en un mismo ciclo y decidió aportar y nutrir con su experiencia a  jóvenes jugadores de balonmano que quieren llegar a lo más alto.

Sobre su futuro ha abierto las puertas a regresar al balonmano masculino. Pero también indica que si vuelve al balonmano femenino, sería al Gyor: «En balonmano femenino solo volvería al Gyor húngaro. Porque es un club especial y allí se vive el balonmano de forma diferente. En masculino estoy a la espera de un proyecto en el que seamos capaces de hacer lo que se consiguió en el Itxako de Estella. Donde fuimos capaces de partir de la nada, entre comillas, a una final de la Champions, o culminarlo, como en el Gyor. Es decir, coger un proyecto y hacerlo ganador»

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO